Mar­cos Fer­nán­dez: las ba­ses so­bre las que cre­ce Mon­te

Pa­ra el in­ten­den­te de Mon­te Her­mo­so, Mar­cos Fer­nán­dez, la co­yun­tu­ra que vi­ve el país de­mues­tra que mu­ni­ci­pio de­be se­guir te­nien­do un rol muy ac­ti­vo en lo eco­nó­mi­co y so­cial.

La Nueva - - PORTADA - Juan Ig­na­cio Sch­werdt jsch­werdt@la­nue­va.com

El in­ten­den­te de Mon­te Her­mo­so, Mar­cos Fer­nán­dez, ase­gu­ra que no es­tá dis­pues­to a cam­biar el rumbo que le im­pu­so a su ges­tión, in­clu­so en es­tos tiem­pos du­ros. Es más, con­si­de­ra que es ne­ce­sa­rio du­pli­car la apues­ta. ¿Cuál es la apues­ta? Sos­te­ner a Mon­te Her­mo­so co­mo el mu­ni­ci­pio tu­rís­ti­co que tu­vo un cre­ci­mien­to ex­plo­si­vo en los úl­ti­mos 15 años.

El in­ten­den­te de Mon­te Her­mo­so, Mar­cos Fer­nán­dez, ase­gu­ra que no es­tá dis­pues­to a mo­di­fi­car el rumbo. No es fá­cil -re­co­no­ce-, por­que en épo­cas de cri­sis se mul­ti­pli­can las vo­ces con­tra el va­lor de las ta­sas o el gas­to mu­ni­ci­pal, pe­ro asu­me las crí­ti­cas co­mo el cos­to po­lí­ti­co a pa­gar pa­ra sos­te­ner a un dis­tri­to tu­rís­ti­co que cre­ció a rit­mo ex­plo­si­vo en los úl­ti­mos 15 años y que -en­fa­ti­za“quie­re se­guir en esa sen­da”.

“En mo­men­tos co­mo es­tos Nue­va.”- -di­jo a “La hay que do­blar la apues­ta. La ba­se de nues­tro pro­yec­to po­lí­ti­co es un Es­ta­do mu­ni­ci­pal ac­ti­vo y con mu­cha in­ser­ción en la co­mu­ni­dad”.

Cuan­do habla de mu­ni­ci­pio ac­ti­vo -acla­ra- se re­fie­re a ir más allá de brin­dar los ser­vi­cios bá­si­cos. “Más que na­da, ha­blo de cues­tio­nes que al­gu­nos creen que no de­be­ría­mos apun­ta­lar, co­mo el

desa­rro­llo eco­nó­mi­co de la ciu­dad y el tu­ris­mo. Pe­ro va­mos a se­guir ha­cién­do­lo, por­que es­ta­mos con­ven­ci­dos de es­te rumbo”. -¿Le mo­les­tan las crí­ti­cas por el va­lor de las ta­sas?

-No. Yo es­cu­cho a to­dos; lo úni­co que pi­do es que me de­jen ex­pli­car qué ha­ce­mos con nues­tra re­cau­da­ción.

"Con­cep­tual­men­te, mu­cha gen­te aún si­gue pen­san­do que las ta­sas de Mon­te Her­mo­so son pa­ra ba­rrer las ca­lles y jun­tar la ba­su­ra. No es así. Ade­más de to­dos los ser­vi­cios bá­si­cos, con las ta­sas sos­te­ne­mos y am­plia­mos nues­tra ofer­ta tu­rís­ti­ca, que es lo que mo­vi­li­za la eco­no­mía lo­cal jun­to con la pes­ca y la cons­truc­ción.

"Con las ta­sas sos­te­ne­mos un Cen­tro Cul­tu­ral que tie­ne 50 o 60 obras por año, brin­da­mos re­ci­ta­les gra­tui­tos, ga­ran­ti­za­mos un ser­vi­cio de guar­da­vi­das en ve­rano y ha­ce po­co, en ple­nas va­ca­cio­nes de in­vierno, or­ga­ni­za­mos una ca­rre­ra pe­des­tre que con­vo­có a 600 per­so­nas.

