El pro­to­co­lo, en re­ti­ra­da

La Nueva - - Opinión. -

cho mu­je­res co­men en una me­sa alar­ga­da, ba­jo la aten­ta mi­ra­da de dos ins­ti­tu­tri­ces que les mur­mu­ran con­sig­nas. De pron­to, una de ellas lla­ma al or­den a una de las es­tu­dian­tes, que ol­vi­dó ba­jar el co­do mien­tras to­ma­ba la sopa.

La es­ce­na no tie­ne lu­gar en un ele­gan­te res­tau­ran­te ni un eli­tis­ta club so­cial, es par­te del pro­gra­ma del Ins­ti­tu­to Vi­lla Pie­rre­feu (IVP), la úl­ti­ma de las es­cue­las sui­zas de­di­ca­das a en­se­ñar bue­nos mo­da­les a mu­je­res de to­do el mundo.

“Aho­ra me doy cuen­ta de que con­fun­día las re­glas fran­ce­sas con los mo­da­les bri­tá­ni­cos”, con­tó He­ba, una de las es­tu­dian­tes del ins­ti­tu­to ubi­ca­do en Glion, en los al­tos jun­to al la­go Le­mán, cer­ca de Mon­treux, en el oes­te del país.

Es­ta egip­cia de 34 años ex­pli­ca, un poco aver­gon­za­da, que de­jó el cu­chi­llo en el pla­to aun­que no lo ha­bía uti­li­za­do, un error se­gún los mo­da­les fran­ce­ses.

He­ba es una de las 30 es­tu­dian­tes pro­ve­nien­tes de 14 paí­ses que par­ti­ci­pan en un cur­so in­ten­si­vo pa­ra apren­der com­por­ta­mien­to, ar­tes flo­ra­les, ges­tión del per­so­nal do­més­ti­co, de­co­ra­ción de la me­sa y re­glas de eti­que­ta.

“Es muy exi­gen­te (...) ex­haus­ti­vo”, co­men­ta Tay­lor, una estadounidense de 34 años.

Vi­via­ne Ne­ri to­mó las rien­das de la es­cue­la en 1972, unos 20 años des­pués de que su ma­dre fun­da­ra el ins­ti­tu­to.

“Evi­den­te­men­te te­ne­mos a hi­jas de pre­si­den­tes y a prin­ce­sas, pe­ro no re­pre­sen­tan a la mayoría” de las alum­nas, di­ce. “Tam­bién hay per­so­nas que aho­rran pa­ra fi­nan­ciar su via­je (...) se dan cuen­ta que es­to les va a dar co­no­ci­mien­tos adi­cio­na­les que po­cas per­so­nas tie­nen”.

Pe­ro apren­der a com­por­tar­se tie­ne un pre­cio. De­pen­dien­do de la fór­mu­la ele­gi­da, los cur­sos de ve­rano, in­clu­yen­do el exa­men y el alo­ja­mien­to, pue­den lle­gar a cos­tar 30.000 fran­cos sui­zos (27.000 eu­ros, 30.000 dó­la­res).

Las es­tu­dian­tes tie­nen en­tre 18 y 50 años. El ins­ti­tu­to aco­ge a amas de ca­sa pe­ro tam­bién a eje­cu­ti­vas.

Ha­ce 50 años, en la re­gión mu­chas ins­ti­tu­cio­nes re­ci­bían a jó­ve­nes de bue­na fa­mi­lia que bus­ca­ban sa­lir pre­pa­ra­das pa­ra con­ver­tir­se en es­po­sas mo­dé­li­cas. Una de ellas fue la prin­ce­sa Dia­na.

Pe­ro el Ins­ti­tu­to Pie­rre­feu aho­ra es el úl­ti­mo re­duc­to de es­te ti­po en Sui­za. Pa­ra Ne­ri, Ma­yo del 68 cam­bió la vi­sión del mundo y de la mu­jer.

“Hu­bo una fuer­te ba­ja de la de­man­da des­pués de esa re­vo­lu­ción es­tu­dian­til”, di­ce, des­ta­can­do que “las po­cas per­so­nas que se ins­cri­bían en esa épo­ca de­cían a su en­torno que iban a una es­cue­la de idio­mas. Te­nían ver­güen­za”.

Ne­ri ase­gu­ra que su es­cue­la pu­do re­sis­tir al cam­bio por su aper­tu­ra al mundo y por su ca­pa­ci­dad de adap­tar cur­sos y ma­nua­les a la evo­lu­ción de la so­cie­dad.

El pro­to­co­lo di­plo­má­ti­co tam­bién for­ma par­te del te­ma­rio.

“Las di­fe­ren­cias cul­tu­ra­les (...) pue­den crear con­flic­tos por mo­ti­vos ri­dícu­los”, de­fien­de Ne­ri.

Pa­ra ella, mu­chos pe­rio­dis­tas de­be­rían to­mar es­tos cur­sos, ex­pli­can­do que las crí­ti­cas que re­ci­bió la pri­me­ra da­ma estadounidense, Me­la­nia Trump, por no cu­brir­se con un ve­lo en su vi­si­ta a Ara­bia Sau­dí, es­ta­ban erra­das.

“No es im­pe­ra­ti­vo ha­cer­lo ya que no es obli­ga­to­rio pa­ra las no mu­sul­ma­nas que via­jan a Ara­bia Sau­di­ta”, cuen­ta.

A los 46 años, Na­di­ne Abou Zahr, exe­di­to­ra fran­co-li­ba­ne­sa de una re­vis­ta de mo­da en El Cai­ro, afir­ma sen­tir­se fe­liz con su ex­pe­rien­cia de 10 días en Pie­rre­feu, se­gún un tes­ti­mo­nio enviado por co­rreo elec­tró­ni­co a la AFP.

Sin em­bar­go, re­co­no­ció ha­ber si­do un poco es­cép­ti­ca la pri­me­ra vez que es­cu­chó ha­blar de la es­cue­la cuan­do es­ta­ba en la uni­ver­si­dad ha­ce dos dé­ca­das.

“Cuan­do uno ha seguido un en­tre­na­mien­to de es­te ti­po no in­tro­du­ce cam­bios es­pec­ta­cu­la­res en su ca­rre­ra o en su vi­da, pe­ro ayu­da con las di­fe­ren­cias cul­tu­ra­les y las tra­di­cio­nes”, afir­ma.

Pa­ra ella, apren­der bue­nos mo­da­les “no es una cues­tión de es­no­bis­mo o de su­per­fi­cia­li­dad, es una cues­tión de res­pe­to ha­cia uno mis­mo y ha­cia los de­más”.

Ne­ri se de­cla­ra con­fia­da en el fu­tu­ro de la es­cue­la pa­ra cuan­do su hi­jo Phi­lip­pe to­me el re­le­vo. Jun­tos pla­nean ofre­cer cur­sos en lí­nea y des­de ha­ce tres años ofre­cen un se­mi­na­rio pa­ra hom­bres.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.