Una idea con más de 100 años de vi­gen­cia

La Nueva - - EL PAÍS. -

Da­tos ofi­cia­les pa­ra el año 2015 ase­gu­ran que mien­tras ca­da bo­nae­ren­se re­ci­bió 4.656 pe­sos en con­cep­to de fon­dos co­par­ti­ci­pa­dos, un fue­gino o un ca­ta­mar­que­ño se que­da­ron con 33.640 y 27.808 pe­sos res­pec­ti­va­men­te.

Más allá de las ci­fras, lo cier­to es que la idea de di­vi­dir la Pro­vin­cia es una de las de­man­das de va­rios po­lí­ti­cos y aca­dé­mi­cos ar­gen­ti­nos, que coin­ci­den con Mon­zó en la im­pe­rio­sa necesidad de or­de­nar una ju­ris­dic­ción ca­ta­lo­ga­da co­mo "in­via­ble" por sus enor­mes he­te­ro­ge­nei­da­des pro­duc­ti­vas y has­ta cul­tu­ra­les.

La idea de di­vi­dir el vas­to te­rri­to­rio de la Pro­vin­cia de Bue­nos Aires tie­ne más de un si­glo: una de las pri­me­ras ve­ces que se dis­cu­tió fue allá por 1884, cuan­do es­te diario pe­día por una nueva pro­vin­cia del Sur, que tu­vie­se co­mo ca­pi­tal a nues­tra ciu­dad.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.