"Gra­cias a es­to Mon­te es un bal­nea­rio pres­ti­gio­so, co­no­ci­do a ni­vel na­cio­nal, que ca­da vez atrae a más tu­ris­tas que con­su­men en los co­mer- cios lo­ca­les, se alo­jan aquí e in­clu­so com­pran a muy bue­nos pre­cios sus pro­pie­da­des pa­ra ve­nir lo más se­gui­do que pue­dan. Es­ta es la for­ma

en que le de­vol­ve­mos a los in­ver­so­res, co­mer­cian­tes , ve­ci­nos y con­tri­bu­yen­tes lo que apor­tan en ma­te­ria de ta­sas”. -¿Cree que el in­ver­sor pri­va­do lo en­tien­de?

-Creo que es el que me­jor lo ve. El cues­tio­na­mien­to sur­ge des­de lo po­lí­ti­co. Al­gu­nos no con­si­de­ran que hay que apos­tar pa­ra se­guir ins­ta­lan­do a Mon­te a ni­vel re­gio­nal, pro­vin­cial y na­cio­nal.

"An­tes ha­cía­mos la fiesta de la primavera con shows de pri­mer ni­vel, co­brá­ba­mos en­tra­da y al fi­nal los re­ci­ta­les los veían 200 per­so­nas. Yo no quie­ro eso. Yo quie­ro que los es­pec­tácu­los sean gra­tui­tos y los dis­fru­ten mi­les de per­so­nas. Es­to obli­ga a cos­tear­los con los in­gre­sos mu­ni­ci­pa­les, es cier­to, pe­ro lo que gas­ta­mos lo com­pen­sa­mos con to­do el mo­vi­mien­to eco­nó­mi­co que ge­ne­ra­mos".

“Es­te úl­ti­mo ve­rano gas­ta­mos 600 mil pe­sos pa­ra traer a la can­tan­te Ka­ri­na. Es un mon­to im­por­tan­te, pe­ro ese día hu­bo 30 mil per­so­nas en el re­ci­tal. Mu­chas de esas per­so­nas vi­nie­ron a la ciu­dad y gas­ta­ron en los co­mer­cios, res­tau­ran­tes y alo­ja­mien­tos. Dis­fru­ta­ron Mon­te a full, y se­gu­ro mu­chos van a vol­ver. In­clu­so ca­paz que has­ta bus­can te­ner su ca­sa acá.

“Hay mi­les de fa­mi­lias que, pu­dien­do ir­se a cual­quier la­do, eli­gie­ron com­prar o cons­truir una pro­pie­dad aquí. Eso es por­que Mon­te les brin­da sus atrac­ti­vos na­tu­ra­les, pe­ro tam­bién ser­vi­cios y pro­pues­tas de pri­mer ni­vel. Es­ta es una ciu­dad que va pa­ra ade­lan­te y que va a se­guir en ese ca­mino con fuer­te pre­sen­cia del Es­ta­do”.

-¿Las crí­ti­cas de la opo­si­ción apun­tan a re­du­cir el gas­to mu­ni­ci­pal?

-Pue­de ser, no sé, pe­ro no coin­ci­do en que ha­ya que te­ner un mu­ni­ci­pio chi­co que na­da más ha­ga ba­rri­do y re­co­lec­ción de re­si­duos. Sí, cla­ro, las ta­sas se­rían mucho más eco­nó­mi­cas, pe­ro la ciu­dad se­ría cha­ta. ¿Eso es lo que quie­ren? ¿Es así co­mo quie­ren que Mon­te se desa­rro­lle, atrai­ga in­ver­so­res y tu­ris­tas y ge­ne­re tra­ba­jo?

"Las ta­sas nos per­mi­ten sos­te­ner­nos co­mo mu­ni­ci­pio y pro­yec­tar el cre­ci­mien­to. Ese de­ba­te lo pue­do dar don­de sea". -¿Cuán­tos em­plea­dos tie­ne hoy el mu­ni­ci­pio?

