Los en­ga­ños que po­nen en ries­go un gran ne­go­cio

Más de 50 com­pra­do­res por ho­ra son en­ga­ña­dos en In­ter­net. El 88 % usó tar­je­ta de cré­di­to.

La Nueva - - SOCIEDAD. -

MÁS DE 47 MI­LLO­NES DE TRANSAC­CIO­NES

Du­ran­te to­do 2016 se rea­li­za­ron en la Ar­gen­ti­na al­re­de­dor de 47 mi­llo­nes de com­pras a tra­vés de In­ter­net, aun­que es­pe­cia­lis­tas en el ru­bro ase­gu­ran que es­te fe­nó­meno tec­no­ló­gi­co tie­ne una zo­na os­cu­ra y es­ti­man que ca­da ho­ra ocu­rren cer­ca de 53 en­ga­ños o frau­des ci­ber­né­ti­cos.

El pro­me­dio de lo in­ver­ti­do en ca­da com­pra fue de 2.100 pe­sos y se cal­cu­la que 18 mi­llo­nes de ar­gen­ti­nos ya hi­cie­ron com­pras on­li­ne al me­nos una vez.

Se­gún los in­for­mes del cre­ci­mien­to en 2016 de las transac­cio­nes a tra­vés de In­ter­net, di­fun­di­dos por la Cá­ma­ra Ar­gen­ti­na de Co­mer­cio Elec­tró­ni­co (Cace), la fac­tu­ra­ción fue de 102 mil mi­llo­nes de pe­sos.

Los me­dios de pa­go más uti­li­za­dos du­ran­te 2016 fue­ron las tar­je­tas de cré­di­to, con un 88 % de las com­pras.

De acuer­do a lo que es­ti­man ex­per­tos en ven­tas a tra­vés de In­ter­net, que tam­bién ana­li­zan la pro­ble­má­ti­ca de las es­ta­fas y en­ga­ños, un cálcu­lo apro­xi­ma­do in­di­ca que el 1 % del to­tal de las com­pras tie­ne es­tas ca­rac­te­rís­ti­cas pro­ble­má­ti­cas.

Se sa­be que por día se rea­li­zan más de 128 mil ven­tas, lo que po­ne de ma­ni­fies­to que ca­da ho­ra se pro­du­cen 53 he­chos de en­ga­ño o di­rec­ta­men­te frau­des, se­gún pu­bli­có Diario Po­pu­lar.

"Com­pré una ca­ma, uti­li­cé una pla­ta­for­ma muy co­no­ci­da. Hi­ce la com­pra con tar­je­ta de cré­di­to. Te­nía que lle­gar en 25 días, pe­ro pa­sa­ron 60 días y no lle­ga­ba. En­ton­ces, hi­ce el re­cla­mo. Fue to­do un re­co­rri­do", se­ña­ló Pau­la, una víc­ti­ma de fal­sa pu­bli­ci­dad y en­ga­ño.

La mu­jer pre­ci­só que "pu­do re­cu­pe­rar el di­ne­ro, pe­ro tu­ve que per­der mu­chí­si­mo tiem­po”.

Leandro Massa, un jo­ven que acos­tum­bra a com­prar a tra­vés de di­ver­sas pla­ta­for­mas por In­ter­net, ex­pli­có en un in­for­me del no­ti­cie­ro Te­le­nue­ve que pa­de­ció un en­ga­ño con una pá­gi­na de pro­mo­cio­nes.

"Siem­pre tie­ne pre­cios muy ba­jos, te se­du­cen, y en mi ca­so com­pré una pro­mo­ción de ma­sa­jes en un spa. Yo com­pré pen­san­do que iban a res­pe­tar los días y ho­ra­rios, pe­ro me en­cuen­tro con que na­da que ver. Hi­ce el re­cla­mo y en 72 ho­ras me die­ron la pla­ta, sin em­bar­go fue muy pro­ble­má­ti­co", di­jo el mu­cha­cho.

Ase­gu­ró que "los pro­ce­sos de re­cla­mo son len­tos" y que "ter­mi­nan sien­do por te­lé­fono, siem­pre muy en­go­rro­so to­do el pro­ce­so.

"Lo que es se­gu­ro es que si te es­ta­fan por po­co di­ne­ro, en un pun­to, te can­sás", di­jo el dam­ni­fi­ca­do.

Ca­ro­li­na Suá­rez, es­pe­cia­lis­ta en de­re­chos de los con­su­mi­do­res, sos­tu­vo: "Las pla­ta­for­mas don­de ha­ce­mos las com­pras son em­pre­sas que no pue­den evi­tar su res­pon­sa­bi­li­dad an­te pro­ble­mas con las transac­cio­nes, es de­cir, no se pue­den la­var las ma­nos.

