Una ma­dre que en­con­tró un ver­da­de­ro ali­vio

La Nueva - - SÁBADO | SALUD -

"Oa­sis". "Pa­ra mi ma­ri­do y pa­ra mí la Fun­da­ción de He­mo­fi­lia fue co­mo en­con­trar un oa­sis en el de­sier­to", re­su­mió So­le­dad, ma­má de un ni­ño he­mo­fí­li­co.

In­cer­ti­dum­bre. "De la sen­sa­ción de pá­ni­co de sen­tir que nues­tro hi­jo ten­dría que pa­de­cer una en­fer­me­dad dis­ca­pa­ci­tan­te, pa­sa­mos a en­ten­der que con su co­rrec­to tratamiento Bru­ce po­dría ha­cer la vi­da de un chi­co nor­mal".

Cui­da­dos. "Ob­via­men­te cui­dán­do­se a la ho­ra de ha­cer de­por­tes y res­pe­tan­do la pe­rio­di­ci­dad en la co­lo­ca­ción de la me­di­ca­ción ne­ce­sa­ria pa­ra man­te­ner sus ni­ve­les de coa­gu­la­ción lo más ele­va­dos po­si­ble".

Suer­te. "En la Fun­da­ción te­ne­mos la suer­te de con­tar con un gru­po de pro­fe­sio­na­les que se es­pe­cia­li­za­ron en el tratamiento de es­ta com­ple­ja en­fer­me­dad y tra­ba­jan en equi­po pa­ra acom­pa­ñar el cre­ci­mien­to de nues­tros hi­jos".

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.