Ro­dol­fo Lo­pes, otra vez en el rue­do po­lí­ti­co, va por un lu­gar en el Con­ce­jo

El exin­ten­den­te dispu­tará la in­ter­na de Uni­dad Ciu­da­da­na con Car­los Qui­ro­ga. Por aho­ra, va por el Con­ce­jo.

La Nueva - - Para empezar. - Ser­gio Prie­ta sprie­ta@la­nue­va.com

El exin­ten­den­te Ro­dol­fo Lo­pes afir­mó que con su pre­can­di­da­tu­ra a con­ce­jal por Uni­dad Ciu­da­da­na pre­ten­de re­ini­ciar el pro­ce­so que ini­ció en 2003 y que ter­mi­nó con su des­ti­tu­ción en 2006 “sin odios ni re­van­chas”. En diá­lo­go con “La Nue­va.”

re­co­no­ció que en es­tos 11 años en que no ocu­pó nin­gún car­go pú­bli­co no de­jó de mi­li­tar en po­lí­ti­ca ni un so­lo día, ha­bló de al­gu­nos pro­yec­tos que im­pul­sa­ría des­de el Con­ce­jo De­li­be­ran­te si re­sul­ta ele­gi­do y no des­car­tó ser can­di­da­to a in­ten­den­te en 2019.

--¿Por qué de­be­rían vo­tar­lo los bahien­ses?

--Uno po­ne a dis­po­si­ción su tiem­po y su pro­pia his­to­ria. Co­mo mé­di­co con más de 38 años, exin­ten­den­te y con­ce­jal en al me­nos dos pe­rio­dos, acu­mu­lé ex­pe­rien­cia. Siem­pre es­tu­ve en el mis­mo lu­gar y, si hay al­go que no me gus­ta­ría que vuel­va a su­ce­der, es te­ner una ciu­dad co­mo la del 2003, cuan­do fui in­ten­den­te: abun­da­ban los pi­que­tes, los co­me­do­res co­mu­ni­ta­rios, la po­bre­za y los clu­bes del true­que. Ten­go la sen­sa­ción de que hay que tra­ba­jar mu­cho pa­ra que eso no vuel­va a ocu­rrir. Esos son los mo­ti­vos por lo que quie­ro lle­gar al Con­ce­jo De­li­be­ran­te, ya que ten­go la sen­sa­ción de que va­mos ha­cia ese ca­mino y cos­ta­ría mu­cho vol­ver a lo­grar la nor­ma­li­dad que se ha­bía con­se­gui­do en los úl­ti­mos años.

--¿Qué pro­yec­tos pien­sa im­pul­sar des­de el Con­ce­jo en ca­so de ser ele­gi­do?

--En prin­ci­pio uno de re­gu­la­ri­za­ción de la ba­su­ra y el me­jo­ra­mien­to del tra­ta­mien­to de los re­si­duos, ya que se ven­ce la vi­da útil del re­po­si­to­rio na­tu­ral y hay que ver có­mo desa­rro­llar uno nue­vo, a la vez de im­pul­sar el re­ci­cla­do de los desechos inor­gá­ni­cos. Tam­bién plan­tear me­jo­ras en el sis­te­ma de sa­lud pú­bli­ca y ges­tio­nes de ma­ne­ra ur­gen­te an­te au­to­ri­da­des de Pro­vin­cia pa­ra te­ner un Hos­pi­tal Ma­terno-In­fan­til, ya que to­das las ciu­da­des grandes del te­rri­to­rio bo­nae­ren­se lo tie­nen.

--¿Qué pien­sa de Car­los Qui­ro­ga, su opo­nen­te en la in­ter­na de Uni­dad Ciu­da­da­na?

--No voy a opinar de Qui­ro­ga. Ca­da uno tie­ne su pro­pia his­to­ria e im­pron­ta. Te­ne­mos di­fe­ren­cias me­to­do­ló­gi­cas e his­tó­ri­cas, pe­ro hay co­sas que nos di­fe­ren­cian sus­tan­cial­men­te, más allá de que los dos apo­ya­mos un mis­mo pro­yec­to. Yo a es­te modelo lo ven­go apo­yan­do des­de ha­ce más de 40 años, ten­go 63 y co­men­cé a mi­li­tar en el pe­ro­nis­mo en 1967, era muy chi­co. Des­de ese en­ton­ces no he es­ta­do en otro lu­gar que no sea el pe­ro­nis­mo.

--¿Tie­ne in­ten­cio­nes de ser can­di­da­to a in­ten­den­te en 2019?

--No se lo que ocu­rri­rá en 2019, cuan­do uno es mi­li­tan­te po­lí­ti­co y es­tá en el con­tex­to, se­gu­ra­men­te pue­da y ten­ga chan­ces de ser can­di­da­to. Si la si­tua­ción, los com­pa­ñe­ros de mi­li­tan­cia y el pue­blo apo­yan y plan­tean que yo pue­do lle­gar a ser can­di­da­to, lo se­ría. De he­cho ya lo fui y ga­né una elec­ción.

--¿Có­mo ve a Bahía Blan­ca?

--Es­tan­ca­da, afue­ra de la agen­da na­cio­nal y ol­vi­da­da. El puer­to de­be ser mu­cho más ac­ti­vo y sa­lir de la pa­rá­li­sis o de ser un de­pó­si­to de bar­cos. En ese con­tex­to el in­ten­den­te so­lo se ocu­pa de co- lo­car lu­ces, cua­tros semáforos y de re­pa­vi­men­tar al­gu­nas ca­lles. Y en­ci­ma lo ha­ce con bas­tan­tes de­fi­cien­cias. Es­te go­bierno no sé si tie­ne la po­si­bi­li­dad de sa­car a la ciu­dad ade­lan­te por­que en reali­dad prio­ri­za otro ti­po de co­sas.

--¿To­ma es­ta pre­can­di­da­tu­ra co­mo una re­van­cha en la po­lí­ti­ca?

--No lo to­mo co­mo una re­van­cha por­que no ten­go odio ni re­sen­ti­mien­to. Qui­zás sí co­mo un he­cho de jus­ti­cia pa­ra po­der re­to­mar el pro­ce­so po­lí­ti­co coar­ta­do en 2006. Ade­más, des­gra­cia­da­men­te, quie­nes vi­nie­ron atrás, si bien se dis­fra­za­ron con el ro­pa­je del Fren­te Pa­ra la Vic­to­ria, en nin­gún mo­men­to me­jo­ra­ron las con­di­cio­nes de Bahía Blan­ca co­mo sí se vio en mu­chas otras ciu­da­des del país.

“El in­ten­den­te so­lo se ocu­pa de co­lo­car lu­ces, cua­tro semáforos y re­pa­vi­men­tar al­gu­nas ca­lles. Y en­ci­ma lo ha­ce con bas­tan­tes de­fi­cien­cias”, di­jo Lo­pes.

RO­DRI­GO GAR­CÍA - LA NUE­VA.

los pro­yec­tos que pre­ten­de im­pul­sar es la crea­ción de un Hos­pi­tal Ma­terno-In­fan­til pa­ra Bahía Blan­ca.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.