Ney­mar sa­lió de la sombra de Mes­si

La Nueva - - PARA EMPEZAR. - Es­cri­be Nés­tor Eduar­do Avi­la na­vi­la@la­nue­va.com

Atraí­do por los mi­llo­nes que co­men­zó a em­bol­sar ni bien pu­so un pie en Pa­rís y por la le­gí­ti­ma am­bi­ción de cons­truir su pro­pia gloria de­por­ti­va, Ney­mar de­ci­dió fi­nal­men­te ce­rrar su ci­clo con el Bar­ce­lo­na des­pués de cua­tro tem­po­ra­das.

El PSG, club en el que fue re­ci­bi­do con to­dos los ho­no­res y ca­lu­ro­sa­men­te ova­cio­na­do por la afi­ción en el Par­que de los Prín­ci­pes, se ase­gu­ró días atrás los ser­vi­cios del de­lan­te­ro bra­si­le­ño has­ta 2022 lue­go de abo­nar la as­tro­nó­mi­ca ci­fra de 222 mi­llo­nes de eu­ros es­ti­pu­la­da en su cláusula de res­ci­sión.

Es­ta trans­fe­ren­cia, la más cos­to­sa de la historia del fút­bol mun­dial, cam­bió el es­ce­na­rio. De al­gún mo­do o de va­rios, mo­vió la es­tan­te­ría de la éli­te eu­ro­pea. Un nue­vo ri­co de la quin­ta Li­ga de la UEFA (de­trás de Es­pa­ña, In­gla­te­rra, Ita­lia y Ale­ma­nia), al am­pa­ro del di­ne­ro pro­ve­nien­te de la Qa­tar Sports In­vest­ments, fue ca­paz de arre­ba­tar­le a una de las en­ti­da­des más exi­to­sas de la úl­ti­ma dé­ca­da a una de sus prin­ci­pa­les fi­gu­ras.

Tam­bién su­gie­re un du­ro gol­pe pa­ra el tor­neo es­pa­ñol, el me­jor en tér­mi­nos de re­sul­ta­dos con­se­gui­dos en las más re­cien­tes com­pe­ti­cio­nes con­ti­nen­ta­les. Al pun­to que sus re­pre­sen­tan­tes se al­za­ron con 7 de las úl­ti­mas 12 edi­cio­nes de la Cham­pions, más 8 Eu­ro­pa Lea­gues des­de 2003.

Ney­mar se fue del Bar­sa tras ha­ber ga­na­do 10 tí­tu­los (1 Cham­pions, 2 Li­gas lo­ca­les, 3 Co­pas del Rey, 1 Mun­dial de Clu­bes, 1 Su­per­co­pa de Eu­ro­pa y 2 Su­per­co­pas de Es­pa­ña) y ha­ber in­te­gra­do, ade­más, uno de los más ca­li­fi­ca­dos tri­den­tes que se re­cuer­den jun­to a Lio­nel Mes­si y el uru­gua­yo Luis Suárez.

La con­sa­gra­da y pa­ten­ta­da MSN de­jó su hue­lla en 121 par­ti­dos, con 298 go­les. Una mar­ca sin dudas es­tra­tos­fé­ri­ca y muy di­fí­cil de re­pe­tir con los años.

In­fruc­tuo­sos fue­ron los es­fuer­zos de los ca­ta­la­nes pa­ra re­te­ner al ata­can­te pau­lis­ta. Ju­ga­do­res y di­ri­gen­tes in­ten­ta­ron con­ven­cer­lo pa­ra que si­guie­ra, pe­ro en las dos se­ma­nas que du­ró la no­ve­la de su tras­pa­so, Ney­mar asu­mió que era mo­men­to de plan­tear­se otros desafíos aban­do­nan­do el con­fort de un equi­po tan pres­ti­gio­so co­mo el Bar­ce­lo­na.

Aun­que no lo re­co­noz­ca pú­bli­ca­men­te, uno de los mo­ti­vos pri­mor­dia­les de su ale­ja­mien­to fue sa­lir de la sombra de Leo Mes­si. Ín­ti­ma­men­te, Ney­mar sa­be que mien­tras se ali­nea­ra al la­do del as­tro ar­gen­tino, ja­más al­can­za­ría la ci­ma. Ni si­quie­ra en las jor­na­das de ma­yor de bri­llo per­so­nal.

En el con­jun­to fran­cés ten­drá, aho­ra, la chan­ce de con­ver­tir­se en el má­xi­mo re­fe­ren­te. De al­can­zar un rol pre­pon­de­ran­te y ser el lí­der co­mo su­ce­de en la se­lec­ción de Bra­sil. Usa­rá la “10” por una gentileza de Javier Pas­to­re, es­ta­rá ro­dea­do de sus ami­gos (Da­ni Al­ves, Mar­quhi­nos, Thia­go Sil­va y Lu­cas Mou­ra) y de otras muy des­ta­ca­das in­di­vi­dua­li­da­des, con el res­pal­do de una abul­ta­da bi­lle­te­ra y los re­tos que de­pa­ra tra­tar de ob­te­ner los tí­tu­los que el PSG ne­ce­si­ta pa­ra con­cre­tar su an­sia­do des­pe­gue en el plano in­ter­na­cio­nal.

Con ese pa­no­ra­ma, Ney es­pe­ra dar el pa­so de ca­li­dad que aún le res­ta pa­ra dis­cu­tir mano a mano con Mes­si y Cris­tiano Ro­nal­do la po­si­bi­li­dad de ate­so­rar el Ba­lón de Oro por pri­me­ra vez en su tra­yec­to­ria.

A su al­re­de­dor, el téc­ni­co Unai Emery de­be­rá in­de­fec­ti­ble­men­te ab­sor­ber la pre­sión que sig­ni­fi­ca di­ri­gir un plan­tel su­ma­men­te co­ti­za­do y con­si­de­ra­do de an­te­mano co­mo uno de los fir­mes can­di­da­tos pa­ra adue­ñar­se de la “Ore­jo­na” 2017-2018.

Sin con­tar a Phi­lip­pe Cou­tin­ho y el chi­leno Ale­xis Sánchez, por quie­nes se ini­cia­ron ges­tio­nes y po­drían gas­tar­se otros 300 mi­llo­nes de eu­ros, el PSG hoy for­ma­ría con Trapp; Da­ni Al­ves, Mar­quin­hos, Thia­go Sil­va, Kur­za­wa; Ra­biot, Ve­rrat­ti; Di María, Drax­ler, Ney­mar y Ca­va­ni. Na­da mal pa­ra sos­te­ner sus as­pi­ra­cio­nes fu­tu­ras.

In­clu­so, co­mo al­ter­na­ti­vas, que­da­rían Pas­to­re, Blai­se Ma­tui­di, Thia­go Mot­ta y Ha­tem Ben Ar­fa, en­tre otros je­rar­qui­za­dos fut­bo­lis­tas que in­te­gran la es­te­lar plan­ti­lla de los pa­ri­si­nos.

La apues­ta de Ney­mar, igual­men­te, no de­ja de ser un ries­go pa­ra su ca­rre­ra. Su ren­di­mien­to, los he­chos y el tiem­po lo di­rán…

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.