"Lo que ve­mos es que hay es­pa­cios con mu­cha fa­ma de bue­nos ven­de­do­res y pue­den ser fic­ti­cias. Di­bu­jan una ima­gen que no es tal", in­di­có.

Asi­mis­mo, Suá­rez ex­pli­có: "Si se com­pra por In­ter­net, los usua­rios de­be­mos sa­ber que con­ta­mos con la fi­gu­ra del arre­pen­ti­do, y te­ne­mos 10 días pa­ra in­for­mar a la com­pa­ñía que no nos in­tere­sa el pro­duc­to, y los gas­tos de en­vío co­rren por cuen­ta de la fir­ma".

Fa­ce­book no fue crea­da pa­ra el co­mer­cio de pro­duc­tos o ser­vi­cios, sin em­bar­go hay co­mu­ni­da­des en­te­ras que ven­den o com­pran.

Allí, se­gún lo que sos­tie­nen los es­pe­cia­lis­tas en se­gu­ri­dad in­for­má­ti­ca, es muy di­fí­cil rea­li­zar re­cla­mos an­te si­tua­cio­nes de en­ga­ños o frau­des.

"En nues­tro ca­so, en el per- fil Less is Mo­re, ya son más de 48.000 los usua­rios, gen­te que par­ti­ci­pa de even­tos. Es una enor­me co­mu­ni­dad. Has­ta el mo­men­to, no tuvimos es­ta­fas o he­chos de­lic­ti­vos. Lo que de­tec­ta­mos fue­ron ca­sos de in­cum­pli­mien­to en el có­di­go de con­vi­ven­cia. Allí in­ter­ve­ni­mos me­dian­do, y se de­vuel­ve el di­ne­ro o el pro­duc­to", di­jo Ca­ro­li­na Ca­va­lie­ri, ad­mi­nis­tra­do­ra del es­pa­cio.

En ese mar­co, Ca­va­lie­ri sos­tu­vo que "se re­co­mien­da che­quear quie­nes ad­mi­nis­tran las pá­gi­nas, y que se con­tac­ten, es­pe­ran­do re­ci­bir res­pues­ta, por­que ahí se tie­ne una pau­ta de si es un es­pa­cio que cui­da a los usua­rios".

En torno a es­ta pro­ble­má­ti­ca que re­gis­tra Fa­ce­book, en per­fi­les que son más in­se­gu­ros, Lu­cas Paus, es­pe­cia­lis­ta en se­gu­ri­dad in­for­má­ti­ca, in­di­có que "los lu­ga­res de com­pra y ven­ta en es­ta red so­cial son po­ten­cial­men­te pe­li­gro­sos, por­que no hay pla­ta­for­ma pa­ra ha­cer el pa­go de for­ma se­gu­ra, no se che­quea iden­ti­dad o si la transac­ción se ha­ce, y hay mu­chos gri­ses que no te dan una pers­pec­ti­va cla­ra co­mo com­pra­dor". Con­se­jos Re­des se­gu­ras. Los pa­que­tes de in­for­ma­ción trans­mi­ti­dos a tra­vés de las co­ne­xio­nes pú­bli­cas (ba­res, ci­ber, etc.) pue­den ser cap­tu­ra­dos fá­cil­men­te por hac­kers o ci­ber­de­lin­cuen­tes. An­ti­vi­rus. An­tes de em­pe­zar a com­prar, ase­gu­rar­se de te­ner un buen an­ti­vi­rus. De­vo­lu­cio­nes. An­tes de com­prar en una tien­da on­li­ne re­vi­sar que tie­nen su po­lí­ti­ca de pri­va­ci­dad en un lu­gar vi­si­ble y que es­té ac­tua­li­za­da. Da­tos per­so­na­les. Si te ex­tra­ña que te pi­dan al­gún dato per­so­nal pa­ra efec­tuar la com­pra, no lo ha­gas y re­vi­sa si es­tás en el si­tio co­rrec­to.

“Los usua­rios de­be­mos sa­ber que con­ta­mos con la fi­gu­ra del arre­pen­ti­do, y te­ne­mos 10 días pa­ra in­for­mar a la com­pa­ñía que no nos in­tere­sa el pro­duc­to”.

De­ma­sia­do bue­na. La ofer­ta que aca­bas de re­ci­bir al co­rreo ¿es de­ma­sia­do bue­na pa­ra ser ver­dad? En­ton­ces, po­si­ble­men­te no lo sea.

ARCHIVO LA NUEVA.

Se ha­cen más de 128 mil ven­tas por día.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.