“Carpooling”, la ten­den­cia que ya lle­gó a Bahía Blan­ca

Una prác­ti­ca con va­rias dé­ca­das de his­to­ria lle­gó ha­ce po­cos años a Bahía y ya tie­ne un gru­po de Fa­ce­book.

La Nueva - - PORTADA - Fe­de­ri­co Mo­reno fmo­reno@la­nue­va.com

--¿Va­mos a Bue­nos Ai­res? -– Sí, va­mos... y va­mos: di­vi­di­mos los gas­tos, com­par­ti­mos el ma­te y char­la­mos un buen ra­to.

Vehícu­lo com­par­ti­do, carpooling (en in­glés) o co­voi­tu­ra­ge (en fran­cés) es una prác­ti­ca ca­da vez más co­mún en el mun­do, que con­sis­te en com­par­tir via­jes en au­to de cor­tas o lar­gas dis­tan­cias con per­so­nas des­co­no­ci­das a los fi­nes de aho­rrar tiem­po y di­ne­ro, ha­cer más lle­va­de­ro el recorrido y, de ya­pa, con­tri­buir con el me­dioam­bien­te y des­con­ges­tio­nar ru­tas y au­to­pis­tas.

So­bre sus ven­ta­jas, be­ne­fi­cios y po­si­bles ries­gos, mu­cho hay es­cri­to en In­ter­net, pe­ro la idea de es­ta no­ta es ex­pli­car có­mo un fenómeno que da­ta de la Se­gun­da Gue­rra Mun­dial y se ma­si­fi­có por una cri­sis del pe­tró­leo en el Es­ta­dos Uni­dos de la dé­ca­da de 1970, lle­gó a ser apro­ve­cha­do ca­da mes por cien­tos de bahien­ses.

El gru­po de Fa­ce­book “Carpooling Bahía Blan­ca”, en el que ca­da día hay ofer­tas y de­man­das pa­ra todos los gus­tos, ya cuen­ta con casi 12.000 miem­bros. La mo­da­li­dad, en re­su­men, con­sis­te en ofre­cer el au­to pa­ra ha­cer un via­je, su­mar­se a un via­je ya ofre­ci­do o bien pre­gun­tar si al­guien va al des­tino que uno ne­ce­si­ta, en la fe­cha que uno ne­ce­si­ta.

La Pla­ta y Bue­nos Ai­res son, por la can­ti­dad de bahien­ses es­tu­dian­do o tra­ba­jan­do allá, las ciu­da­des más co­nec­ta­das con Bahía por el carpooling. Con apor­tar so­lo 300 o 400 pe­sos en un au­to com­par­ti­do por 3 o 4 per­so­nas, uno pue­de ob­te­ner un ser­vi­cio puer­ta a puer­ta, más rá­pi­do y me­nos cos­to­so que un co­lec­ti­vo, cu­yo pa­sa­je os­ci­la los 1.000.

“En 2014 y 2015 es­tu­ve vi­vien­do en Fran­cia por es­tu­dios y co­no­cí el carpooling, un sis­te­ma muy uti­li­za­do en Europa que me per­mi­tía via­jar a ba­jo cos­to y con po­ca re­ser­va. La te­sis de mi maes­tría es­tu­vo en­fo­ca­da en la posibilidad de im­ple­men­tar­lo en Ar­gen­ti­na, por lo que me in­terio­ri­cé mu­cho en el te­ma, y cuan­do vol­ví al país me pu­se en con­tac­to con Se­bas­tián Blan­co, crea­dor del gru­po que re­sul­tó ser la pie­dra fun­da­men­tal de Carpooling Bahía Blan­ca y nos man­da­mos”, co­men­tó el ad­mi­nis­tra­dor del gru­po en Fa­ce­book, Nicolás Ro­sés.

El sis­te­ma ac­tual de Fa­ce­book tie­ne, ade­más de mu­chas ven­ta­jas, cier­tos as­pec­tos ne­ga­ti­vos que el in­ge­nie­ro es­pe­cia­li­za­do en lo­gís­ti­ca es­pe­ra po­der co­rre­gir, co­mo por ejem­plo, el he­cho de -– en oca­sio­nes-- no sa­ber na­da de la per­so­na con la que uno va a via­jar, ya sea des­de lo per­so­nal o de su for­ma de con­du­cir, si se tra­ta del due­ño del vehícu­lo.

“En oc­tu­bre de 2016, al año de la crea­ción del gru­po, lle­ga­mos a las 10.000 per­so­nas y me pro­pu­se di­se­ñar una pla­ta­for­ma más or­ga­ni­za­da pa­ra evi­tar los as­pec­tos ne­ga­ti­vos. Me jun­té con dos desa­rro­lla­do­res web y dos ami­gos y crea­mos el si­tio www. pool­trips.com, que ya es­tá en lí­nea y a pun­to de en­trar en fun­cio­na­mien­to. Ca­li­fi­car tan­to a due­ños de au­tos co­mo pa­sa­je­ros es fun­da­men­tal y con es­ta pá­gi­na va a ser po­si­ble”, agre­gó Ro­sés.

“No soy el crea­dor del vehícu­lo com­par­ti­do ni mu­cho me­nos, sim­ple­men­te in­ten­to mos­trar­le a la gen­te que es po­si­ble y que los be­ne­fi­cios son múl­ti­ples. Las ma­dres cuan­do se tur­na­ban pa­ra lle­var­nos al jar­dín o a la es­cue­la ya ha­cían carpooling sin sa­ber­lo, y ac­tual­men­te sé de gen­te de ba­rrios pri­va­dos de las afue­ras que lo apli­ca den- tro de Bahía, co­mo se ha­ce en las gran­des ciu­da­des del mun­do pa­ra ir a la uni­ver­si­dad o al tra­ba­jo”, ana­li­zó el jo­ven de 33 años.

La Pla­ta y Bue­nos Ai­res, por la can­ti­dad de bahien­ses que es­tu­dian o tra­ba­jan allá, son las ciu­da­des más co­nec­ta­das con la nues­tra. Un “pa­sa­je” va­le 300 o 400 pe­sos.

PABLO PRESTI-LA NUE­VA.

En las re­des so­cia­les el due­ño de un au­to que sa­le de via­je y tie­ne lu­ga­res libres los ofre­ce. Así se su­ma gen­te que no se co­no­ce en­tre sí y re­par­ten el gas­to.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.