Vi­deo­jue­gos en los Bo­nae­ren­ses, la po­lé­mi­ca abier­ta

Fue­ron in­clui­dos en la edi­ción de es­te año. De dón­de na­ce la ini­cia­ti­va, qué son y có­mo es “su mun­do”.

La Nueva - - DEPORTES. INFORME - Ni­co­lás Ba­tis­ta nba­tis­ta@la­nue­va.com

A JU­GAR EN LA PLAY STA­TION Y PC

Quién no des­cu­brió la pa­sión por una dis­ci­pli­na en ellos? ¿Quién no co­no­ció a va­lo­ra­bles per­so­nas en esos via­jes ha­cia las eta­pas re­gio­na­les o na­cio­na­les? ¿O quién no des­pi­dió a un hi­jo, nie­to o fa­mi­liar que se di­ri­gía a la com­pe­ten­cia “de su vi­da”? O tam­bién, ¿quién no se ins­cri­bió para “per­der” ho­ras de cla­se?

Na­cie­ron en la dé­ca­da del '90 y hoy nu­tren al queha­cer anual de los ju­ve­ni­les ar­gen­ti­nos, brin­dán­do­les so­cia­bi­li­dad, es­pí­ri­tu de com­pe­ten­cia y desa­rro­llo.

To­do se re­fie­re a los Jue­gos Bo­nae­ren­ses, impulsados por el Go­bierno de la Pro­vin­cia en 1992, que son par­te del pro­gre­so de­por­ti­vo y cul­tu­ral de ese gru­po eta­rio y que a mi­tad de la se­ma­na an­te­rior fue­ron no­ti­cia por la in­clu­sión de los vi­deo­jue­gos co­mo un de­por­te a una lis­ta que reúne ca­si 60 dis­ci­pli­nas (ver apar­te).

“Los de­por­tes elec­tró­ni­cos son una ten­den­cia mun­dial de gran al­can­ce y ge­ne­ran un en­tre­te­ni­mien­to y, a la vez, en­tre­na­mien­to, des­tre­za men­tal y con­cen­tra­ción; ele­men­tos que pue­den en­cua­drar­se den­tro del con­cep­to de de­por­te”, jus­ti­fi­có el mi­nis­tro de Desa­rro­llo So­cial Bo­nae­ren­se, San­tia­go Ló­pez Me­drano.

De es­ta for­ma, los vi­deo­jue­gos "FIFA '17" y el "Lea­gue of Le­gends" se­rán par­te de es­ta ci­ta que ce­rra­rá sus ins­crip­cio­nes en una se­ma­na (ver apar­te).

El FIFA, uno de los vi­deo­jue­gos de fút­bol más po­pu­la­res, se dispu­tará en Play Sta­tion 3 para los me­no­res de 18 años y Play Sta­tion 4 para los ma­yo­res. En tan­to, el Lea­gue of Le­gends, un jue­go de es­tra­te­gia, es­ta­rá dis­po­ni­ble en la ver­sión PC. Am­bas dis­ci­pli­nas se­rán on­li­ne tan­to en la eta­pa lo­cal co­mo re­gio­nal, mien­tras que la ins­tan­cia fi­nal será pre­sen­cial. Las dos for­man par­te de la cla­si­fi­ca­ción “De­por­tes Fe­de­ra­dos”, por lo que su or­ga­ni­za­ción será con­jun­ta en­tre la Sub­se­cre­ta­ría de De­por­tes de la pro­vin­cia de Bue­nos Ai­res, en­te que re­gu­la, y la Aso­cia­ción de De­por­tes Elec­tró- ni­cos y Vi­deo­jue­gos de la Ar­gen­ti­na (DE­VA).

La pre­gun­ta que sur­je y ge­ne­ra di­le­mas es: ¿pue­de ser un vi­deo­jue­go con­si­de­ra­do “de­por­te”?

El mun­do "ga­ming", co­mo así lo lla­man vul­gar­men­te, o re­co­no­ci­do de for­ma mun­dial co­mo eS­ports, es un am­bien­te par­ti­cu­lar e in­no­va­dor; tras­cien­de cual­quier ba­rre­ra y se ex­pan­de a tra­vés de la red a pa­sos agi­gan­ta­dos.

Por ca­so, en Eu­ro­pa, Asia y Amé­ri­ca del Nor­te (pre­ci­sa­men­te Es­ta­dos Uni­dos) es un fu­ror que con­cen­tra a mul­ti­tu­des y ge­ne­ra in­ver­sio­nes mi­llo­na­rias (ver apar­te)

Pe­ro... ¿qué los trans­for­ma en de­por­te?

"En cons­tan­te evo­lu­ción"

“A un ju­ga­dor pro­fe­sio­nal de eS­ports hay que tra­tar­lo co­mo a un de­por­tis­ta tra­di­cio­nal. ¿Por qué? Por más que es­ta per­so­na no es­té ejer­cien­do una ac­ti­vi­dad fí­si­ca, tie­ne que so­por­tar ho­ras de­lan­te de una pc (o con­so­la), desa­rro­llar ha­bi­li­da­des com­pe­ti­ti­vas en equi­po, ca­pa­ci­da­des cog­ni­ti­vas. El en­tre­na­mien­to re­quie­re de una die­ta, de ejer­ci­cio fí­si­co para afron­tar las ho­ras en la que es­tá sen­ta­do; tie­ne un equi­po de tra­ba­jo atrás, psi­có­lo­gos de­por­ti­vos”, ar­gu­men­tó Lu­cas Ballestero, vi­ce­pre­si­den­te de DE­VA.

“Es un de­por­te que va en cons­tan­te evo­lu­ción. Siem­pre apa­re­cen jue­gos y ha­bi­li­da­des nue­vas. Por eso, el de­por­tis­ta elec­tró­ni­co tie­ne que es­tar siem­pre ac­tua­li­za­do. Si­mi­lar a un ju­ga­dor de pó­ker pro­fe­sio­nal, que tie­ne una die­ta es­tric­ta y ha­cen de­por­te para man­te­ner un ni­vel de ra­zo­na­mien­to al­to”, des­cri­bió Ballestero.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.