En Egip­to, el pa­pa di­jo no a la vio­len­cia en nom­bre de la re­li­gión

Fran­cis­co afir­mó que los su­fri­mien­tos de los cop­tos or­to­do­xos “son tam­bién nues­tros su­fri­mien­tos” y pi­dió “un es­fuer­zo pa­ra opo­ner­se a tan­ta muer­te pre­di­can­do, ha­cien­do cre­cer la con­cor­dia y man­te­nien­do la uni­dad”.

La Nueva - - SOCIEDAD -

El pa­pa Fran­cis­co pi­dió ayer a lí­de­res mu­sul­ma­nes reuni­dos en El Cai­ro un "no fuer­te y cla­ro" a la vio­len­cia en nom­bre de Dios, se so­li­da­ri­zó con los cop­tos víc­ti­mas de re­cien­tes aten­ta­dos en Egip­to y de­fen­dió el res­pe­to de los de­re­chos hu­ma­nos.

Fran­cis­co ele­vó su voz en con­tra de la vio­len­cia co­me­ti­da por quie­nes ase­gu­ran que Dios y la re­li­gión lo pi­den y por ello pro­ta­go­ni­zó un homenaje ecu­mé­ni­co con el pa­pa cop­to or­to­do­xo, Teo­do­ro II, al re­cor­dar a las víc­ti­mas del te­rro­ris­mo de los úl­ti­mos me­ses.

Es­to su­ce­dió al fi­nal de su pri­me­ra y breve jornada en El Cai­ro, adon­de lle­gó a pri­me­ra ho­ra de la tar­de y que aban­do­na­rá hoy: ape­nas 27 ho­ras en el sex­to país de ma­yo­ría mu­sul­ma­na que vi­si­ta du­ran­te su pon­ti­fi­ca­do en un via­je con un cla­ro men­sa­je de re­con­ci­lia­ción en­tre re­li­gio­nes.

El pon­tí­fi­ce eli­gió un cen­tro teo­ló­gi­co fun­da­men­tal del is­lam su­ní, la Uni­ver­si­dad de Al Az­har, el cen­tro is­lá­mi­co más an­ti­guo del mun­do y en un país de abru­ma­do­ra ma­yo­ría mu­sul­ma­na pa­ra re­pe­tir el men­sa­je de que la re­li­gión no pue­de ser uti­li­za­da pa­ra jus­ti­fi­car el terror.

"Re­pi­ta­mos un 'no' fuer­te y cla­ro a cual­quier for­ma de vio­len­cia, ven­gan­za y odio co­me­ti­dos en nom­bre de la re­li­gión o en nom­bre de Dios", di­jo el pon­tí­fi­ce.

En es­ta ins­ti­tu­ción de re­fe­ren­cia is­lá­mi­ca, con la que se han acre­cen­ta­do las re­la­cio­nes tras el en­fria­mien­to que se pro­du­jo du­ran­te el pon­ti­fi­ca­do de su an­te­ce­sor Be­ne­dic­to XVI (2005-2013), el pa­pa lla­mó a los res­pon­sa­bles re­li­gio­sos a "des­en­mas­ca­rar la vio­len­cia que se re­vis­te de pre­sun­ta sa­cra­li­dad".

Sus pa­la­bras en­con­tra­ron eco en la res­pues­ta que le dio el je­que Ah­med al Ta­yeb, rec­tor de la Uni­ver­si­dad de Al Az­har, quien ase­gu­ró que ni el is­lam ni el cris­tia­nis­mo ni el ju­daís­mo son "re­li­gio­nes te­rro­ris­tas" por las ac­cio­nes de al­gu­nos de sus fie­les.

"El is­lam no es una re­li­gión de te­rro­ris­mo por­que una mi­no­ría que ha in­ter­pre­ta­do mal al­gu­nas ale­yas ha­ya em­pe­za­do a ma­tar a la gen­te y a ate­rro­ri­zar a los inocen­tes", di­jo Al Ta­yeb

Y pi­dió que se tra­ba­je pa­ra "lim­piar la ima­gen de las re­li­gio­nes" de es­tos ma­len­ten­di­dos y de los "fal­sos cre­yen­tes".

En pri­me­ra fi­la del au­di­to­rio les es­cu­cha­ba ade­más el pa­triar­ca ecu­mé­ni­co or­to­do­xo de Cons­tan­ti­no­pla Bar­to­lo­mé I, ejem­plo de la ver­tien­te ecu­mé­ni­ca de es­te via­je del pa­pa.

Fran­cis­co di­jo que "el desa­rro­llo, la pros­pe­ri­dad y la paz son bie­nes irre­nun­cia­bles que me­re­cen to­do sa­cri­fi­cio", pe­ro ad­vir­tió a con­ti­nua­ción que son ob­je­ti­vos que exi­gen "so­bre to­do (el) res­pe­to in­con­di­cio­nal de los de­re­chos inalie­na­bles del hom­bre, co­mo la igual­dad en­tre to­dos los ciudadanos, la li­ber­tad re­li­gio­sa y de ex­pre­sión, sin dis­tin­ción al­gu­na".

“El desa­rro­llo, la pros­pe­ri­dad y la paz son bie­nes irre­nun­cia­bles que me­re­cen to­do sa­cri­fi­cio y exi­gen el res­pe­to in­con­di­cio­nal de los de­re­chos del hom­bre”.

REUTERS

Fran­cis­co y Teo­do­ro II en­cen­die­ron un ci­rio en re­cuer­do de las víc­ti­mas de los aten­ta­dos de Isis.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.