So­bre la in­di­fe­ren­cia

La Nueva - - OPINIÓN -

INUN­DA­DOS. To­do es tris­te, to­do es oscuro. Un país cu­yos ha­bi­tan­tes ha­cen oí­dos sor­dos a la de­ses­pe­ra­ción de los que en es­te mo­men­to más nos ne­ce­si­tan es­tá con­de­na­do al abis­mo. Día de pa­ro, día de egoís­mo ex­tre­mo, de ce­gue­ra cóm­pli­ce. ¿Cuán­do es­tos cri­mi­na­les se pon­drán en la piel del otro, en la piel del que su­fre, del que pa­de­ce, del que per­dió to­do, ab­so­lu­ta­men­te to­do por el fla­ge­lo de las inun­da­cio­nes? No se ha­bla otra co­sa que del pa­ro; es el te­ma ex­clu­yen­te que ocu­pa­rá los tí­tu­los, la opi­nión de los sa­be­lo­to­dos. Se ana­li­za­rán las con­se­cuen­cias, los re­sul­ta­dos... Na­die ha­bla­rá de esas fa­mi­lias su­pe­ra­das por el agua, por­que no ven­de, por­que es­tán muy lejos. Así es­ta­mos, así se­gui­re­mos , in­di­fe­ren­tes al su­fri­mien­to ajeno. Es­tas ban­das son las que di­cen lu­char por los de­re­chos de los más ne­ce­si­ta­dos... Va­ya pa­ra­do­ja, ¿no? Mien­tras tan­to, las aguas se­gui­rán aho­gan­do las es­pe­ran­zas, las ilu­sio­nes y las ale­grías de nus­troos her­ma­nos.

Ju­lio Bor­da

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.