La ro­ya ama­ri­lla afec­ta has­ta el 40 % del tri­go

La Nueva - - CON EL CAMPO -

efec­tos han si­do de­vas­ta­do­res por la in­ten­si­dad de sus efec­tos, des­tru­yen­do co­se­chas en­te­ras”, di­jo.

El in­ge­nie­ro Cam­pos re­cor­dó que es una en­fer­me­dad que fue la peor pla­ga en la his­to­ria en nues­tro país.

“Ya exis­tía, pe­ro apa­re­ció otra ce­pa más vi­ru­len­ta pro­ve­nien­te de Eu­ro­pa, lo que la hi­zo más da­ñi­na”, co­men­tó.

En­tre los fac­to­res pa­ra dis­mi­nuir la ro­ya en la re­gión, Cam­pos es con­tun­den­te.

“El pro­duc­tor de­be apos­tar por un cul­ti­var re­sis­ten­te, que ayu­da en no re­ci­bir tan­ta ro­ya. Si sem­bra­mos un cul­ti­vo sus­cep­ti­ble se de­ben ha­cer con­tro­les con fun­gi­ci­das y mo­ni­to­rear cons­tan­te­men­te los cul­ti­vos. Prin­ci­pal­men­te, de­bi­do a la in­for­ma­ción que re­ca­ba­mos de la cam­pa­ña pa­sa­da, hay que apos­tar por cul­ti­vos re­sis­ten­tes y mo­di­fi­ca­dos ge­né­ti­ca­men­te”, re­cal­có.

En cuan­to a los datos de afec­ta­ción de la ro­ya, hu­bo pér­di­das de ren­di­mien­to del 15 al 40 %, en cul­ti­vos que no fue­ron fu­mi­ga­dos o lo hi­cie­ron una so­la vez.

“De­be­re­mos con­vi­vir con ella los pró­xi­mos años. Lo que su­ce­dió el año pa­sa­do no fue ca­sual. De­be­mos ge­ne­rar po­lí­ti­cas pa­ra pre­ve­nir­la e in­cluir­la en las en­fer­me­da­des de la zo­na”, fi­na­li­zó.

Tri­go du­ro Maiz du­ro Maiz dent. Ce­ba­da Fo­rraj. Gi­ra­sol So­ja Tri­go du­ro Maiz du­ro y dent. Ce­ba­da Fo­rraj. Gi­ra­sol So­ja 431-460 461-490 491-520 Más de 520 Has­ta 520 Más de 520 Has­ta 470 Más de 470 Has­ta 440 Más de 440 Esp. y bn. 351/390 Esp. a bn. 391/430 Re­gu­la­res Esp. y bn. 300/340 Esp. y bn. 351/390 Esp. a bn. 391/430 Re­gu­la­res Esp. a bue­nos Esp. a bue­nas Re­gu­la­res Con­ser­va bue­na Con­ser­va in­fe­rior Esp. a bue­nos Re­gu­la­res To­tal de ani­ma­les

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.