El go­bierno su­ma apo­yo in­ter­na­cio­nal

La Nueva - - ECONOMÍA - Por Pablo Wen­de in­fo@la­nue­va.com

El corto via­je de Mau­ri­cio Ma­cri a los Es­ta­dos Uni­dos y la reunión con Donald Trump no hi­zo más que con­fir­mar que la lu­na de miel con los in­ver­so­res in­ter­na­cio­na­les no só­lo con­ti­núa sino que es­tá en su me­jor mo­men­to. El ries­go país ca­yó a 400 pun­tos bá­si­cos, un ni­vel que no se ob­ser­va­ba ha­ce diez años. El re­fle­jo de es­ta me­jo­ra, que se tras­la­da a me­no­res ta­sas de in­te­rés, es la fuer­te de­man­da exis­ten­te por tí­tu­los ar­gen­ti­nos.

Cla­ro que por aho­ra los dó­la­res que en­tran al mer­ca­do ar­gen­tino son en su ma­yor par­te fi­nan­cie­ros. En­tre el Go­bierno na­cio­nal y las pro­vin­cias ya in­gre­sa­ron más de 12.000 mi­llo­nes de dó­la­res. Pe­ro ade­más en­tra­ron só­lo en el pri­mer tri­mes­tre otros 1.600 mi­llo­nes de ca­pi­ta­les que en­tran pa­ra in­ver­sio­nes de por­ta­fo­lio, es de­cir que ex­clu­si­va­men­te lo ha­cen pa­ra apro­ve­char las al­tas ta­sas de in­te­rés que ofre­ce el Ban­co Cen­tral. En cam­bio, las in­ver­sio­nes di­rec­tas lle­gan a cuen­ta­go­tas y no lle­gan ni a la mi­tad de lo que en­tró pa­ra es­pe­cu­lar.

Más allá de la reunión con el pre­si­den­te nor­te­ame­ri­cano, Ma­cri tam­bién es­tu­vo en Hous­ton en una reunión con pe­tro­le­ros. El ob­je­ti­vo ob­vio es ven­der Va­ca Muer­ta co­mo des­tino de in­ver­sio­nes, par­ti­cu­lar­men­te pa­ra el ne­go­cio de ex­plo­ta­ción de gas no con­ven­cio­nal. Un cálcu­lo del Ins­ti­tu­to Ar­gen­tino de Pe­tró­leo y Gas in­di­ca que en los pró­xi­mos cin­co años el país po­dría re­ci­bir 20.000 mi­llo­nes de dó­la­res anua­les pa­ra el sec­tor ener­gé­ti­co. Ade­más de los pues­tos de tra­ba­jo y de lo que mo­ve­ría la eco­no­mía, se­me­jan­te ma­sa de re­cur­sos per­mi­ti­ría re­cu­pe­rar el au­to­abas­te­ci­mien­to.

Pe­ro más allá de los bue­nos au­gu­rios que exis­ten pa­ra la eco­no­mía ar­gen­ti­na, es­pe­cial­men­te des­de el ex­te­rior, la ac­ti­tud de las em­pre­sas es mu­cho más cau­te­lo­sa tal co­mo lo re­fle­jan las de­mo­ras pa­ra efec­tuar in­ver­sio­nes de lar­go pla­zo. Exis­te un pla­zo na­tu­ral en­tre los anun­cios y la con­cre­ción, lo cual es ló­gi­co. Pe­ro en el fon­do tam­bién exis­ten du­das. Y ni si­quie­ra las elec­cio­nes le­gis­la­ti­vas ocu­pan un pri­mer plano en el or­den de las preo­cu­pa­cio­nes. El Go­bierno ha si­do exi­to­so en trans­mi­tir­le a los mer­ca­dos que más allá del re­sul­ta­do elec­to­ral de oc­tu­bre no ha­brá ma­yo­res cam­bios en el ám­bi­to le­gis­la­ti­vo. Y que ade­más los pla­nes tra­za­dos pa­ra la eco­no­mía se van a man­te­ner.

Por lo tan­to, aho­ra los ojos es­tán pues­tos en la mar­cha de las va­ria­bles eco­nó­mi­cas. La bue­na no­ti­cia pa­ra los in­ver­so­res es que la Ar­gen­ti­na es­tá más cer­ca de re­cu­pe­rar el cre­ci­mien­to, más allá del nue­vo ba­jó que se pro­du­jo en fe­bre­ro. La caí­da del con­su­mo por la des­apa­ri­ción de las cuo­tas sin in­te­rés y la me­nor pro­duc­ción de au­tos por la ba­ja de la de­man­da de Brasil ex­pli­can es­te com­por­ta­mien­to lue­go de al­gu­nos me­ses de me­jo­ra. Con ese ba­jón, la eco­no­mía vol­vió a fi­nes de oc­tu­bre a los ni­ve­les de oc­tu­bre pa­sa­do.

