Ca­ta­li­na Pe­lla en­con­tró una ru­ta al­ter­na­ti­va pa­ra su sue­ño

La bahien­se for­mó du­pla con la chi­le­na Da­nie­la Se­guel y es­tu­vo al bor­de de in­gre­sar a su pri­me­ra fi­nal WTA. Su ni­vel y nú­me­ros le abren nue­vas puer­tas.

La Nueva - - DEPORTES -

Se­gu­ra­men­te, por es­tas ho­ras, el va­lor de ha­ber lle­ga­do a las se­mi­fi­na­les de un tor­neo WTA en do­bles se ha­ya in­cre­men­ta­do pa­ra la bahien­se Ca­ta­li­na Pe­lla, quien ayer que­dó al bor­de de me­ter­se en su pri­me­ra de­fi­ni­ción de es­te ti­po de cer­tá­me­nes, lue­go de una gran se­ma­na en Bo­go­tá (Colombia), en com­pa­ñía con la chi­le­na Da­nie­la Se­guel.

Tan cer­ca es­tu­vo el triun­fo pa­ra Pe­lla-Se­guel que el sa­bor pre­ma­tu­ro fue amar­go, tras caer fren­te a la ro­sa­ri­na Na­dia Po­do­ros­ka y la bra­si­le­ña Bea­triz Had­dad Maia, por 2-6, 7-5 y 10-6, tras una ho­ra y 27 mi­nu­tos de jue­go.

La re­so­lu­ción del due­lo ocu­rrió de tal for­ma que la pri­me­ra sen­sa­ción fue esa. De he­cho, la bahien­se y la tras­an­di­na sir­vie­ron 6-2 y 5-4 pa­ra se­llar la vic­to­ria, pe­ro una rá­pi­da des­ven­ta­ja en el dé­ci­mo ga­me (0-40) fue di­fí­cil de re­mon­tar, in­di­can­do un fi­nal anun­cia­do: set per­di­do.

Has­ta allí, so­li­dez en el ser­vi­cio, de­vo­lu­cio­nes pun­zan­tes y cru­ces efec­ti­vos en la red eran una cons­tan­te en el te­nis de Ca­ta y Da­ni. Pe­ro to­do cam­bió...

Apro­ve­chan­do el im­pul­so que le dio equi­pa­rar un trá­mi­te des­fa­vo­ra­ble, Po­do­ros­ka-Had­dad Maia co­men­za­ron el sú­per tie break con más fir­me­za (7-3) y lo ter­mi- na­ron ce­rran­do a su fa­vor.

Nú­me­ros que ilu­sio­nan

El desa­rro­llo de la vís­pe­ra y pos­te­rior fi­nal pa­sa­rá a ser rá­pi­da­men­te par­te del pa­sa­do y el apren­di­za­je de una du­pla que pro­me­te. Al me­nos, des­de los re­sul­ta­dos así pa­re­ce.

Es­te fue su 14º tor­neo jun­tas, en un re­co­rri­do en el que su­ma­ron seis fi­na­les y cua­tro tí­tu­los; el úl­ti­mo con­se­gui­do en el Wo­mens Cir­cuit de San Pa­blo, a prin­ci­pios de mar­zo.

En to­tal, Pe­lla-Se­guel re­gis­tran 28 vic­to­rias y 10 de­rro­tas, con más de cin­co años com­par­tien­do can­cha.

To­do es­to con una sal­ve­dad: es­ta fue la pri­me­ra vez que ju­ga­ron en un cua­dro de je­rar­quía WTA (la se­gun­da en im­por­tan­cia en el circuito fe­me­nino). Por eso, su ni­vel no es pa­ra des­me­re­cer.

Más áun si se re­vi­sa el ca­mino tran­si­ta­do, en el que lograron su­pe­rar a las má­xi­mas pre­cla­si­fi­ca­das de la com­pe­ten­cia, la che­ca Ka­te­ri­na Si­nia­ko­va (Nº17 en do­bles) y la serbia Alek­san­dra Kru­nic (47º).

En de­fi­ni­ti­va, un ca­mino va­lo­ra­ble y al­ter­na­ti­vo a su ca­rre­ra in­di­vi­dual. Sue­ño en puer­ta...

ARCHIVO LA NUE­VA.

Pe­lla-Se­guel, con el es­fuer­zo -y tra­ba­jo- que las ca­rac­te­ri­za, vol­vie­ron a bri­llar. Es­ta vez en un tor­neo de ni­vel WTA. Ca­ta apa­re­ce 233º en el ránking de do­bles; qui­zás, por po­co tiem­po.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.