“En es­tos par­ti­dos me pu­de sa­car la bron­ca que te­nía”

Lu­cas Man­ci­ne­lli, re­le­ga­do en el ci­clo Bas­se­das, re­cu­pe­ró la ti­tu­la­ri­dad con Bon­jour y ter­mi­nó sien­do la fi­gu­ra de Olim­po en el tra­mo fi­nal de la Su­per­li­ga.

La Nueva - - Deportes - Fe­de­ri­co De Mar­co fde­mar­co@la­nue­va.com

“Sa­bía que la opor­tu­ni­dad (de vol­ver a ju­gar) iba a lle­gar y, aun­que creo que lle­gó tar­de, me voy con­ten­to por lo que vi­vi­mos en es­tos dos par­ti­dos”.

En sus úl­ti­mas dos pre­sen­ta­cio­nes en la Su­per­li­ga, Olim­po pu­do cam­biar la ma­la ima­gen que mos­tró a lo lar­go de ca­si to­da la tem­po­ra­da 2017/18 y des­pe­dir­se de la eli­te del fút­bol ar­gen­tino con me­jo­res sen­sa­cio­nes.

En esos par­ti­dos, an­te Atlé­ti­co Tu­cu­mán (1-1) y el pa­sa­do sá­ba­do con­tra Ta­lle­res (2-2), el au­ri­ne­gro tu­vo co­mo prin­ci­pal fi­gu­ra a Lu­cas Man­ci­ne­lli, quien prác­ti­ca­men­te no ha­bía ju­ga­do en to­do el año.

"Ha­cía mu­cho que es­pe­ra­ba ju­gar. Me pre­pa­ré bien en la pre­tem­po­ra­da, me sen­tía có­mo­do, pe­ro el en­tre­na­dor an­te­rior (Bas­se­das) en­ten­día que al­gu­nos com­pa­ñe­ros es­ta­ban me­jor y yo me que­da­ba afue­ra. An­te eso so­lo me que­da­ba se­guir tra­ba­jan­do, así que ce­rré la bo­ca y le di pa­ra ade­lan­te. Sa­bía que la opor­tu­ni­dad me iba a lle­gar y, aun­que creo que lle­gó tar­de, me voy con­ten­to por lo que vi­vi­mos en es­tos dos úl­ti­mos par­ti­dos. El gru­po de­jó to­do", se­ña­ló el vo­lan­te.

—¿Bas­se­das te ex­pli­có por qué co­rrías tan de atrás en su con­si­de­ra­ción?

—Con Ch­ris­tian tu­ve una char­la y me di­jo que ele­gía po­ner a otros com­pa­ñe­ros por­que es­ta­ban me­jor que yo. Me pi­dió que si­guie­ra tra­ba­jan­do por­que iba a te­ner la opor­tu­ni­dad de ju­gar, pe­ro nun­ca la tu­ve. Su­mé al­gu­nos mi­nu­tos, pe­ro nun­ca pu­de ju­gar de ti­tu­lar. Esa era la bron­ca que te­nía y que me pu­de sa­car; en el fes­te­jo del gol an­te Atlé­ti­co Tu­cu­mán se vio al­go de eso.

—¿Qué sen­sa­ción les de­jó el par­ti­do an­te Ta­lle­res?

—Ter­mi­na­mos de la me­jor ma­ne­ra, co­mo que­ría­mos. Por có­mo se dio el trá­mi­te, creo que me­re­ci­mos un po­co más, por el jue­go y las ga­nas que le me­ti­mos. Siem­pre fui­mos pa­ra ade­lan­te, nun­ca ba­ja­mos los bra­zos, ni si­quie­ra tras el pri­mer gol de Ta­lle­res. Nos hu­bie­ra gus­ta­do ga­nar al­guno de es­tos en­cuen­tros pa­ra re­ga­lar­le una ale­gría a los más chi­cos, a los que se fue­ron, al cuer­po téc­ni­co an­te­rior; to­dos se lo me­re­cían.

—¿Qué cam­bió en el plan­tel des­de el arri­bo de Bon­jour?

—Cam­bia­mos la men­ta­li­dad. No ve­nía­mos con­si­guien­do re­sul­ta­dos, per­di­mos mu­chos par­ti­dos, nos fui­mos al des­cen­so, y Da­río nos cam­bió un po­co la for­ma de pen­sar. Con De­pe­tris, Da­niel Ibá­ñez, Carranza, que éra­mos los más gran­des, nos aco­pla­mos bien a la idea que te­nía el nue­vo cuer­po téc­ni­co, que ya co­no­cían los ju­ve­ni­les. Se vie­ron dos par­ti­dos muy bue­nos de Olim­po, en los que me­re­ci­mos ga­nar. Nos que­da­mos con una bue­na ima­gen.

PABLO PRESTI-LA NUE­VA.

Lu­cas Man­ci­ne­lli cul­mi­nó el tor­neo mos­tran­do una fa­ce­ta go­lea­do­ra. Mar­có an­te Atlé­ti­co Tu­cu­mán y Ta­lle­res.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.