Ni­ge­ria, co­noci­do y pe­li­gro­so

La Nueva - - PARA EMPEZAR. - Es­cri­be Nés­tor Eduar­do Avi­la na­vi­la@la­nue­va.com

Ni­ge­ria, un ad­ver­sa­rio ya co­noci­do por sus an­te­rio­res cua­tro en­fren­ta­mien­tos mun­dia­lis­tas y el úl­ti­mo amis­to­so en Kras­no­dar de no­viem­bre pa­sa­do, vol­ve­rá a cru­zar­se en el ca­mino de la se­lec­ción ar­gen­ti­na en Ru­sia 2018.

Se­rá el mar­tes 26 de ju­nio, a las 15, en el Ze­nit Are­na de San Pe­ters­bur­go, por la ter­ce­ra y úl­ti­ma pro­gra­ma­ción del Gru­po D en el que tam­bién par­ti­ci­pan Croa­cia e Is­lan­dia.

Las Sú­per Águi­las se mos­tra­ron co­mo un equi­po muy po­ten­te en las eli­mi­na­to­rias afri­ca­nas, don­de cla­si­fi­ca­ron de ma­ne­ra in­vic­ta en el Gru­po 2. Los di­ri­gi­dos por el ale­mán Ger­not Rohr cul­mi­na­ron con 14 pun­tos (4 vic­to­rias y 2 em­pa­tes) en un cua­dran­gu­lar que com­par­tie­ron con Zam­bia, Ca­me­rún y Ar­ge­lia, ri­va­les de re­co­no­ci­do ofi­cio a ni­vel con­ti­nen­tal.

Des­de que de­bu­ta­ron en un Mun­dial, en la edi­ción de 1994 en Es­ta­dos Uni­dos, só­lo se per­die­ron la ci­ta ecu­mé­ni­ca de Ale­ma­nia 2006. Su me­jor re­sul­ta­do ha si­do al­can­zar los oc­ta­vos de fi­nal en Bra­sil 2014. En esa ins­tan­cia, jus­ta­men­te, ca­ye­ron fren­te a Fran­cia por 2-0, en Bra­si­lia.

Ni­ge­ria apos­tó a una am­plia re­no­va­ción y con­for­mó un blo­que jo­ven que ofre­ce sus ga­ran­tías. La ma­yo­ría de sus ju­ga­do­res cuen­tan con ex­pe­rien­cia en el fút­bol eu­ro­peo, son po­ten­tes fí­si­ca­men­te y po­seen in­tere­san­tes con­di­cio­nes téc­ni­cas.

Hom­bres co­mo Wil­fred Ndi­di (Lei­ces­ter), Mo­ses Si­mon (Gent de Bél­gi­ca) y Leon Ba­lo­gun (Mainz de Ale­ma­nia) son muy im­por­tan­tes en la for­ma­ción de los ver­des y se abren pa­so an­te otras in­di­vi­dua­li­da­des des­ta­ca­das co­mo Alex Iwo­bi (Ar­se­nal),Vic­tor Mo­ses (Chel­sea), Ke­le­chi Ihea­na­cho (Lei­ces­ter) y el ca­pi­tán John Obi Mikel (Tian­jin Te­da de Chi­na), quie­nes in­te­gran un con­jun­to de muy es­ti­ma­ble po­de­río.

Si bien Ar­gen­ti­na de­rro­tó a Ni­ge­ria en to­dos los cho­ques por tor­neos mun­dia­les (2-1 en 1994; 1-0 en 1998; 1-0 en 2010 y 3-2 en 2014), la úl­ti­ma me­di­da fue el co­te­jo de pre­pa­ra­ción que dispu­taron ha­ce ape­nas dos me­ses en te­rri­to­rio ru­so.

Sin la pre­sen­cia es­te­lar de Lio­nel Mes­si, con des­can­so, el elen­co al­bi­ce­les­te ga­na­ba por 2-0 con los go­les de Ever Ba­ne­ga y Ser­gio Agüe­ro has­ta que Ni­ge­ria reac­cio­nó y re­vir­tió el mar­ca­dor ano­tan­do cua­tro tan­tos. Ihea­na­cho, de ti­ro li­bre, Iwo­bi (2) y Brian Ido­wu sen­ten­cia­ron ese día el des­equi­li­brio, las des­aten­cio­nes de­fen­si­vas y los es­pa­cios que re­ga­ló el elen­co di­ri­gi­do por Jor­ge Sam­pao­li, es­pe­cial­men­te en el pe­río­do com­ple­men­ta­rio.

La ve­lo­ci­dad y la coor­di­na­ción en ata­que de los afri­ca­nos cau­sa­ron es­tra­gos en el re­tro­ce­so ar­gen­tino, una pe­li­gro­sa des­com­pen­sa­ción de la que el se­lec­cio­na­dor ca­sil­den­se de­be ha­ber to­ma­do opor­tu­na no­ta pa­ra evi­tar fu­tu­ros do­lo­res de ca­be­za.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.