Agua iti­ne­ran­te y “cuen­tas pen­dien­tes”

La Nueva - - EL PAÍS. - Por Ri­car­do Sa­las in­fo@la­nue­va.com

Otra vez, el iné­di­to cam­bio cli­má­ti­co po­ne en ja­que a la Go­ber­na­ción an­te re­cu­rren­tes inun­da­cio­nes en mu­ni­ci­pios del no­roes­te bo­nae­ren­se.

La ur­gen­cia obli­gó a la go­ber­na­do­ra Ma­ría Eu­ge­nia Vidal a po­ner­se al fren­te del ope­ra­ti­vo de asis­ten­cia. Has­ta el je­fe de Ga­bi­ne­te ma­cris­ta, Mar­cos Pe­ña, se su­mó a re­co­rrer zo­nas dam­ni­fi­ca­das bus­can­do mos­trar pre­sen­cia po­lí­ti­ca de la Ca­sa Ro­sa­da.

La pri­me­ra lí­nea de Cam­bie­mos atri­bu­yó la gra­ve si­tua­ción hí­dri­ca en la pro­vin­cia de Bue­nos Ai­res, a la fal­ta de obras y es­ta­do de aban­dono a lo lar­go de años. Su­ti­le­za para res­pon­sa­bi­li­zar por la de­sidia a los an­te­rio­res go­bier­nos pe­ro­nis­tas y pe­di­do de un “vo­to de con­fian­za” para la ges­tión de Vidal. El tras­la­do de cul­pas será una mar­ca re­gis­tra­da de es­te año con ca­len­da­rio elec­to­ral por la re­no­va­ción le­gis­la­ti­va. Se tra­ta del efec­to po­la­ri­za­ción en­tre ma­cris­tas y kirch­ne­ris­tas.

El vi­ce ra­di­cal Da­niel Sal­va­dor di­rec­ta­men­te lo pu­so en pa­la­bras: “nues­tro gran desafío, más que pa­la­bras, es que ha­ya obras. Es­ta­mos pa­gan­do las con­se­cuen­cias de los cam­bios cli­má­ti­cos por la fal­ta de obras a lo lar­go de los años, pe­ro hoy es­ta­mos en ca­mino de re­ver­tir es­to”.

Des­de lo ins­ti­tu­cio­nal, la si­tua­ción cli­má­ti­ca tam­bién cam­bió en la ne­go­cia­ción “téc­ni­ca/sa­la­rial” con los tra­ba­ja­do­res de la edu­ca­ción pú­bli­ca. Muy po­co pa­re­ce po­der de­te­ner la di­ná­mi­ca de con­fron­ta­ción (más allá de los re­cla­mos a los gre­mios y a to­das las fuer­zas po­lí­ti­cas de no ha­cer de es­to una lu­cha en­tre sec­to­res) y una huel­ga do­cen­te que pa­re­ce in­ter­mi­na­ble co­mo he­rra­mien­ta reivin­di­ca­ti­va.

Se­gún ob­ser­va­do­res del ofi­cia­lis­mo gra­cias a la “lu­cha ba­ra­de­lia­na” (en alu­sión al gre­mia­lis­ta Ro­ber­to Ba­ra­del de Suteba) los do­cen­tes no han co­bra­do su au­men­to sa­la­rial y tam­po­co con­ta­ran en tiem­po con el ajus­te por in­fla­ción ga­ran­ti­za­do por la Go­ber­na­do­ra.

“Al­gu­nos de­be­rían de­jar de la­do su ci­nis­mo, de­jar de men­tir­le a la gen­te y de una vez por to­da re­co­no­cer que va­cia­ron la es­cue­la pú­bli­ca, que hi­cie­ron que la edu­ca­ción pú­bli­ca per­die­ra el rol que ocu­pa­ba ha­cien­do cre­cer la edu­ca­ción pri­va­da y des­va­lo­ri­zan­do el rol de los do­cen­tes du­ran­te dé­ca­das”, afir­ma el je­fe de la ban­ca­da de se­na­do­res por Cam­bie­mos, Ro­ber­to Cos­ta, cri­ti­can­do fuer­te­men­te a quie­nes “in­ten­tan ins­ta­lar en la ciu­da­da­nía que es­ta­mos en con­tra de los do­cen­tes”. Otra vez, la he­ren­cia Nue­va­men­te y en cla­ve elec­to­ral, la trans­fe­ren­cia de res­pon­sa­bi­li­da­des a la “he­ren­cia” re­ci­bi­da de los go­bier­nos an­te­rio­res de Cris­ti­na Fer­nán­dez de Kirch­ner o de Da­niel Scio­li en la Pro­vin­cia, equi­va­le a una ba­te­ría de uti­li­za­ción po­lí­ti­ca du­ran­te un pe­rio­do, pe­ro no es re­car­ga­ble ni tie­ne “lar­ga du­ra­ción”.

