Im­pul­so la­bo­ral y re­crea­ti­vo en la se­de ba­rrial Cen­te­na­rio

Las pro­pues­tas es­tán di­ri­gi­das a los ve­ci­nos en ge­ne­ral, pe­ro so­bre to­do a aque­llas mu­je­res so­las o con hi­jos que ne­ce­si­tan apren­der un ofi­cio pa­ra ac­ce­der a un in­gre­so eco­nó­mi­co.

La Nueva - - PUNTA ALTA. - Na­ta­lia Mi­guel nmi­guel@la­nue­va.com

Un en­tu­sias­ta gru­po de per­so­nas, en­ca­be­za­do por En­car­na­ción Qui­ro­ga, apues­ta fuer­te­men­te al de­sa­rro­llo del cen­tro ba­rrial Cen­te­na­rio, con pro­pues­tas di­ri­gi­das a to­dos los ve­ci­nos, in­clu­so a los ni­ños, pe­ro fun­da­men­tal­men­te a aque­llas mu­je­res so­las o con hi­jos que ne­ce­si­tan apren­der un ofi­cio pa­ra lle­var un in­gre­so eco­nó­mi­co a sus ho­ga­res.

Qui­ro­ga, im­pul­so­ra tam­bién de la or­ga­ni­za­ción no gu­ber­na­men­tal Ma­nos En­tre­la­za­das, que atien­de ca­sos de vio­len­cia fa­mi­liar, se en­cuen­tra su­ma­men­te con­sus­tan­cia­da con la reali­dad so­cial, que se des­pren­de del tra­ba­jo en red con otras ins­ti­tu­cio­nes lo­ca­les.

Sa­be­do­ra, por ex­pe­rien­cia pro­pia y por su la­bor comunitaria, de la si­tua­ción de mu­chas mu­je­res, ca­da vez más, que se di­vor­cian y se con­vier­ten en je­fes de fa­mi­lia, es que de­ci­dió dar­le un fuer­te despegue a la ac­ti­vi­dad so­cial, con el de­sa­rro­llo de ta­lle­res y cur­sos con cer­ti­fi­ca­ción, pe­ro sin de­jar de la­do el as­pec­to re­crea­ti­vo y la asis­ten­cia mé­di­ca.

Pa­ra ello, pri­me­ro se pu­so ma­nos a la obra. Hu­bo mu­cho que re­fac­cio­nar en las ins­ta­la­cio­nes de la se­de so­cial y aún res­tan tra­ba­jos por ha­cer. Se cui­da­ron los de­ta­lles pa­ra que los es­pa­cios sean có­mo­dos, con­for­ta­bles, y las per­so­nas que allí asis­tan, tan­to ca­pa­ci­ta­do­res y pro­fe­sio­na­les co­mo ve­ci­nos se sien­tan de la me­jor ma­ne­ra po­si­ble.

"La nueva co­mi­sión co­mien­za a re­gir en ma­yo, pe­ro en no­viem­bre pa­sa­do me hi­ce car­go co­mo vi­ce­pre­si­den­ta en au­sen­cia del pre­si­den­te. Des­de allí co­men­za­mos a tra­ba­jar mu­cho y la gen­te no­tó un cam­bio im­por­tan­te. Se co­lo­có el alam­bre pe­ri­me­tral en el pre­dio de la so­cie­dad, don­de con­ta­mos con sa­lo­nes de usos múl­ti­ples y la sa­la mé­di­ca", co­men­tó Qui­ro­ga.

Los sa­lo­nes, di­jo, son al­qui­la­dos pa­ra sol­ven­tar los gas­tos de los ser­vi­cios.

"Es­tán to­tal­men­te reacon­di­cio­na­dos. Allí se dic­ta­rán 21 cur­sos. Los ve­ci­nos es­tán muy con­ten­tos por­que ven re­fle­ja­da la cuo­ta mí­ni­ma de 20 pe­sos que apor­tan to­dos los me­ses y que re­dun­da­rá en su be­ne­fi­cio", agre­gó.

"El sa­lón prin­ci­pal es­ta­ba prác­ti­ca­men­te des­trui­do. No te­nía pin­tu­ra, las puer­tas no se ce­rra­ban, los ba­ños es­ta­ban clau­su­ra­dos. To­do se re­fac­cio­nó y has­ta se co­lo­ca­ron cor­ti­nas. Que­dó muy lindo", di­jo.

"Las mu­je­res se po­drán ca­pa­ci­tar y lue­go lle­var ade­lan­te su pro­pio emprendimiento. Hay mu­chas mu­je­res que vie­nen del in­te­rior y se es­ta­ble­cen en Pun­ta Al­ta. Lue­go de se­pa­rar­se de sus ma­ri­dos no tie­nen la po­si­bi­li­dad de re­gre­sar a su lu­gar de ori­gen y ne­ce­si­tan un ma­yor sos­tén eco­nó­mi­co pa­ra sus hi­jos y pa­ra ellas mis­mas. Es un pro­ble­ma cul­tu­ral y es nues­tra reali­dad".

"A par­tir de es­te es­pa­cio, que ocu­po con mu­cho or­gu­llo, tra­to de ge­ne­rar, con la co­la­bo­ra­ción de otras per­so­nas, al­ter­na­ti­vas que ali­vien y re­vier­tan de­ter­mi­na­das si­tua­cio­nes. Pri­me­ro me to­có con la con­ten­ción de las víc­ti­mas de vio­len­cia y aho­ra con los mi­cro­em­pren­di­mien­tos".

"En cuan­to a los pro­fe­so­res les co­bra­mos un por­cen­ta­je de las ins­crip­cio­nes, que es mí­ni­mo. Nues­tro ob­je­ti­vo es brin­dar un buen ser­vi­cio a los so­cios y los ve­ci­nos en ge­ne­ral", aco­tó.

Las ins­crip­cio­nes pa­ra los ta­lle­res se ca­na­li­za­rán des­de hoy y has­ta el vier­nes ve­ni­de­ro. Ya hu­bo mu­chas con­sul­tas. Se en­tre­ga­rán cer­ti­fi­ca­dos.

AGENCIA PUN­TA AL­TA

Par­te del gru­po que tra­ba­ja en la re­cu­pe­ra­ción de las ins­ta­la­cio­nes en la se­de ba­rrial.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.