-Unos 650 fi­jos. Ahí tam­bién va una par­te im­por­tan­te de los in­gre­sos. Se ter­mi­na­ron las épo­cas en que se ta­pa­ba un desagüe cloa­cal y te­nía­mos que ir a bus­car al em­plea­do en­car­ga­do de des­ta­par­lo a un co­mer­cio don­de tra­ba­ja­ba de pa­rri­lle­ro. Hoy te­ne­mos em­plea­dos fi­jos, ca­pa­ci­ta­dos y or­ga­ni­za­dos en guar­dias pa­ra brin­dar bue­nos ser­vi­cios.

-¿Le lla­ma la aten­ción que la cons­truc­ción si­ga tan fuer­te en Mon­te?

-En es­ta co­yun­tu­ra na­cio­nal, sí. So­bre to­do la cons­truc­ción de edi­fi­cios. Ade­más, es­tán en mar­cha am­plia­cio­nes de lo­teos y la crea­ción de nue­vos en dis­tin­tas zo­nas. El sec­tor es­tá muy bien, y tam­po­co les es­tá yen­do mal a las otras dos ac­ti­vi­da­des di­na­mi­za­do­ras de la eco­no­mía lo­cal, que son la

Las ta­sas nos per­mi­ten sos­te­ner­nos co­mo mu­ni­ci­pio y pro­yec­tar el cre­ci­mien­to. Ese de­ba­te lo pue­do dar don­de sea”. MAR­COS FER­NÁN­DEZ IN­TEN­DEN­TE DE MON­TE HER­MO­SO

pes­ca y el tu­ris­mo. Es­to nos es­tá dan­do un acep­ta­ble ni­vel de ge­ne­ra­ción de em­pleo, aun­que hay al­gu­nos ele­men­tos de es­ta reali­dad que me es­tán em­pe­zan­do a preo­cu­par... -¿Cuá­les?

-Ca­da vez hay más per­so­nas que, te­nien­do tra­ba­jo y sa­la­rio fi­jo, no lle­gan a fin de mes. Pri­me­ro fue la in­fla­ción, y aho­ra de­to­nó el te­ma de las ta­ri­fas de los ser­vi­cios. Per­so­nas que ga­nan 15 o 18 mil pe­sos re­ci­bie­ron fac­tu­ras de 6 mil pe­sos con un con­su­mo nor­mal.

"Es­to re­per­cu­te de lleno en el mu­ni­ci­pio, por­que au­men­ta la de­man­da de asis­ten­cia. Lo mis­mo ocu­rre con la sa­lud, por­que to­do lo que las obras so­cia­les de­ja­ron de cu­brir lo ter­mi­na­mos apor­tan­do des­de el hos­pi­tal mu­ni­ci­pal. El pe­ro­nis­mo no hu­bie­ra he­cho nun­ca al­go así es­tan­do en el go­bierno".

-¿Pu­do man­te­ner el plan de obra que ha­bía pro­pues­to pa­ra es­te año?

-Tu­vi­mos que cam­biar­lo. Arran­ca­mos el año con la idea de pa­vi­men­tar la cos­ta­ne­ra y los tem­po­ra­les te­rri­bles que tu­vi­mos nos ju­ga­ron en con­tra, así que hoy es­ta­mos prio­ri­zan­do tra­ba­jos de desagües y pa­vi­men­ta­ción en las ca­lles San Mar­tín y Río Ju­ra­men­to, que es por don­de pa­sa el 90% de la vida de Mon­te Her­mo­so en tem­po­ra­da ba­ja.

-¿Cuán­do to­mó la de­ci­sión de cam­biar el plan de tra­ba­jo?

-En mar­zo, tras aquel tem­po­ral que nos pe­gó muy fuer­te e inun­dó vi­vien­das. Lue­go de eso nos pro­pu­si­mos me­jo­rar el ac­ce­so a to­das las es­cue­las y jar­di­nes que hay en esa zo­na ur­ba­na, así co­mo a dis­tin­tos ba­rrios y al hos­pi­tal, y re­sol­ver un his­tó­ri­co pro­ble­ma hí­dri­co me­dian­te la eje­cu­ción de desagües plu­via­les y cor­do­nes cu­ne­ta.