“Las pro­pues­tas sa­la­ria­les del Eje­cu­ti­vo pro­vin­cial fue­ron del 18 % y 19 % en cuo­tas. Su acep­ta­ción sig­ni­fi­ca con­di­cio­nar a una im­por­tan­te can­ti­dad de do­cen­tes a se­guir per­ci­bien­do sa­la­rios por de­ba­jo de la lí­nea de po­bre­za”, re­pli­can des­de el Fren­te de Uni­dad Do­cen­te ha­cien­do hin­ca­pié en la “ga­so­le­ra” ofer­ta de au­men­to.

Por su­pues­to, afir­man des­de Cam­bie­mos, las lí­neas dis­cur­si­vas so­bre­sa­lien­tes re­fie­ren al pre­su­pues­to edu­ca­ti­vo y a los sa­la­rios. Na­da di­cen de la ca­li­dad, de la ca­pa­ci­ta­ción de­fi­cien­te y los re­gí­me­nes de li­cen­cias in­sos­te­ni­bles y per­ju­di­cia­les para los do­cen­tes que si tra­ba­jan.

Por to­do eso, la reunión des­pués de Pas­cuas en­tre los mi­nis­tros de Vidal y los sin­di­ca­lis­tas do­cen­tes es con­si­de­ra­da co­mo un nue­vo ca­pí­tu­lo de una no­ve­la de sus­pen­so. En off am­bos pa­re­cen muy le­jos en cuan­to a nú­me­ros de bol­si­llo y ade­más la Go­ber­na­ción de ca­lle 6 ni pien­sa en de­vol­ver la pla­ta de los días des­con­ta­dos por huel­ga.

“So­mos no­so­tros los que de­be­mos cam­biar la ló­gi­ca pre­si­den­cial de Mau­ri­cio Ma­cri”, afir­man re­fe­ren­tes del PJ bo­nae­ren­se tras ca­li­fi­car la si­tua­ción eco­nó­mi­ca y de con­flic­ti­vi­dad so­cial en la Pro­vin­cia co­mo "alar­man­te". Di­cho sea de pa­so, des­pués de la sa­ga de los au­dios de Cris­ti­na K, el pe­ro­nis­mo pa­re­ce di­vi­di­do en­tre los que de­ten­tan el tan pon­de­ra­do se­llo par­ti­da­rio (Scio­li) y quién a sim­ple vis­ta apa­re­ce co­mo más can­di­da­tea­ble (Flo­ren­cio Ran­daz­zo).

"Tan­to en la ciu­dad de La Pla­ta, co­mo en Pro­vin­cia y Na­ción, to­da­vía no he­mos ob­ser­va­do el cam­bio. So­bre to­do en ma­te­ria eco­nó­mi­ca y de se­gu­ri­dad", re­mar­can des­de el mas­sis­mo.

"Ne­ce­si­ta­mos una fuer­te lu­cha con­tra la co­rrup­ción para com­ba­tir la in­se­gu­ri­dad, el cri­men or­ga­ni­za­do y el nar­co­trá­fi­co. Y para eso de­be­mos dia­lo­gar en una mis­ma me­sa las di­fe­ren­tes fac­cio­nes po­lí­ti­cas y lle­gar a acuer­dos res­pec­to a po­lí­ti­cas pú­bli­cas. Co­mo anun­ció la go­ber­na­do­ra Vidal. Es­pe­re­mos que no que­de so­lo en un anun­cio mar­ke­ti­ne­ro" acom­pa­ñan con de­fi­ni­cio­nes los “mar­ga­ri­tos” de Pro­gre­sis­tas en el con­tex­to de in­se­gu­ri­dad ciu­da­da­na ac­tual.

"En to­dos los dis­tri­tos, la lu­cha con­tra el de­li­to es un asun­to cen­tral para la ges­tión de Vidal”, re­co­no­ció el mi­nis­tro de Jus­ti­cia, Gus­ta­vo Fe­rra­ri, du­ran­te una reunión de tra­ba­jo con in­ten­den­tes y le­gis­la­do­res de Cam­bie­mos.

La reunión en­tre los mi­nis­tros de Vidal y los sin­di­ca­lis­tas do­cen­tes es con­si­de­ra­da co­mo un nue­vo ca­pí­tu­lo de una no­ve­la de sus­pen­so”.

AR­CHI­VO LA NUE­VA.

El go­bierno pro­vin­cial, tu­vo que sa­lir a dar ex­pli­ca­cio­nes por las inun­da­cio­nes.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.