El ca­mino dia­rio ha­cia el mun­do la­bo­ral en la ciu­dad

Por lo ge­ne­ral, sus res­pon­sa­bles no ocu­pan las ta­pas de los dia­rios ni los tí­tu­los de los no­ti­cie­ros: su la­bor for­ma­ti­va es si­len­cio­sa, pe­ro tras­cen­den­te.

La Nueva - - PORTADA - Ro­dol­fo An­ge­let­ti ran­ge­let­ti@la­nue­va.com

La crea­ción de em­pleo fla­quea en la ciu­dad, y un buen ter­mó­me­tro pa­ra me­dir esa si­tua­ción es ana­li­zar có­mo cre­ce la cu­rrí­cu­la de las ins­ti­tu­cio­nes for­ma­ti­vas cuan­do co­mien­za el año lec­ti­vo.

Y, en ese sen­ti­do, los nú­me­ros pa­re­cen ha­blar por sí so­los, ad­mi­ten en­tre otros Víctor Per­go­le­si, re­gen­te del CFP 406 y Mó­ni­ca Man­si­lla, maes­tra de apo­yo. Con ellos coin­ci­die­ron Fer­nan­do Cam­pe­lo, re­gen­te a car­go de la Di­rec­ción de la Es­cue­la Mu­ni­ci­pal de Ca­pa­ci­ta­ción La­bo­ral San Ro­que, y Mó­ni­ca Pa­nia­gua, re­pre­sen­tan­te le­gal de la ins­ti­tu­ción.

Ellos son los que con­vi­ven dia­ria­men­te por el tér­mino de un año, con jó­ve­nes y adul­tos que lle­gan atraí­dos por un em­pleo que dig­ni­fi­que su con­di­ción pa­ra cons­truir un fu­tu­ro.

Ante la des­va­lo­ri­za­ción­que se ha­ce de la edu­ca­ción, al do­cen­te le que­da el ca­mino fun­da­men­tal de re­cu­pe­rar pri­me­ro el va­lor de su tra­ba­jo, y de eso son mu­dos tes­ti­gos tan­to las pa­re­des de la cen­te­na­ria mi­sión de la Obra Sa­le­sia­na, co­mo del edi­fi­cio de De An­ge­lis 45, don­de fun­cio­na la Es­cue­la Mu­ni­ci­pal de Ca­pa­ci­ta­ción San Ro­que, y don­de sus res­pon­sa­bles se en­tu­sias­man con el ob­je­ti­vo de "ha­cer una es­cue­la gran­de”.

Afo­tu­na­da­men­te, el es­ce­na­rio cam­bió. Muy le­jos que­da­ron aque­llos años de la dé­ca­da me­ne­mis­ta don­de en lu­gar de for­ta­le­cer la edu­ca- ción téc­ni­ca, se la de­gra­dó sin con­tem­pla­ción ni ob­je­ti­vos, y se di­la­pi­da­ron re­cur­sos hu­ma­nos de al­ta ca­li­fi­ca­ción do­cen­te.

CFP Nº 406 (La Pie­dad)

Víctor Per­go­le­si, re­gen­te del Cen­tro Pro­fe­sio­nal 406 (CFP 406) y Mó­ni­ca Man­si­lla, maes­tra de apo­yo, son los res­pon­sa­bles de re­ci­bir ca­da mes de mar­zo unos mil ado­les­cen­tes, in­tere­sa­dos en al­gu­nos de sus al­re­de­dor de 40 cur­sos de for­ma­ción téc­ni­ca pú­bli­ca, en las áreas me­tal­me­cá­ni­ca, me­cá­ni­ca del au­to­mo­tor, car­pin­te­ría, in­for­má­ti­ca y compu­tación, co­mu­ni­ca­cio­nes, idioma, e in­du­men­ta­ria, en­tre otros.

“To­dos nues­tros cur­sos es­tán des­ti­na­dos a chi­cos con pri­ma­ria com­ple­ta, que ten­gan 16 años en ade­lan­te, sin lí­mi­tes, y du­ran un año”, di­ce Víctor.

