Bahía: desafec­ta­ron a más de 40 po­li­cías en los úl­ti­mos 5 años

De ellos, 20 es­tán o es­tu­vie­ron pre­sos por abu­so se­xual, ro­bo, en­ri­que­ci­mien­to ilí­ci­to o coima. Lo con­fir­mó el jefe de la De­par­ta­men­tal.

La Nueva - - SEGURIDAD -

EL ÚL­TI­MO CA­SO FUE EN PE­DRO LU­RO

El co­mi­sa­rio ma­yor Gus­ta­vo Mal­do­na­do es el jefe de la po­li­cía re­gio­nal que ma­yor tiem­po ha per­ma­ne­ci­do en el car­go. Y quien más uni­for­ma­dos de la ju­ris­dic­ción pu­so a dis­po­si­ción de la jus­ti­cia.

Des­de su asun­ción en la De­par­ta­men­tal de la ave­ni­da Alem 836, el 12 de enero de 2012, un to­tal de 42 po­li­cías fue­ron desafec­ta­dos de la fuer­za y ca­si la mi­tad de ellos es­tán o es­tu­vie­ron pri­va­dos de la li­ber­tad.

“A aque­llos efec­ti­vos que ca­mi­nan tor­ci­dos, va­mos a po­ner­los a dis­po­si­ción de la jus­ti­cia y de Asun­tos In­ter­nos”, in­sis­tió Mal­do­na­do, días des­pués de la de­ten­ción de dos agen­tes de Pe­dro Lu­ro, acu­sa­dos de pe­dir­le una coima a un co­mer­cian­te.

La pro­pia po­li­cía de Se­gu­ri­dad que él con­du­ce fue la que re­gis­tró la ma­yo­ría de esas de­ten­cio­nes.

A los 20 ofi­cia­les y sub­ofi­cia­les exo­ne­ra­dos o ce­san­tea­dos se los acu­só de de­li­tos gra­ves, co­mo abu­so se­xual, vio­len­cia de gé­ne­ro, ro­bo con ar­mas, exac­cio­nes ile­ga­les e in­cum­pli­mien­to de los de­be­res de fun­cio­na­rio.

“Por ejem­plo, aprehen­di­mos al sub­te­nien­te Wal­ter De­rro­me­dis por ro­bo ca­li­fi­dió ca­do e in­clu­so alla­na­mos su do­mi­ci­lio en busca de prue­bas. Es un po­li­cía que asal­tó a una pa­re­ja en el Par­que de Ma­yo en 2012”, re­la­tó.

“Cuan­do lle­gó el pa­tru­lle­ro, él se iden­ti­fi­có co­mo per­so­nal po­li­cial. Efec­tuó un dis­pa­ro y se tren­zó en lu­cha con las víc­ti­mas”, agre­gó.

Otro ca­so em­ble­má­ti­co es el del sub­te­nien­te Gus­ta­vo Can­le y el ofi­cial prin­ci­pal Raúl Ota­men­di, quie­nes en la ac­tua­li­dad cum­plen con­de­na por pri­var de su li­ber­tad, pa­ra ro­bar­le 15.000 pe­sos, a un hom­bre de Bue­nos Ai­res, a quien ha­brían ob­ser­va­do ha­cien­do os­ten­ta­ción de di­ne­ro en un ca­ba­ret de Soler al 600.

Ni ha­blar de la re­so­nan­cia por la cap­tu­ra de los ex­co­mi­sa­rios Gus­ta­vo Mo­ral y Juan Ma­nuel Ca­ru­so, quie­nes el 3 de ju­nio de 2004 fue­ron echa­dos de la fuer­za por en­ri­que­ci­mien­to ilí­ci­to. En 2008, la jus­ti­cia los con­de­nó a 4 años de pri­sión.

Tan­to Ca­ru­so co­mo Mo­ral eran ti­tu­la­res de cuen­tas ban­ca­rias, pro­pie­ta­rios de in­mue­bles y vehícu­los, así co­mo de 900.000 dó­la­res que es­ta­ban en un ban­co.

De hé­roe a vi­llano

Mal­do­na­do tam­bién alu- al ca­pi­tán Iván Quin­tas, de­te­ni­do el 28 de abril de 2014 ba­jo la acu­sa­ción de ro­bo ca­li­fi­ca­do, le­sio­nes, da­ño y en­cu­bri­mien­to. Ese mis­mo día fue desafec­ta­do de la ins­ti­tu­ción.

“Quin­tas es­ta­ba vin­cu­la­do con una ban­da de asal­tan­tes y él ha­cía de cho­fer. Lo ca­li­fi­ca­ron co­mo hé­roe cuan­do se ti­ro­teó con unos ma­lan­dras en un asal­to en una he­la­de­ría de Vi­lla Mi­tre, pe­ro años des­pués lo de­tu­vi­mos cuan­do vol­vía a su ca­sa por­que el au­to de él ha­bía si­do uti­li­za­do en un atra­co”, afir­mó.

“Ha­ce po­cos días la jus­ti­cia le otor­gó la li­ber­tad asis­ti­da. Ya go­za­ba de arres­to do­mi­ci­lia­rio. Es­te es el úni­co efec­ti­vo desafec­ta­do que que­dó li­bre, por­que la ma­yo­ría es­tá cum­plien­do con­de­na”, di­jo.

La co­rrup­ción po­li­cial en Bahía Blan­ca tu­vo otro ca­pí­tu­lo el 18 de enero de 2014, cuan­do el sar­gen­to Clau­dio Mon­tag­no­li acep­tó di­ne­ro a cam­bio de no se­cues­trar una mo­to en Ze­la­rra­yán y Cu­yo, don­de tam­bién se ha­lla­ba el sar­gen­to Jor­ge Em­pa­ran­za.

