Ve­ne­zue­la: la OEA de­be de­ci­dir si apli­ca la Car­ta De­mo­crá­ti­ca

La cláu­su­la no su­po­ne la ex­pul­sión o sus­pen­sión del blo­que, sino que abre un pro­ce­so de ges­tio­nes di­plo­má­ti­cas pa­ra que el Go­bierno afec­ta­do res­pon­da a las pe­ti­cio­nes in­ter­na­cio­na­les.

La Nueva - - EL MUNDO. -

La Or­ga­ni­za­ción de Es­ta­dos Ame­ri­ca­nos (OEA) de­ci­di­rá es­ta semana si apues­ta por ini­ciar el pro­ce­so de la Car­ta De­mo­crá­ti­ca pa­ra pre­sio­nar al Go­bierno ve­ne­zo­lano a res­pe­tar la se­pa­ra­ción de po­de­res, fi­jar un ca­len­da­rio elec­to­ral y li­be­rar a los po­lí­ti­cos pre­sos.

Pa­ra hoy es­tá con­vo­ca­da una se­sión del Con­se­jo Per­ma­nen­te (em­ba­ja­do­res) en la que, ade­más de una du­ra re­so­lu­ción, po­dría vo­tar­se la con­vo­ca­to­ria de una reunión de can­ci­lle­res pa­ra eva­luar si ha lle­ga­do el mo­men­to de ini­ciar el pro­ce­so de la Car­ta, que va des­de las ges­tio­nes di­plo­má­ti­cas has­ta la sus­pen­sión.

El pre­si­den­te de Perú, Pe­dro Pa­blo Kuczyns­ki, anun­ció que los can­ci­lle­res ame­ri­ca­nos se re­uni­rán en la OEA pa­ra “to­mar una po­si­ción so­bre la Car­ta In­te­ra­me­ri­ca­na”.

Fuen­tes di­plo­má­ti­cas ex­pli­ca­ron que se ha acor­da­do que sean los can­ci­lle­res, y no los em­ba­ja­do­res en la OEA, los que vo­ten la apli­ca­ción de la Car­ta a Ve­ne­zue­la.

Tan­to pa­ra con­vo­car la reunión de can­ci­lle­res co­mo pa­ra que se ini­cie el pro­ce­so de la Car­ta son ne­ce­sa­rios 18 vo­tos, la ma­yo­ría sim­ple de los 35 Es­ta­dos miem­bros.

La Car­ta es un ins­tru­men­to ju­rí­di­co crea­do por una­ni­mi­dad en 2001 co­mo ga­ran­te de la de­mo­cra­cia en la re­gión e in­clu­ye en su ar­tícu­lo 20 un pro­ce­so gra­dual de ges­tio­nes di­plo­má­ti­cas “pa­ra pro­mo­ver la nor­ma­li­za­ción de la ins­ti­tu­cio­na­li­dad de­mo­crá­ti­ca” en el Es­ta­do afec­ta­do que, de fra­ca­sar, po­dría lle­var a la sus­pen­sión del en­te.

Por el mo­men­to, el gru­po de al­re­de­dor de 20 paí­ses (el nú­me­ro va­ría li­ge­ra­men­te en fun­ción de lo que se vo­ta) que quie­re pre­sio­nar al Go­bierno de Ni­co­lás Ma­du­ro con­tem­pla so­lo la sus­pen­sión co­mo “úl­ti­mo re­cur­so” y pre­fie­re ago­tar la vía di­plo­má­ti­ca.

No obs­tan­te, ca­da vez son más los Es­ta­dos que creen que esas ges­tio­nes di­plo­má­ti­cas de­be­rían ha­cer­se ya en el mar­co del pro­ce­so de la Car­ta, que se ini­cia­ría si en esa reunión de can­ci­lle­res al me­nos 18 vo­tan que en Ve­ne- zue­la “hay una al­te­ra­ción del or­den cons­ti­tu­cio­nal” que afec­ta “gra­ve­men­te su or­den de­mo­crá­ti­co”.

La reunión de hoy en la OEA con­vo­ca­da a pe­ti­ción de 20 paí­ses tie­ne co­mo ob­je­to eva­luar “los re­cien­tes even­tos” en Ve­ne­zue­la, es de­cir, las de­ci­sio­nes del Tri­bu­nal Su­pre­mo de asu­mir las fa­cul­ta­des de la Asam­blea y li­mi­tar la in­mu­ni­dad par­la­men­ta­ria.

REU­TERS

En Ca­ra­cas con­ti­núan las pro­tes­tas con­tra Ma­du­ro.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.