Una mi­ra­da a la pi­rá­mi­de ge­ne­ra­cio­nal per­mi­te ver que en­tre el 70 y 80% de los asis­ten­tes son jó­ve­nes, me­no­res de 30 años.

“Hay chi­cos con ape­ti­to por un ta­ller es­pe­cí­fi­co, o los que quie­ren am­pliar sus co­no­ci­mien­tos, pe­ro es­te año tam­bién se han acer­ca­do pa­dres de fa­mi­lia des­em­plea­dos”, co­men­tó Mó­ni­ca.

Se tra­ta de cur­sos que du­ran un año lec­ti­vo, e in­clu­so al­gu­nos de un cua­tri­mes­tre, dis­tri­bui­dos en tur­nos ma­ña­na, tar­de, y tar­de/no­che, es­te úl­ti­mo con una ma­yo­ría de par­ti­ci­pan­tes.

“Mu­cha gen­te vie­ne in­tere­sa­da en re­ca­li­fi­car­se, por­que eso me­jo­ra sus com­pe­ten­cias" men­cio­nó Víctor.

Am­bos edu­ca­do­res se­ña­la­ron el com­pro­mi­so pues­to de ma­ni­fies­to por empresarios bahien­ses, de dis­tin­tos ru­bros, que se in­tere­san por in­cor­po­rar alum­nos egre­sa­dos a la vi­da la­bo­ral.

“La de­di­ca­ción al tra­ba­jo, el buen tra­to, la va­lo­ra­ción per­so­nal y la re­la­ción con sus se­me­jan­tes, en­tre otras cua­li­da­des, siem­pre son te­ni­das en cuen­ta al mo­men­to de re­co­men­dar a un egre­sa­do”, se­ña­la­ron.

Es­cue­la de Ca­pa­ci­ta­ción Mu­ni­ci­pal “San Ro­que”

“En 2016 egre­sa­ron 1037 alum­nos de los dis­tin­tos cur­sos, y es­pe­ra­mos su­pe­rar am­plia­men­te ese nú­me­ro, te­nien­do en cuen­ta que só­lo en el pri­mer cua­tri­mes­tre he­mos ins­crip­to a 840 alum­nos”, re­la­tó Mó­ni­ca Pa­nia­gua, re­pre­sen­tan­te le­gal de la ins­ti­tu­ción, de ges­tión privada.

Aquí, la ofer­ta edu­ca­ti­va pre­sen­ta tres ni­ve­les: cur­sos bi­men­sua­les, cua­tri­mes­tra­les y anua­les. El más corto du­ra 2 se­ma­nas, y es el de Ma­ni­pu­la­dor de Ali­men­tos, con unas 13 edi­cio­nes anua­les, y al­re­de­dor de 300 egre­sa­dos por año. Fun­cio­na con un só­lo do­cen­te, de al­ta ca­li­fi­ca­ción.

La ofer­ta cua­tri­mes­tral se in­te­gra con va­rias es­pe­cia­li­da­des: sol­da­du­ra, car­pin­te­ría, au­to­mo­to­res, re­mo­de­la-

“Es­te año apos­ta­mos muy fuer­te a la di­fu­sión de las ac­ti­vi­da­des de la es­cue­la, por­que que­re­mos ha­cer una ins­ti­tu­ción gran­de”. Mó­ni­ca Pa­nia­gua.

ción de mue­bles, compu­tación.

“Es­te año, los cu­pos de los cur­sos con ma­yor sa­li­da la­bo­ral se cu­brie­ron el pri­mer día que se abrió la ins­crip­ción”, pre­ci­só Mó­ni­ca.

Los cur­sos de ga­sis­ta, elec­tri­ci­dad y sol­da­du­ra es­tán di­se­ña­dos por ni­ve­les de ca­pa­ci­ta­ción, y per­mi­ten la ma­tri­cu­la­ción en de­ter­mi­na­dos or­ga­nis­mos pú­bli­cos y pri­va­dos.