“A Em­pa­ran­za lo ab­sol­vie­ron y a Mon­tag­no­li (exo­ne­ra­do) lo con­de­na­ron a 2 años de pri­sión en suspenso. Mi re­pro­che fue bas­tan­te po­lé­mi­co cuan­do di­je que no ha­bía in­se­gu­ri­dad sino in­jus­ti­cia, por­que jus­ta­men­te lo­gra- mos con­ven­cer a los dam­ni­fi­ca­dos que de­cla­ra­ran con­tra un efec­ti­vo po­li­cial, con to­da la car­ga emo­ti­va y las pre­sio­nes que eso con­lle­va”, re­sal­tó Mal­do­na­do.

“Sin em­bar­go la jus­ti­cia con­de­nó a Mon­tag­no­li a 2 años de pri­sión en suspenso. Pa­ra mí eso sig­ni­fi­ca pa­rar­se un ra­ti­to en el rin­cón, en pe­ni­ten­cia, por­que ni si­quie­ra fue pre­so; es una lo­cu­ra”, di­jo.

En el mis­mo sen­ti­do, la au­to­ri­dad se pre­gun­tó “qué men­sa­je le da­mos al po­li­cía que ha­ce bien las co­sas, por­que de es­ta for­ma no hay pre­mios y cas­ti­gos”, afir­mó.

Un ca­so lla­ma­ti­vo

La si­tua­ción más ex­tra­ña es la del ofi­cial prin­ci­pal Nel­son Pon­ce de León, a quien se de­tu­vo por “hur­to ca­la­mi­to­so ca­li­fi­ca­do”, en per­jui­cio de Mau­ro Fri­fri­ni, en Bahía San Blas, en mar­zo de 2012.

El Tri­bu­nal en lo Cri­mi­nal Nº 1 dio por acre­di­ta­do que Pon­ce de León, por en­ton­ces en­car­ga­do del des­ta­ca­men­to de aque­lla lo­ca­li­dad, “se apo­de­ró ile­gí­ti­ma­men­te de un re­flec­tor, un gru­po elec­tró­geno y una he­la­de­ra ter­moe­léc­tri­ca” de la vi­vien­da de Fri­fri­ni, a la que un tor­na­do le ha­bía vo­la­do el te­cho.

Por el de­li­to, los jue­ces le im­pu­sie­ron 2 años de pri­sión en suspenso.

El 13 de abril de 2012, Pon­ce de León fue apar­ta­do de la Po­li­cía, aun­que ven­ció la me­di­da ad­mi­nis­tra­ti­va y se re­in­cor­po­ró. En fe­bre­ro de 2014 fue san­cio­na­do, jun­to con la sar­gen­to Clau­dia Acos­ta, por la fu­ga de un de­te­ni­do.

Por ese in­ci­den­te se ins­tru­yó una cau­sa pe­nal que lue­go se ar­chi­vó, pe­ro Pon­ce de León fue se­pa­ra­do nue­va­men­te de la fuer­za el 6 de mar­zo de 2014. Cum­plió la san­ción y vol­vió a re­in­te­grar­se. En la ac­tua­li­dad es­tá en la co­mi­sa­ría de Do­rre­go. Sub­co­mi­sa­rio Alberto González y ofi­cia­les José Ga­lar­za y Javier Ur­bano (po­si­ble en­cu­bri­mien­to a Juan Su­ris). Sar­gen­to Liliana Mon­te­ne­gro (su hi­jo ha­bría ro­ba­do con su arma. Pun­ta Al­ta). Ofi­cial Lean­dro Mo­rán (abu­so de arma. Pun­ta Al­ta). Ofi­cial Agus­tín González (em­bis­tió con su au­to a otro po­li­cía. Pe­dro Lu­ro). Sar­gen­to Jor­ge Matz Ha­na (dis­pa­rar a un me­nor des­ar­ma­do). Te­nien­te Ro­ber­to Kal­busch (ro­bo de dos ar­mas). Ofi­cial Fé­lix Ca­mar­go (se atrin­che­ró en la ca­sa de su ex­pa­re­ja y la que­mó. Stroe­der). Sar­gen­to Juan Pablo Ar­ga­ña­raz (ame­na­zas y re­sis­ten­cia a la au­to­ri­dad. San Blas). Sar­gen­to Nés­tor González (vio­len­cia de gé­ne­ro). Ofi­cial Ma­tías Suá­rez (hur­to au­to­mo­tor). Sar­gen­to José Luis Mo­ra­les (ho­mi­ci­dio cul­po­so de 2 motociclistas. Pun­ta Al­ta). Te­nien­te Javier Man­si­lla (fal­sa de­nun­cia por asal­to. Pun­ta Al­ta). Sar­gen­to Patricio Ares (abu­so se­xual y vio­len­cia de gé­ne­ro). Ca­pi­tán Carlos Ta­na­si­je­vich (ave­ri­gua­ción de ilí­ci­to). Ofi­cial Fran­cis­co So­ti­lle (abu­so se­xual). Ofi­cial Leonardo Fran­co (vio­len­cia de gé­ne­ro y le­sio­nes). Sar­gen­to Ya­ni­na Peralta (pres­tó su arma a un de­lin­cuen­te). Te­nien­te Da­niel Gu­tié­rrez y ofi­cial Raúl Go­ror­do (coima en Pe­dro Lu­ro).

EM­MA­NUEL BRIANE-LA NUE­VA.

Se­gún el co­mi­sa­rio ma­yor Mal­do­na­do, los po­li­cías que “ca­mi­nan tor­ci­dos” se­rán pues­tos a dis­po­si­ción de la jus­ti­cia y de Asun­tos In­ter­nos.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.