Pue­de ha­ber en to­dos los ba­rrios

La Nueva - - LA CIUDAD -

Men­sa­je. En fo­ros de se­gu­ri­dad o reunio­nes en so­cie­da­des de fo­men­to, los ve­ci­nos siem­pre di­cen sa­ber quié­nes ven­den, con­su­men o de­lin­quen. "¿Qué men­sa­je se les pue­de dar?", se le con­sul­tó. Re­ser­va. "Los ve­ci­nos es­tán co­la­bo­ran­do mu­chí­si­mo, en for­ma pre­sen­cial o lla­man­do al 911 de ma­ne­ra anó­ni­ma. En el ca­so de los fo­ros, a ve­ces es bueno char­lar­lo con gru­pos re­du­ci­dos de per­so­nas, pa­ra te­ner bue­na re­ser­va de in­for­ma­ción. La dis­cre­ción es de­ci­si­va", di­jo. Con­fian­za. "Y, si no­so­tros le res­pon­de­mos al ve­cino, alla­na­mos y de­mos­tra­mos que la per­so­na de­nun­cia­da ven­día, ge­ne­ra­mos con­fian­za. De ahí en ade­lan­te, ya no de­pen­de de los po­li­cías sino de los fun­cio­na­rios ju­di­cia­les. Pe­ro lo fun­da­men­tal es ge­ne­rar con­fian­za", agre­gó. Sec­to­res. "¿Bahía Blan­ca de­be aban­do­nar la idea de que el ne­go­cio de la dro­ga se en­cuen­tra so­lo en los sec­to­res mar­gi­na­les o pe­ri­fé­ri­cos?", fue otra pre­gun­ta. Pri­va­dos. "Pue­de ha­ber con­su­mo en to­dos los ba­rrios, sean de la pe­ri­fe­ria o pri­va­dos. A ve­ces en lu­ga­res con vi­gi­lan­cia es­pe­cial, los con­su­mi­do­res in­gre­san es­tu­pe­fa­cien­tes has­ta con el ar­did de un de­li­very de al­gún pro­duc­to le­gal, co­mo una piz­za, que en reali­dad no lo es".

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.