Ga­nó el “Glo­bo” y Alan pa­ga el asa­do

Hu­ra­cán, vo­raz y le­tal, ven­ció 3-1 a Li­ber­tad y Nun­ge­ser de­be ha­cer­se car­go de una ce­na pa­ra to­do el plan­tel.

La Nueva - - Deportes - Sergio Da­niel Peys­sé speys­se@la­nue­va.com

El 15 de no­viem­bre de 2008 fue la úl­ti­ma vez que em­pa­ta­ron Li­ber­tad y Hu­ra­cán.

Pa­sa­ron ca­si 10 años de éxi­tos re­par­ti­dos, y en el co- te­jo de ayer otra vez es­tu­vie­ron bas­tan­te le­jos de lle­gar a di­vi­dir pun­tos.

El plan­teo tác­ti­co del "Glo­bo" fue su­ma­men­te in­te­li- gen­te y la es­tra­te­gia ex­pri­mió al má­xi­mo las ideas de un elen­co mil­ra­yi­tas ne­cio y tes­ta­ru­do.

"El equi­po que me­jor jue­ga es el que sa­be apro­ve­char más de una va­rian­te pa­ra po­der que­brar al ad­ver­sa­rio", di­jo una vez, con mu­cha ra­zón, Cé­sar Luis Me­not­ti.

Li­ber­tad, con un 4-3-3 bien mar­ca­do, se em­pe­ci­nó en sa­lir ju­gan­do des­de el fon­do. Se equi­vo­có, ri­fó un mon­tón de pe­lo­tas y su­frió por ata­ques ori­gi­na­dos a par­tir de sus pro­pios erro­res, pe­ro nun­ca qui­so ape­lar a al­gún otro re­cur­so.

Ni si­quie­ra tu­vo en cuen­ta que en­fren­te es­ta­ban Brian Scal­co, Gui­ña­zú, Nun­ge­ser, Na­va­rro y Gon­za­lía, fut­bo­lis­tas que sa­ben per­fec­ta­men­te lo que tie­nen que ha­cer si re­cu­pe­ran el ba­lón, le­van­tan la ca­be­za y se en­cuen­tran con es­pa­cios pa­ra pro­gre­sar y des­equi­li­brar.

Vol­va­mos al plan que con­ce­bió la vi­si­ta pa­ra de­jar sin ai­re a un ri­val que ya fas­ti­dia has­ta sus hin­chas con el "ti- ki-ti­ki" in­tras­cen­den­te.

El del bu­le cu­brió co­rrec­ta­men­te el an­cho y el lar­go del cam­po, pre­sio­nó en tres cuar­tos, de­jó ju­gar al ar­que­ro y a los cen­tra­les, ta­pó a Mon­zón y no per­mi­tió las subidas lim­pias de los la­te­ra­les.

Obli­gó al de Vi­lla Ro­sas a que lle­gue con cen­tros o con al­gu­na pe­lo­ta pa­ra­da. Tra­ba­jo im­pe­ca­ble.

En­ci­ma, cuan­do el lo­cal se que­dó con uno me­nos (Pe­rei­ra aten­dió mal de atrás a Gui­ña­zú y re­ci­bió se­gun­da ama­ri­lla más ro­ja del ár­bi­tro Ga­briel Spi­ne­lla, quien cum­plió una ta­rea ejem­plar, so­bre­sa­lien­te y sin lu­na­res), Hu­ra­cán lo co­ci­nó a pu­ro des­plie­gue y ve­lo­ci­dad.

Mar­có el ter­ce­ro y unas cuan­tas ve­ces es­tu­vo cer­ca del cuar­to, pe­ro veía a su opo­nen­te ren­di­do a sus pies y en su ca­be­za ya ha­bía re­gis­tra­do los 15 pun­tos que lo con­vier­ten en el nue­vo lí­der de la Zo­na 1 del Aper­tu­ra.

Ahhh... me ol­vi­da­ba. El triun­fo tie­ne pre­mio, por­que Nun­ge­ser le pro­me­tió un asa­do a to­do el plan­tel. Y se­rá en el trans­cur­so de es­ta se­ma­na. ¡Qué tal!

SE­BAS­TIÁN COR­TÉS-LA NUE­VA.

“Es más tu­yo que mío”, pa­re­ce de­cir­le Alan Nun­ge­ser a Brian Scal­co, ges­tor de la ju­ga­da y del cen­tro ra­san­te pa­ra que el “Ru­so” pon­ga el 3-0. Ma­rino no los quie­re ni mi­rar.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.