El dra­ma de las inun­da­cio­nes aún no pa­só para Río Co­lo­ra­do

Si­guen los tra­ba­jos para desago­tar dis­tin­tos sec­to­res ur­ba­nos. Tres es­cue­las con­ti­núan anega­das.

La Nueva - - LA REGIÓN. - La­re­gion@la­nue­va.com

Agen­cia Río Co­lo­ra­do

Tres es­cue­las de Co­lo­nia Ju­liá y Echa­rren, en Río Co­lo­ra­do, de­be­rán fun­cio­nar des­de hoy en otros es­ta­ble­ci­mien­tos edu­ca­ti­vos, ya que a dos se­ma­nas del te­rri­ble tem­po- ral sus res­pec­ti­vos edi­fi­cios aún si­guen anega­dos.

Se tra­ta de la Es­cue­la Pri­ma­ria Nº 46, la Se­cun­da­ria CET Nº 24 y el Jar­dín Nº 73 de la co­lo­nia, don­de la se­ma­na pa­sa­da no se dic­ta­ron cla­ses.

En to­dos los ca­sos hay pro­ble­mas con el anega­mien­to de pa­tios y des­bor­de de po­zos cie­gos.

"Es la pri­me­ra vez en 55 años que veo la cha­cra y la co­lo­nia así. A tal pun­to que tu­vi­mos que trasladarnos to­das las es­cue­las de la co­lo­nia a otro la­do. Ha­ce tan­to tiem­po que no lim­pian los dre­na­jes que, an­te una llu­via co­mo la que ca­yó, es­tas son las con­se­cuen­cias", ex­pre­só Ro­sa Ra­mos, do­cen­te y ve­ci­na de Ju­liá y Echa­rren.

En efec­to, no exis­te en la me­mo­ria de los ha­bi­tan­tes del lu­gar el re­gis­tro de más de 350 mi­lí­me­tros caí­dos en po­cos días, lo que pro­vo­có un co­lap­so del sis­te­ma de desagües.

"No hay ma­ne­ra de desago­tar por­que el ba­rrio (que es­tá cer­ca de la es­cue­la) desago­tó ha­cia el te­rreno lin­dan­te con la es­cue­la y de ahí se vol­có to­do a nues­tro es­ta­ble­ci­mien­to", ex­pre­só San­dra Pé­rez, di­rec­to­ra de la Es­cue­la Nº 46.

"En el pa­tio te­ne­mos más de 60 cen­tí­me­tros de agua y pa­re­ce que hay más ca­da día, pe­ro lo peor es que allí te­ne­mos los po­zos cie­gos. Lo mis­mo pa­sa en el CET 24 y el Jar­dín 73", agre­gó.

Mien­tras bom­be­ros y cha­ca­re­ros tra­ba­jan para desago­tar las cha­cras que, en gran me­di­da, ya ven en ries­go sus plan­ta­cio­nes por es­tar ba­jo agua, nin­gu­na me­di­da de fon­do pu­do to­mar­se para ba­jar el ni­vel de las aguas.

"La úni­ca ma­ne­ra de re­sol­ver­lo es sa­car el agua. Es­to es un gran tras­torno para to­da la co­mu­ni­dad edu­ca­ti­va", con­clu­yó la di­rec­to­ra.

Qué pa­só

En­tre la úl­ti­ma se­ma­na de mar­zo y la pri­me­ra de abril ca­ye­ron en la zo­na de Río Co­lo­ra­do unos 350 mi­lí­me­tros; es de­cir, ca­si el to­tal de llu­vias que se re­gis­tra por año.

El in­só­li­to fe­nó­meno no só­lo pro­vo­có fuer­tes anega­mien­tos, sino que ade­más des­nu­dó se­rias fa­len­cias en el sis­te­ma de desagües y desacuer­dos en­tre quie­nes pre­ci­sa­men­te de­ben man­te­ner­los ope­ra­ti­vos.

El re­sul­ta­do fue­ron de­ce­nas de eva­cua­dos, ba­rrios en­te­ros anega­dos y ca­lles trans­for­ma­das en pe­li­gro­sas tram­pas (hu­bo zan­jo­nes en los cua­les po­día ca­ber un vehícu­lo en­te­ro).

Si bien ca­si no que­dan eva­cua­dos, mu­chos pro­duc­to­res fru­tí­co­las es­tán aun con sus hec­tá­reas inun­da­das sin po­der ter­mi­nar la co­se­cha en mu­chos ca­sos y, a la vez, ad­vir­tie­ron que ya se co­mien­zan a vis­lum­brar da­ños irre­pa­ra­bles en plan­ta­cio­nes nue­vas de fru­tas de ca­ro­zo.

AGEN­CIA RÍO CO­LO­RA­DO

En dos se­ma­nas, en la zo­na de Río Co­lo­ra­do ca­ye­ron 350 mi­lí­me­tros, ca­si el to­tal de llu­vias que se mi­de anual­men­te.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.