Pa­seo de las Es­cul­tu­ras: pi­den baños y con­tro­les vehi­cu­la­res

A ho­ras de que se li­ci­ten obras para la pues­ta en va­lor de ese es­pa­cio pú­bli­co por 12 mi­llo­nes de pe­sos, los ve­ci­nos tam­bién die­ron su opi­nión.

La Nueva - - LA CIUDAD. - Ser­gio Prie­ta sprie­ta@la­nue­va.com

Ve­ci­nos del Pa­seo de las Es­cul­tu­ras se mos­tra­ron a fa­vor de las me­jo­ras que pre­ten­de ha­cer el Mu­ni­ci­pio en ese es­pa­cio pú­bli­co y pi­die­ron ade­más la ins­ta­la­ción de baños quí­mi­cos por­que afir­man que los jó­ve­nes que asis­ten al lu­gar, prin­ci­pal­men­te el do­min­go a la tar­de, ha­cen sus ne­ce­si­da­des en la ca­lle o in­clu­so con­tra las pa­re­des o puer­tas de las vi­vien­das.

Hoy la co­mu­na abri­rá una li­ci­ta­ción de ca­si 12 mi­llo­nes de pe­sos para la me­jo­ra, man­te­ni­mien­to y re­cons­truc­ción del es­pa­cio ver­de que va de Sar­mien­to a Casanova y ocu­pa unos 700 me­tros de ex­ten­sión.

Ayer, es­te dia­rio dio a co­no­cer que se uti­li­za­rán unos 6 mi­llo­nes de pe­sos para el arre­glo de la ve­re­da cen­tral y una re­cons­truc­ción com­ple­ta de la fuen­te ubi­ca­da a es­ca­sos me­tros de Ur­qui­za y Ca­ron­ti, la cual se en­cuen­tra sin fun­cio­nar.

Por otra par­te se su­po que se usa­rán po­co más de 2 mi­llo­nes de pe­sos para ha­cer una re­vi­sión de las es­cul­tu­ras, mu­chas de las cua­les fue­ron cer­ca­das en 2015 para pre­ve­nir ac­ci­den­tes. El res­to del di­ne­ro se usa­rá para co­lo­car bi­ci­cle­te­ros, be­be­de­ros, nue­vos ces­tos para la ba­su­ra y unos 30 ban­cos. Nue­va.”

“La re­co­rrió el lu- gar y dia­lo­gó con ve­ci­nos de las ca­lles Fuer­te Ar­gen­tino y Ur­qui­za para co­no­cer cuá­les son sus ne­ce­si­da­des. En to­dos los ca­sos men­cio­na­ron la fal­ta de baños co­mo la prin­ci­pal de­fi­cien­cia.

“Va­rias ve­ces los chi­cos que vie­nen al Pa­seo me pi­den usar el ba­ño de mi ca­sa, al­go que por se­gu­ri­dad ya no per­mi­to", con­tó Né­li­da Álvarez, quien di­jo que en más de una opor­tu­ni­dad en­con­tró a chi­cos y chi­cas ori­nan­do en el jar­dín de en­tra­da a su vi­vien­da ubi­ca­da en Ur­qui­za al 400.

“La ver­dad es que vi­vir fren­te al Pa­seo es muy lin­do: sal­vo cuan­do lle­ga el do­min­go a la tar­de. Los cien­tos de chi­cos que vie­nen no tie­nen don­de ha­cer sus ne­ce­si­da­des y mu­chas ve­ces las ha­cen en la puer­ta de en­tra­da a mi ca­sa o en el ga­ra­ge de mi ca­sa”, con­tó El­sa, otra ve­ci­na del sec­tor, pe­ro de Fuer­te Ar­gen­tino al 300.

“El es­pa­cio es­tá lin­do. El úni­co pro­ble­ma que veo son las ve­re­das, que con el pa­so de los años se fue­ron de­te­rio­ran­do”, agre­gó la mu­jer, que se de­fi­nió co­mo una de las pri­me­ras en cons­truir su ca­sa en el sec­tor.

Ri­car­do Pé­rez, un ve­cino con re­si­den­cia en 19 de Ma­yo al 900, a es­ca­sos me­tros de las vías del fe­rro­ca­rril, di­jo que es ha­bi­tual que la gen­te use co­mo ba­ño esa ca­lle o el pa­so pea­to­nal que une Fuer­te Ar­gen­tino con Ce­rri­to.

“Otro pro­ble­ma es que los do­min­gos se es­ta­cio­nan mu­chí­si­mos au­tos en cual­quier lu­gar y la ca­lle se con­vier­te en un caos. Hay chi­cos cir­cu­lan­do en mo­to, sin cas­co y con es­ca­pes que ha­cen mu­cho rui­do o in­clu­so an­dan­do en una rue­da”, se que­jó Pé­rez.

No obs­tan­te, re­mar­có la tran­qui­li­dad que se per­ci­be du­ran­te la se­ma­na a pe­sar de que mi­les de bahien­ses sa­len a co­rrer, an­dar en bi­ci­cle­ta o a ca­mi­nar por las ve­re­das del pa­seo. “Siem­pre una la­va­da de ca­ra o me­jo­ra vie­ne bien, pe­ro que cons­tru­yan baños”, re­mar­có.

El Con­ce­jo apro­bó en la úl­ti­ma se­sión un pe­di­do para co­no­cer de­ta­lles de las obras, los cua­les se­rán en­via­dos en las pró­xi­mas ho­ras.

FO­TOS: PA­BLO PRESTI- LA NUE­VA.

El Pa­seo se con­vir­tió en el lu­gar pre­fe­ri­do de los bahien­ses. Los ve­ci­nos es­tán con­ten­tos, pe­ro tie­nen sus re­cla­mos.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.