El ar­te, con muy buen ai­re

La Nueva - - OPINIÓN -

UNA IN­VER­SIÓN de 1,35 mi­llo­nes de dó­la­res per­mi­ti­rá me­jo­rar las con­di­cio­nes del am­bien­te en el cual se ubi­ca el mu­ral “La úl­ti­ma ce­na”, rea­li­za­do por el ge­nial ar­tis­ta Leo­nar­do da Vin­ci ha­ce 520 años en una de las pa­re­des del mo­nas­te­rio San­ta Ma­ría de­lle Gra­zie, en Mi­lán, Ita­lia. ACA­SO TAN fa­mo­sa co­mo su cua­dro “La Gio­con­da”, que se con­ser­va en el mu­seo del Lou­vre, en París, Leo­nar­do reali­zó es­ta pin­tu­ra a pe­di­do del du­que Lu­do­vi­co Sfor­za, ocu­pan­do una de las pa­re­des del re­fec­to­rio del mo­nas­te­rio. A di­fe­ren­cia de otros tra­ba­jos si­mi­la­res, en los que uti­li­zó la téc­ni­ca del fres­co, el ar­tis­ta en­sa­yó otra mo­da­li­dad, la cual no dio los re­sul­ta­dos es­pe­ra­dos. DE ALLÍ que la pin­tu­ra ha­ya si­do res­tau­ra­da en va­rias oca­sio­nes e in­clu­so ha­ya per­di­do par­te de sus co­lo­res ori­gi­na­les, y que mu­chas de sus fi­gu­ras se en­cuen­tren afec­ta­das por des­pren­di­mien­tos y la pér­di­da de co­lo­res ori­gi­na­les. A DI­FE­REN­CIA de la men­cio­na­da “Gio­con­da”, que mi­de mo­des­tos 77 x 55 cen­tí­me­tros, “La úl­ti­ma ce­na” ocu­pa 40,48 me­tros cua­dra­dos. LA ES­CE­NA es­tá ins­pi­ra­da en el Nue­vo Tes­ta­men­to, par­ti­cu­lar­men­te en Juan 13:21, y re­fle­ja el mo­men­to en que Jesús an­ti­ci­pa a sus do­ce após­to­les que “uno de ellos lo trai­cio­na­rá”, con lo cual re­fle­ja la ten­sión de ese mo­men­to, mues­tra, al de­cir del pro­pio Leo­nar­do, “los mo­vi­mien­tos del al­ma” en ca­da ros­tro. HA­CE AL­GU­NOS años la pe­lí­cu­la El Có­di­go Da Vin­ci, ba­sa­da en la no­ve­la de Don Brown de 2003, reavi­vó una vie­ja dis­cu­sión acer­ca de la per­so­na ubi­ca­da a la de­re­cha de Cris­to -Leo­nar­do di­jo que se tra­ta­ba de Juan-, so­bre la cual mu­chos su­gie­ren que en reali­dad es Ma­ría Magdalena, dis­cí­pu­la del Cris­to, pre­sen­te en su cru­ci­fi­xión y la pri­me­ra en ver­lo re­su­ci­ta­do. MÁS ALLÁ de es­tos detalles, lo cier­to es que aho­ra se des­ti­na­rán dos mi­llo­nes de dó­la­res pa­ra me­jo­rar las con­di­cio­nes del ai­re de la sa­la don­de se ubi­ca la obra, a la cual con­cu­rren 400 mil per­so­nas ca­da año, pa­ra es­tar no más de 10 mi­nu­tos ante la obra. ESA IN­TER­VEN­CIÓN ga­ran­ti­za­rá que por otros 500 años la obra pue­da ad­mi­rar­se sin ma­yo­res cam­bios. EL MEN­SA­JE, adi­cio­nal, es ver có­mo el mun­do bus­ca cui­dar y pre­ser­var el le­ga­do ar­tís­ti­co de per­so­nas que han lo­gra­do tras­mi­tir emo­cio­nes y sen­sa­cio­nes que, se ase­gu­ra, tam­bién ayu­dan a ha­cer un mun­do me­jor.

Una mi­llo­na­ria in­ver­sión se­rá des­ti­na­da a pre­ser­var la estancia don­de pue­de ver­se “La úl­ti­ma ce­na”, del gran Leo­nar­do da Vin­ci.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.