“La fun­ción de es­ta Es­cue­la es abrir­le las puer­tas a to­dos, por eso te­ne­mos gen­te con más de 80 años”, con­tó Fer­nan­do.

La Es­cue­la de Ca­pa­ci­ta­ción “San Ro­que” es sos­te­ni­da por el Mu­ni­ci­pio, pe­ro de­pen­de del ni­vel pro­vin­cial (Di­pre­gep) que abo­na los suel­dos do­cen­tes. Brin­da edu­ca­ción en for­ma ab­so­lu­ta­men­te gra­tui­ta, y cons­ti­tu­ye, se­gún sus res­pon­sa­bles, un ca­so em­ble­má­ti­co a ni­vel pro­vin­cial.

La flui­da re­la­ción con la Se­cre­ta­ría de Po­lí­ti­cas So­cia­les, de la que de­pen­de or­gá­ni­ca­men­te, y con la Je­fa­tu­ra de Edu­ca­ción Pro­vin­cial, Re­gión 22, fue des­ta­ca­da por es­ta ges­tión, que asu­mió ha­ce po­co más de un año

“Es­ta­mos muy con­ten­tos con las res­pues­tas de las em­pre­sas lo­ca­les”, se­ña­ló Mó­ni­ca.

San Ro­que tam­bién in­tro­du­jo un cur­so trans­ver­sal a to­dos los tra­yec­tos, de cul­tu­ra del tra­ba­jo, que tien­de a pro­por­cio­nar las he­rra­mien­tas bá­si­cas pa­ra lle­gar con chan­ces al mer­ca­do la­bo­ral .

Sa­li­das ba­rria­les

La in­ge­nie­ra Diana Pis­to­ne­si li­de­ra el rum­bo del Ins­ti­tu­to Téc­ni­co la Pie­dad. Es de los di­rec­ti­vos ca­pa­ces de "de­rri­bar puer­tas" de­trás de bue­nos ob­je­ti­vos en ma­te­ria edu­ca­ti­va. En su char­la con La­Nue­va. re­la­tó la in­tere­san­te ex­pe­rien­cia que re­pre­sen­tó lle­gar al adul­to del ba­rrio pro­fun­do, al que por su in­hi­bi­ción na­tu­ral o su pre­jui­cio le cos­ta­ba acor­tar la bre­cha en­tre sus ne­ce­si­da­des bá­si­cas de edu­ca­ción, y una ins­ti­tu­ción de tan fuer­te im­pron­ta co­mo La Pie­dad.

“La es­truc­tu­ra de una gran ins­ti­tu­ción mu­chas ve­ces apa­bu­lla. Así fue que em­pe­za­mos a pen­sar có­mo nos iría si fué­ra­mos no­so­tros co­mo edu­ca­do­res los que nos acer­cá­ra­mos al ba­rrio”.

Es­to es po­si­ble ba­jo el pa­ra­guas de la Co­mu­ni­dad Sa­le­sia­na, y per­mi­tió apro­ve­char es­pa­cios ocio­sos en los ba­rrios pa­ra dar cla­ses prác­ti­cas de sol­da­du­ra, re­pa­ra­ción de mo­tos, des­de ha­ce unos dos años, con “ex­ce­len­tes re­sul­ta­dos”, di­ce Diana en­tu­sias­ma­da.

Pro­gra­ma Buen Tra­ba­jo

El Pro­gra­ma sur­gió en 2007 a im­pul­so del Pa­nel Co­mu­ni­ta­rio de In­ge­nie­ro Whi­te, un es­pa­cio de diá­lo­go que aglu­ti­na a di­fe­ren­tes ac­to­res de la co­mu­ni­dad por­tua­ria.

