De qué ma­ne­ra evi­tar el “cuen­to”

La Nueva - - EN PRIMER PLANO -

So­li­ci­tar cre­den­cial y da­tos de las per­so­nas que se pre­sen­ten en su do­mi­ci­lio.

Lla­mar di­rec­ta­men­te a las ins­ti­tu­cio­nes de la cual di­cen ser em­plea­dos y co­rro­bo­rar la si­tua­ción. An­te la du­da co­mu­ni­car­se con el 911 o lla­mar a un fa­mi­liar cer­cano.

No abrir la puer­ta a nin­gún em­plea­do has­ta no es­tar se­gu­ro que per­te­nez­ca a la em­pre­sa re­fe­ri­da.

No dar in­for­ma­ción so­bre mon­tos de di­ne­ro ni nom­bres de fa­mi­lia­res a quien lla­ma y es­pe­rar a que el in­ter­lo­cu­tor se iden­ti­fi­que.

Ha­blar con los adul­tos ma­yo­res pa­ra acla­rar­les que nin­gún em­plea­do ban­ca­rio lla­ma­rá pa­ra cam­biar los bi­lle­tes.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.