"Eso se va a ha­cer sí o sí es­te año y, en la me­di­da en que los re­cur­sos del Fon­do de In­fra­es­truc­tu­ra Mu­ni­ci­pal si­gan lle­gan­do des­de la Pro­vin­cia, va­mos a ir pa­vi­men­tan­do am­bas ca­lles de pun­ta a pun­ta". -¿Y en la cos­ta­ne­ra?

-Va­mos a se­guir co­lo­can­do ma­lla geo­tex­til pa­ra combatir la ero­sión cos­te­ra y avan­zan­do con obras com­ple­men­ta­rias. Ya hi­ci­mos una co­lec­to­ra cloa­cal nue­va, eje­cu­ta­mos cor­dón cu­ne­ta y ter­mi­na­mos va­rias boca­calles de hor­mi­gón, so­bre to­do en si­tios que en días de llu­via ven pa­sar mu­cha agua. -¿Lle­ga­rán a pa­vi­men­tar es­te año?

-Bueno, es­ta es una obra com­ple­ja, por­que no se tra­ta só­lo de pa­vi­men­tar. Hoy el ob­je­ti­vo es ha­cer la obra en­te­rra­da que pre­ci­sa el sec­tor, que son cloa­cas desagües plu­via­les y co­lo­car geo­tex­til pa­ra fre­nar la ero­sión cos­te­ra. Re­cién cuan­do to­da eso es­té lis­to va­mos a pen­sar en as­fal­to, y allí se ve­rá con qué fon­dos con­ta­mos.

-¿El tem­po­ral de ha­ce al­gu­nos días de­jó mu­chos da­ños en la cos­ta­ne­ra? -Des­tru­yó por com­ple­to cin­co cua­dras de la rambla de ma­de­ra, so­ca­vó ca­lles y rom­pió to­das las ram­pas de ac­ce­so lar­gas y pues­tos de guar­da­vi­das del sec­tor. Ya hay em­plea­dos y ma­qui­na­rias tra­ba­jan­do en los arre­glos, por­que pa­ra el ve­rano tie­ne que es­tar to­do de la me­jor ma­ne­ra po­si­ble. -¿Cuán­to cos­ta­rán los arre­glos?

-Só­lo en ma­te­ria­les te­ne­mos un pre­su­pues­to del or­den de los 3 mi­llo­nes de pe­sos, que por su­pues­to a prin­ci­pio

de año no te­nía­mos pre­vis­to gas­tar. Pe­ro bueno, hay que asi­mi­lar que es­tas co­sas ocu­rren y po­ner­se a tra­ba­jar. -¿Re­cuer­da desas­tres de es­te ti­po?

-Tem­po­ra­les hu­bo to­da la vida. La di­fe­ren­cia es que aho­ra te­ne­mos más de 25 pues­tos de guar­da­vi­das, pa­ra­do­res, chi­rin­gui­tos, com­ple­jos de car­pas, una rambla de ma­de­ra... y bueno, el mar en­con­tró to­do eso y lo arra­só.

EM­MA­NUEL BRIANE-LA NUE­VA.

FO­TOS: EM­MA­NUEL BRIANE-LA NUE­VA.

“Con los in­gre­sos mu­ni­ci­pa­les sos­te­ne­mos la ofer­ta tu­rís­ti­ca, que es lo que mo­vi­li­za la eco­no­mía lo­cal jun­to con la pes­ca y la cons­truc­ción”, di­jo Fer­nán­dez.

Las obras en la zo­na no­roes­te apun­tan a evi­tar inun­da­cio­nes co­mo las que se pro­du­je­ron en mar­zo de es­te año.

En la cos­ta­ne­ra si­gue la co­lo­ca­ción de geo­tex­til, cloa­cas y hor­mi­go­na­do de boca­calles. El as­fal­to ten­drá que es­pe­rar.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.