Nue­vo re­pu­dio por los pa­ros en las es­cue­las de la UNS

Pa­dres y alum­nos re­cla­ma­ron fren­te al co­le­gio. Pi­die­ron que se les des­cuen­ten a los do­cen­tes los días que no dan cla­ses y ase­gu­ra­ron que los suel­dos, en es­te ca­so, “no son in­dig­nos”.

La Nueva - - LA CIUDAD - Cco­rra­det­ti@la­nue­va.com

EN BREVE, UNA SE­MA­NA DE HUEL­GA Ce­ci­lia Co­rra­det­ti

Du­ran­te un abra­zo so­li­da­rio que rea­li­za­ron ayer pa­dres y alum­nos en las puer­tas de las es­cue­las de­pen­dien­tes de la UNS, 11 de Abril 445, las fa­mi­lias afir­ma­ron que, en el afán de ha­cer va­ler sus de­re­chos, los do­cen­tes nu­clea­dos en la Aso­cia­ción de Do­cen­tes Uni­ver­si­ta­rios (ADUNS) es­tán “pi­so­tean­do” el de los ni­ños, te­nien­do en cuen­ta los nu­me­ro­sos días per­di­dos de cla­se a raíz de los pa­ros y fren­te a una pró­xi­mas se­ma­na com­ple­ta de inac­ti­vi­dad, en­tre el lu­nes 8 y el vier­nes 12.

“El de­re­cho de cual­quie­ra de no­so­tros de­be­ría ter­mi­nar cuan­do afec­ta los de­re­chos de los de­más”, in­di­có una car­ta leí­da en la ma­ni­fes­ta­ción.

“Los maes­tros de­ben pen­sar que son afor­tu­na­dos de tra­ba­jar acá: los suel­dos son su­pe­rio­res a los de cual­quier otro maes­tro, em­plea­do de co­mer­cio e in­clu­so mé­di­cos re­si­den­tes. Hay ni­ños es­pe­ran­do ir a la es­cue­la, hay fa­mi­lias afec­ta­das por es­ta si­tua­ción con pa­dres tra­ba­jan­do, al igual que los do­cen­tes, pe­ro sin la po­si­bi­li­dad de ha­cer pa­ros por­que se­rían des­pe­di­dos de sus empleos”, se agre­gó.

Las me­di­das gre­mia­les afec­tan en su to­ta­li­dad a los alum­nos que con­cu­rren a los ni­ve­les Ini­cial y Pri­ma­rio, mien­tras que es dis­par en el Se­cun­da­rio, con do­cen­tes que no ad­hie­ren y otros que sí.

“Una maes­tra que re­cién em­pie­za gana, de bol­si­llo, 12.800 pe­sos por un car­go, es de­cir, cua­tro ho­ras. Con 10 años de an­ti­güe­dad, 17 mil. En el se­cun­da­rio, ocho ho­ras de re­loj por se­ma­na equi­va­le a 9.600 pe­sos y as­cien­de a 12.700 si se tie­nen 10 años de an­ti­güe­dad”, ase­gu­ró una ma­má, pa­ra cues­tio­nar­se: “To­dos de­be­mos ga­nar me­jor, no es­ta­mos en con­tra del re­cla­mo, pe­ro de­be­mos apli­car el sen­ti­do co­mún y pen­sar en los sa­la­rios de to­dos los ar­gen­ti­nos”.

Otra ma­dre se que­jó por­que a los do­cen­tes de es­tas es­cue­las que ad­hie­ren a las pro­tes­tas no se les des­cuen­ta. “No van a cla­se, no par­ti­ci­pan en las mar­chas ni Con­ti­nua­rá Una vez más. El vier­nes pró­xi­mo, a las 12.30, se ha­rá otro abra­zo sim­bó­li­co por par­te de fa­mi­lias con chi­cos en to­dos los ni­ve­les, te­nien­do en cuen­ta el pa­ro anun­cia­do pa­ra una se­ma­na en­te­ra, a par­tir del lu­nes 8. Reunio­nes. Pre­via­men­te, el mar­tes, se rea­li­za­rá una reunión con la di­rec­to­ra de los ni­ve­les Ini­cial y Pri­ma­rio, mien­tras que tam­bién se pro­cu­ra pa­ra es­tos días un en­cuen­tro con el rec­tor de la Uni­ver­si­dad del Sur, Ma­rio Ricardo Sab­ba­ti­ni. asam­bleas y tam­po­co van a tra­ba­jar. Me pre­gun­to có­mo de­fien­den sus idea­les”, se que­jó.

“¿Que su­ce­de­ría si les des­con­ta­ran los días? ¿Se ter­mi­na­rían sus idea­les? Ade­más, si re­cla­man por Ga­nan­cias quie­re de­cir que tie­nen suel­dos abul­ta­dos, su­pe­rio­res a la ma­yo­ría de los ar­gen­ti­nos”, opi­nó un pa­pá.

Ma­rie­la, ma­má de dos alum­nos del Pri­ma­rio, cues­tio­nó: “¿En al­gún mo­men­to pen­sa­ron que de­trás de esos ni­ños hay fa­mi­lias con pa­dres tra­ba­ja­do­res que tam­po­co es­tán afue­ra del 'sis­te­ma de­pre­da­dor'? So­mos pa­dres que la re­ma­mos día a día, co­mo los do­cen­tes, y que pro­ba­ble­men­te per­ci­ban un sa­la­rio me­nor al de los maes­tros de las es­cue­las me­dias”.

RO­DRI­GO GAR­CÍA - LA NUE­VA.

“Los maes­tros son afor­tu­na­dos de tra­ba­jar acá: los suel­dos son su­pe­rio­res a los de cual­quier otro maes­tro e in­clu­so mé­di­cos re­si­den­tes”, afir­ma­ron.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.