Tras­la­da­ron “el pro­ble­ma” de la co­mi­sa­ría Pri­me­ra a la cárcel lo­cal

Lue­go del fallo que in­ti­mó a re­fac­cio­nar los ca­la­bo­zos de Be­rut­ti 650, pa­ra evi­tar un tra­to in­hu­mano a los de­te­ni­dos, los mis­mos fue­ron de­ri­va­dos a la pri­sión de Vi­lla Flo­res­ta, don­de hay más de 80 re­clu­sos sin ca­ma.

La Nueva - - EN PRIMER PLANO -

LA NE­CE­SI­DAD DE UNA ALCAIDÍA

El pro­ble­ma de la man­ta cor­ta, es­truc­tu­ral en casi to­da la ad­mi­nis­tra­ción pú­bli­ca, es ca­da vez más vi­si­ble en Bahía Blan­ca a par­tir de la fal­ta de in­fra­es­truc­tu­ra y de­fi­cien­te tratamiento que, se­gún la jus­ti­cia, re­ci­ben las per­so­nas pri­va­das de la li­ber­tad, si­tua­ción re­cu­rren­te y que pa­re­ce no en­con­trar so­lu­ción ni pa­lia­ti­vos.

Des­pués del fallo dic­ta­do el mar­tes por el juez en lo Co­rrec­cio­nal Nº 1, Jo­sé Luis Ares, to­dos los de­te­ni­dos que se en­con­tra­ban en los ca­la­bo­zos de la co­mi­sa­ría Pri­me­ra (tie­ne ca­pa­ci­dad pa­ra 8 pe­ro cuan­do la De­fen­so­ría hi­zo la ins­pec­ción que de­ri­vó en el ha­beas cor­pus ha­bía 17) fue­ron tras­la­da­dos a la cárcel de Vi­lla Flo­res­ta.

Sin em­bar­go, en la Uni­dad Pe­nal Nº 4 exis­te una so­bre­po­bla­ción de in­ter­nos, que al día de ayer su­pe­ra­ba el 13%. Ha­bía 699 in­ter­nos, cuan­do la ca­pa­ci­dad es de 617.

“Quie­re de­cir que hay 82 in­ter­nos que no tie­nen ca­mas­tro, que duer­men en el sue­lo”, con­fir­mó una al­ta fuen­te ju­di­cial.

De es­ta ma­ne­ra, “el pro­ble­ma” de la sec­cio­nal de Be­rut­ti 650 se tras­la­dó al pre­si­dio lo­cal.

Lo lla­ma­ti­vo del ca­so es que en la Uni­dad Pe­nal Nº 19, de Saa­ve­dra (tam­bién per­te­ne­ce al De­par­ta­men­to Ju­di­cial Bahía Blan­ca), ha­bía, al me­nos en la vís­pe­ra, lu­ga­res pa­ra ocu­par, por­que de 740 pla­zas es­ta­ban cu­bier­tas 677.

La pre­gun­ta cae de ma­du­ra: ¿por qué no se tras­la­dan los pre­sos di­rec­ta­men­te a Saa­ve­dra? Por­que los tras­la­dos los re­suel­ve la je­fa­tu­ra del Ser­vi­cio Pe­ni­ten­cia­rio Bo­nae­ren­se (SPB), en La Pla­ta, y los jue­ces so­lo pue­den adop­tar me­di­das ex­cep­cio­na­les.

De lo con­tra­rio, un cam­bio de des­tino po­dría en­ten­der­se co­mo un agra­va­mien­to en las con­di­cio­nes de de­ten­ción y mo­ti­var vías re­cur­si­vas, a par­tir de la pre­sen­ta­ción de ha­beas cor­pus.

En ve­re­mos

Lo con­cre­to es que, en la me­di­da que no se cree una alcaidía de­par­ta­men­tal, con ca­pa­ci­dad pa­ra 50 o 60 de­te­ni­dos, el pro­ble­ma no des­apa­re­ce­rá, sino que se tras­la­da­rá de un la­do a otro.

El pro­yec­to de la alcaidía (un es­pa­cio de de­ten­ción pre­vio a la cárcel, pa­ra evi­tar el tras­la­do a las co­mi­sa­rías) ha­bía avan­za­do fir­me­men­te el año pa­sa­do, aun­que tu­vo un freno abrup­to cuan­do ve­ci­nos cer­ca­nos al pre­dio del Hos­pi­tal Pen­na to­ma­ron co­no­ci­mien­to, a tra­vés.de un in­for­me de “La Nue­va ”, que las au­to­ri­da­des ha­bían se­lec­cio­na­do uno de los vie­jos pa­be­llo­nes del ex Po­li­clí­ni­co, a me­tros de un jar­dín de in­fan­tes, una es­cue­la, clu­bes de­por­ti­vos y otras en­ti­da­des in­ter­me­dias, pa­ra ins­ta­lar­la.