Se tra­ta de una ini­cia­ti­va im­pul­sa­da por la Fa­cul­tad Re­gio­nal Bahía Blan­ca de la UTN, el Ins­ti­tu­to Go­ye­na y la Uni­ver­si­dad del Sal­va­dor, la Mu­ni­ci­pa­li­dad de Bahía Blan­ca, y em­pre­sas pri­va­das co­mo: Pro­fer­til, Dow Ar­gen­ti­na y el Con­sor­cio del Par­que In­dus­trial Bahía Blan­ca, en­tre otros.

En el mar­co del Pro­gra­ma, jó­ve­nes de en­tre 18 y 35 años en si­tua­ción so­cial vul­ne­ra­ble tie­nen la po­si­bi­li­dad de ac­ce­der a ca­pa­ci­ta­ción en, a ofi­cios co­mo: ope­ra­dor lo­gís­ti­co o sol­da­dor.Des­de su crea­ción has­ta 2016 unos 1.100 jó­ve­nes de­socu­pa­dos to­ma­ron cur­sos que los trans­for­ma­ron en tra­ba­ja­do­res ca­li­fi­ca­dos. La in­ser­ción la­bo­ral fue exi­to­sa en el 60% de los ca­sos, se­ña­la­ron.

“In­da­ga­mos de don­de vie­nen, si es­tán des­em­plea­dos, en­tre otros pun­tos. Los más des­fa­vo­re­ci­dos tie­nen prio­ri­dad”, se­ña­ló el li­cen­cia­do Ro­ber­to Ver­na, se­cre­ta­rio de Cul­tu­ra y Ex­ten­sión Uni­ver­si­ta­ria de la UTN-FRBB.

Mi Pri­mer Tra­ba­jo

Im­pul­sa­do por la Unión In­dus­trial de Bahía Blan­ca (UIBB), “Mi Pri­mer Tra­ba­jo” es una no­ve­do­sa y ágil for­ma de vin­cu­lar a los jó­ve­nes egre­sa­dos de es­cue­las téc­ni­cas de la ciu­dad con sus po­ten­cia­les em­plea­do­res, ayu­dán­do­los, ade­más, a com­ple­tar su pro­ce­so de apren­di­za­je, ya que en­tre las exi­gen­cias cu­rri­cu­la­res del ni­vel se cuen­ta la de rea­li­zar 200 ho­ras de prác­ti­cas pro­fe­sio­na­li­zan­tes en em­pre­sas.

“He­mos te­ni­do muy bue­nos re­sul­ta­dos"co­men­tó la coor­di­na­do­ra de la Me­sa de Res­pon­sa­bi­li­dad So­cial Em­pre­sa­ria de la en­ti­dad , li­cen­cia­da Mi­riam Yro­sa­linsky.

“La ini­cia­ti­va tie­ne tres ejes prin­ci­pa­les, el pri­me­ro es una pla­ta­for­ma vir­tual, a tra­vés de la cual, las em­pre­sas in­tere­sa­das en con­tra­tar vi­sua­li­zan las tra­yec­to­rias aca­dé­mi­cas de los alum­nos (pro­me­dio ge­ne­ral y desem­pe­ño), y co­no­cen sus ac­ti­tu­des. To­do,va­li­da­do por sus do­cen­tes”, acla­ró Yro­sa­linsky.

El res­to del pro­gra­ma, que es bas­tan­te jo­ven, se com­po­ne de un ta­ller de Em­plea­bi­li­dad (ela­bo­ra­ción de un CV, una car­ta de pre­sen­ta­ción, pre­pa­ra­ción pa­ra una en­tre­vis­ta), dic­ta­do en for­ma con­jun­ta con la Mu­ni­ci­pa­li­dad, ade­más de la rea­li­za­ción de prác­ti­cas por ni­vel.

“La es­truc­tu­ra de una gran ins­ti­tu­ción mu­chas ve­ces apa­bu­lla. Así que pen­sa­mos có­mo nos iría si fué­ra­mos no­so­tros a los ba­rrios a dar cla­se”. Diana Pis­to­ne­si

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.