El Bar­sa, más com­ple­to y equi­li­bra­do

La Nueva - - Para empezar. - Es­cri­be Nés­tor Eduar­do Avi­la

Cuan­do se su­po­nía que la sa­li­da de Ney­mar iba a de­bi­li­tar el po­de­río del Bar­ce­lo­na, la reali­dad fut­bo­lís­ti­ca y las es­ta­dís­ti­cas de­mues­tran lo con­tra­rio.

Sin la pre­sen­cia del es­te­lar de­lan­te­ro bra­si­le­ño des­de el ini­cio de la tem­po­ra­da 2017-2018, los blaugranas for­ta­le­cie­ron su ima­gen y se re­en­con­tra­ron con el pa­sa­do.

A par­tir del in­te­li­gen­te tra­ba­jo de su entrenador Er­nes­to Val­ver­de, el Bar­sa se trans­for­mó en un equi­po más com­ple­to y equi­li­bra­do en to­das sus líneas.

Con la des­apa­ri­ción del te­mi­ble tri­den­te ofen­si­vo, el cua­dro ca­ta­lán vol­vió a ju­gar co­mo acos­tum­bra­ba en épo­cas de Pep Guar­dio­la. Los me­dio­cam­pis­tas asu­mie­ron un pro­ta­go­nis­mo de­ci­si­vo en el fun­cio­na­mien­to y el res­to de la for­ma­ción ex­po­ne so­bre el te­rreno una so­li­da­ri­dad des­co­no­ci­da en la eta­pa de Ney­mar.

Bar­ce­lo­na se ale­jó de las in­di­vi­dua­li­da­des y re­cu­pe­ró su ver­sión más co­lec­ti­va pa­ra po­der lu­char otra vez por to­dos los tí­tu­los. Por lo vis­to en es­te tiem­po, el cam­bio re­sul­tó po­si­ti­vo.

Ade­más ajus­tó la pre­sión so­bre la sa­li­da del ba­lón del elen­co ri­val y, más allá de la re­cien­te igual­dad en ce­ro con el Ge­ta­fe, no per­dió ca­pa­ci­dad ni con­tun­den­cia en los úl­ti­mos me­tros. Has­ta aquí, en las tres com­pe­ti­cio­nes (cer­ta­men do­més­ti­co, Co­pa del Rey y Cham­pions Lea­gue), con­vir­tió 88 go­les. De esa can­ti­dad, so­lo la du­pla que in­te­gran Lio­nel Mes­si (26) y Luis Suá­rez (19) apor­tó 45.

Días atrás, en una no­ta con­ce­di­da a la re­vis­ta bri­tá­ni­ca “World Soccer”, el pro­pio Mes­si re­co­no­ció la si­tua­ción. Ad­mi­tió las va­rian­tes en la for­ma de ju­gar, va­lo­ró la or­ga­ni­za­ción que pre­sen­ta el cen­tro del cam­po y pon­de­ró tam­bién la so­li­dez de­fen­si­va.

El con­jun­to cu­lé li­de­ra to­da­vía con cier­ta co­mo­di­dad en la Li­ga (sa­có 7 pun­tos de luz so­bre el “Atleti” del Cho­lo Si­meo­ne) y el pa­sa­do jue­ves ob­tu­vo la cla­si­fi­ca­ción pa­ra dispu­tar la quin­ta fi­nal con­se­cu­ti­va de la Co­pa del Rey, que se desa­rro­lla­rá el 21 de abril ve­ni­de­ro fren­te al pe­li­gro­so Se­vi­lla.

An­tes, el 20 de es­te mes y el 14 de mar­zo, de­be­rá cru­zar­se con el Chel­sea en los oc­ta­vos de fi­nal de la Cham­pions Lea­gue, co­mo par­te de la car­ga­da agen­da que per­si­gue co­mo ob­je­ti­vo prin­ci­pal al­can­zar la “tri­ple co­ro­na” a ni­vel lo­cal y con­ti­nen­tal.

En ese fir­me ca­mino, el Bar­ce­lo­na dis­pu­tó des­de el 18 de agos­to pa­sa­do 37 co­te­jos, de los cua­les ga­nó 28, em­pa­tó 8 y ape­nas per­dió 1 an­te el Es­pan­yol, en el clá­si­co de ida de los cuar­tos de fi­nal de la Co­pa del Rey.

Hoy, con la Li­ga bas­tan­te con­tro­la­da, ya se en­fo­ca en el plano eu­ro­peo pa­ra in­ten­tar con­ser­var su in­vic­to y re­va­li­dar ese ho­mo­gé­neo an­dar que mar­có di­fe­ren­cias en la fa­se de gru­pos. So­bre to­do, sa­bien­do que el Man­ches­ter City, Pa­ris Saint Ger­main, Real Ma­drid y Ba­yern Mu­nich se­rán opo­nen­tes de su­mo cui­da­do pa­ra sus pre­ten­sio­nes y tam­bién muy se­rios can­di­da­tos a le­van­tar la pre­cia­da “Ore­jo­na”.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.