Lue­go de la mar­cha atrás, Juan Jo­sé Ba­ric, sub­se­cre­ta­rio de Po­lí­ti­cas Pe­ni­ten­cia­rias del Mi­nis­te­rio de Jus­ti­cia y ac­tual in­ter­ven­tor del SPB, le pi­dió a la se­cre­ta­ría mu­ni­ci­pal de Se­gu­ri­dad que pre­se­lec­cio­nen te­rre­nos o edi­fi­cios ocio­sos del Es­ta­do -ale­ja­dos de co­le­gios, clu­bes y hos­pi­ta­les- pa­ra bus­car el nue­vo lu­gar, si­tua­ción aún in­de­fi­ni­da.

En diá­lo­go con es­te dia­rio, en fe­bre­ro pa­sa­do, Ba­ric re- co­no­ció que Bahía “evi­den­te­men­te ne­ce­si­ta una alcaidía” y que “la idea es ha­cer­la”.

Sin em­bar­go, en su re­cien­te vi­si­ta a la ciu­dad, el mi­nis­tro de Jus­ti­cia Gus­ta­vo Fe­rra­ri no con­fir­mó ni des­car­tó la obra.

“Hay que ar­mo­ni­zar con la si­tua­ción de la pro­vin­cia y en es­to soy sin­ce­ro, por­que nues­tra idea es de­cir y con­tar la reali­dad. Ha­ce 16 años que no se cons­tru­ye una cárcel gran­de, por lo que pre­ten­der que re­cu­pe­re­mos ese tiem­po en 3 es im­po­si­ble. Va­mos a ir avan­zan­do en pro­yec­tos de al­cai­días y cár­ce­les en la me­di­da que el pre­su­pues­to lo va­ya per­mi­tien­do. Las ideas es­tán y co­no­ce­mos las ne­ce- si­da­des, pe­ro va­mos a ar­mo­ni­zar­lo con la dis­po­ni­bi­li­dad de re­cur­sos”, di­jo Fe­rra­ri en es­ta redacción.

Tam­bién en la zo­na

Hoy, mien­tras se re­fac­cio­nen los ca­la­bo­zos de la co­mi­sa­ría Pri­me­ra, no hay de­te­ni­dos va­ro­nes en las co­mi­sa­rías lo­ca­les, por­que las cua­tro res­tan­tes es­tán in­ha­bi­li­ta­das pa­ra tal fin y so­lo fun­cio­nan las cel­das de la sub­co­mi­sa­ría de Vi­lla Ro­sas pa­ra re­te­ner a mu­je­res.

A par­tir de la fal­ta de es­pa­cios des­ti­na­dos a la re­clu­sión de per­so­nas, mu­chos de­te­ni­dos en nues­tra ciu­dad son tras­la­da­dos a co­mi­sa­rías re­gio­na­les -co­mo Mon­te Her­mo­so y Torn­quist-, cu­yas au­to­ri­da­des po­lí­ti­cas tam­bién re­co­no­cie­ron cier­to ma­les­tar por la si­tua­ción.

Es que, de al­gu­na ma­ne­ra, se tie­nen que “ha­cer car­go” de un pro­ble­ma que no les co­rres­pon­de.

Y no so­lo se tra­ta del “alo­ja­mien­to”, sino de ad­mi­nis­trar y con­tro­lar las co­mi­das, las vi­si­tas y tam­bién las re­qui­sas.

To­da es­ta si­tua­ción en la ciu­dad se da a casi dos me­ses de un trá­gi­co mo­tín en la co­mi­sa­ría Pri­me­ra de Per­ga­mino, don­de 7 reos mu­rie­ron as­fi­xia­dos en me­dio de una pe­lea ge­ne­ra­li­za­da.

En la cárcel de Vi­lla Flo­res­ta, ayer, ha­bía 699 de­te­ni­dos, cuan­do la ca­pa­ci­dad es de 617. En la pri­sión de Saa­ve­dra, en tan­to, sí exis­tían más de 60 cu­pos libres.

ARCHIVO LA NUE­VA.

Los de­te­ni­dos de la Pri­me­ra -en ma­las con­di­cio­nes, se­gún un fallo- pa­sa­ron a la cárcel, don­de tam­bién hay fa­len­cias gra­ves.

ARCHIVO LA NUE­VA.

Los ca­la­bo­zos de la Pri­me­ra tie­nen ca­pa­ci­dad pa­ra 8 de­te­ni­dos, pe­ro lle­ga­ron a te­ner 30.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.