La bue­na no­ti­cia es que con al­go de vien­to a fa­vor, en mar­zo se ha­bría re­cu­pe­ra­do bue­na par­te de la pér­di­da del mes pa­sa­do. Y se­gún coin­ci­den la ma­yo­ría de los eco­no­mis­tas, la ac­ti­vi­dad se irá re­cu­pe­ran­do de ma­ne­ra más sos­te­ni­da en los pró­xi­mos me­ses. “Pa­ra fi­nes del ter­cer tri­mes­tre la eco­no­mía es­ta­ría cre­cien­do a un rit­mo de 5% in­ter­anual”, ase­gu­ra el eco­no­mis­ta Or­lan­do Fe­rre­res, pro­ba­ble­men­te el que me­jor an­ti­ci­pa el com­por­ta­mien­to de la ac­ti­vi­dad in­dus­trial y la evo­lu­ción del PBI.

Pe­ro has­ta los más op­ti­mis­tas aho­ra se mues­tran más cau­tos. Mi­guel Bein, por ejem­plo, es­ti­ma­ba 5% de cre­ci­mien­to pa­ra es­te año de la mano de sa­la­rios que le ga­na­rían con am­pli­tud a la in­fla­ción. Pe­ro en la úl­ti­ma re­vi­sión es­ti­mó que “con suer­te” se lle­ga­rá al 2,9%. El FMI hi­zo al­go pa­re­ci­do. Del 2,8% ori­gi­nal pa­só a 2,2%.

Pe­ro más allá de las es­ta­dís­ti­cas, la me­jo­ra de los pró­xi­mos me­ses coin­ci­di­ría con una re­duc­ción de la in­fla­ción, que en abril se man­ten­drá por ter­cer mes con­se­cu­ti­vo en ni­ve­les de 2%. Lo acu­mu­la­do en el año vuel­ven casi im­po­si­ble el cum­pli­mien­to de la me­ta de 17% que el Cen­tral se im­pu­so co­mo te­cho pa­ra es­te año.

Sin em­bar­go, las bue­nas no­ti­cias es­tán más cer­ca en re­la­ción a la evo­lu­ción in­fla­cio­na­ria. A par­tir de ma­yo se ve­ría un des­cen­so más im­por­tan­te y des­de el BCRA va­ti­ci­nan que a par­tir de ju­nio el des­cen­so se­ría mu­cho más brus­co, has­ta ni­ve­les cer­ca­nos al 1% men­sual.

Exis­ten dos factores que ayu­da­rán a aliviar la pre­sión so­bre los pre­cios: un dó­lar plan­cha­do, que aun­que lo nie­gue el ti­tu­lar del Cen­tral, ac­túa co­mo an­cla an­ti­in­fla­cio­na­ria. Y la pos­ter­ga­ción en los ajus­tes ta­ri­fa­rios, co­mo el ca­so de transporte. El in­cre­men­to pre­vis­to pa­ra es­te año pa­só pa­ra el pró­xi­mo, con lo que se ca­yó en la ló­gi­ca kirch­ne­ris­ta: pos­ter­gar los au­men­tos de ta­ri­fas pa­ra aliviar el bol­si­llo y sua­vi­zar la in­fla­ción. En el ca­so del gas, el au­men­to se re­par­tió en cuo­tas que re­cién ter­mi­na en abril de 2018.

La ba­ja de la in­fla­ció­nes uno de los as­pec­tos cen­tra­les que mi­ran los in­ver­so­res. Pe­ro la po­lí­ti­ca mo­ne­ta­ria que lle­va ade­lan­te Fe­de­ri­co Stur­ze­neg­ger se­rá in­com­ple­ta si el Go­bierno no es exi­to­so en re­du­cir un pro­ble­ma en­dé­mi­co co­mo el dé­fi­cit fis­cal.

El éxi­to en re­du­cir el ro­jo de las cuen­tas pú­bli­cas se­rá cla­ve a par­tir del año que vie­ne y es lo que los in­ver­so­res es­ta­rán mi­ran­do con ma­yor aten­ción. No só­lo por­que re­sul­ta fun­da­men­tal pa­ra ba­jar la in­fla­ción sino tam­bién pa­ra re­du­cir la de­pen­den­cia del en­deu­da­mien­to ex­terno.

Mi­guel Bein es­ti­ma­ba 5% de cre­ci­mien­to pa­ra es­te año, pe­ro en la úl­ti­ma re­vi­sión se­ña­ló que “con suer­te” se lle­ga­rá al 2,9% Dos factores ayu­da­rán a aliviar la pre­sión so­bre los pre­cios: un dó­lar plan­cha­do, y la pos­ter­ga­ción en los ajus­tes ta­ri­fa­rios.

DYN

Los en­cuen­tros de la di­plo­ma­cia ar­gen­ti­na ce­rra­rán un círcu­lo vir­tuo­so co­mo ha­ce tiem­po no ha­bía.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.