1

La Nueva - - Mundo Gremial -

país pa­ra ir in­cor­po­ran­do en au­tos 0km.".

"Por más que la ac­ti­vi­dad nues­tra, en lí­neas ge­ne­ra­les, es­té bien. No sig­ni­fi­ca que no ten­ga­mos al­gu­nos co­le­ta­zos, por es­ta cues­tión tam­bién de las ven­tas que tien­dan a dis­mi­nuir por­que cuan­do vie­ne al­gu­na cri­sis el tra­ba­ja­dor y al­gu­nas em­pre­sas sue­len es­pe­rar pa­ra ver que pa­sa".

-¿Có­mo es el te­ma de los con­ve­nios co­lec­ti­vos con los que cuen­tan?

-Los con­ve­nios nues­tros por ac­ti­vi­dad, no es uno úni­co pa­ra to­dos. SMATA tie­ne más de 60 con­ve­nios co­lec­ti­vos de tra­ba­jo. Im­pli­ca que fa­bri­ca por fa­bri­ca tie­ne su con­ve­nio par­ti­cu­lar, des­pués hay al­gu­nos que tie­nen al­can­ce na­cio­nal co­mo FAATRA (Fe­de­ra­ción Ar­gen­ti­na de Aso­cia­ción de Ta­lle­res de Re­pa­ra­ción de Au­to­mo­to­res y Afi­nes) y ACARA (Aso­cia­ción de Con­ce­sio­na­rios Au­to­mo­to­res de la Re­pú­bli­ca Ar­gen­ti­na) y otro que es­tá te­nien­do ca­si al­can­ce na­cio­nal es el de las VTV (Ve­ri­fi­ca­ción Téc­ni­ca Vehi­cu­lar). Des­pués, te­ne­mos un con­ve­nio con ca­be­ce­ra en Bahía que al­can­za to­do el sur, que es el de las es­ta­cio­nes de ser­vi­cio. Ca­da con­ve­nio tie­ne que ver con la idio­sin­cra­sia del lu­gar don­de es­té", re­mar­có.

To­do es­tos lo­gros, son al­gu­nos as­pec­tos de los cua­les de­be va­lo­rar, se­gún en­ten­dió Mo­reno Sa­las, el tra­ba­ja­dor in­de­pen­dien­te­men­te del Sin­di­ca­to que lo nu­cleé.

"El tra­ba­ja­dor en Ar­gen­ti­na en ge­ne­ral tie­ne que va­lo­rar mu­cho to­do lo que le da el gre­mio, por­que hoy pe­se a to­das las di­fi­cul­ta­des que ha­brá que dis­cu­tir un mon­tón de cues­tio­nes, ayor­nar­las, pe­ro no lo po­de­mos per­der. Por­que el día que lo per­da­mos lo va­mos a ex­tra­ñar mu­chí­si­mo, por­que hoy to­dos esos be­ne­fi­cios que te brin­da el sin­di­ca­to lo ten­drías que ha­cer de tu pro­pio bol­si­llo, se­ría inac­ce­si­ble. No po­de­mos per­der es­te mo­de­lo".

Y pa­ra es­to se vuel­ve im­pres­cin­di­ble y fun­da­men­tal el tra­ba­jo di­ri­gen­cial, no só­lo de los que es­tán hoy sino, tam­bién, de aque­llos que ven­drán.

"Es­to tie­ne que ir acom­pa­ña­do de una fuer­te po­lí­ti­ca, y que acá en SMATA es­ta­mos tra­tan­do de ha­cer, es de ir ca­pa­ci­tan­do a los nue­vos cua­dros. Al re­cam­bio ge­ne­ra­cio­nal. Y tra­tar de que esa nue­va ge­ne­ra­ción ten­ga esa ca­pa­ci­ta­ción que qui­zás no­so­tros no tu­vi­mos. Ha ha­bi­do un cam­bio y no­so­tros te­ne­mos al res­pon­sa­bi­li­dad de ha­cer ese re­cam­bio en for­ma equi­li­bra­da", en­ten­dió el se­cre­ta­rio ge­ne­ral.

SMATA cuen­ta hoy por hoy con un pa­drón de 2300 afi­lia­dos que abar­ca nues­tra ciu­dad y par­ti­dos de la sex­ta sec­ción (Vi­lla­rino, Torn­quist, Huan­gue­lén y Pa­ta­go­nes), que dis­fru­tan de los múl­ti­ples be­ne­fi­cios que les apor­ta el sin­di­ca­to en in­fi­ni­tas áreas y si­tua­cio­nes de la vi­da co­ti­dia­na, ade­más de los que res­pec­tan en el plano la­bo­ral.

"El afi­lia­do cuen­ta con co­ber­tu­ra gre­mial, ase­so­ra­mien­to, dis­cu­sio­nes de con­ve­nios, obra so­cial, la re­crea­ción a tra­vés de los cam­pos de de­por­tes que te­ne­mos -la ver­dad que es un or­gu­llo te­ner un predio co- mo el que te­ne­mos ca­mino a Pun­ta Al­ta, de esas ca­rac­te­rís­ti­cas-; la ho­te­le­ría que tie­ne el gre­mio en dis­tin­tos pun­tos tu­rís­ti­cos del país; la ca­pa­ci­ta­ción pro­fe­sio­nal; la im­ple­men­ta­ción de 256 vi­vien­das de un plan que ve­nía des­de ha­ce mu­chos años y hoy se es­tá com­ple­tan­do pa­ra la cuar­ta y quin­ta eta­pa la rea­li­za­ción del cor­dón cu­ne­ta con la ges­tión di­rec­ta de Bahía y ayu­da del Mu­ni­ci­pio lo­cal, pa­ra po­der ha­cer al­gu­nas obras com­ple­men­ta­rias. Es­te tam­bién es un po­co el desafío nues­tro co­mo ins­ti­tu­ción".

"Siem­pre el men­sa­je ha­cia los com­pa­ñe­ros es que más allá de las cues­tio­nes pun­tua­les nues­tras, tam­bién te­ne­mos un com­pro­mi­so con la so­cie­dad", apun­tó Car­los.

"Tie­ne que cam­biar -se ex- ten­dió- ese mi­to de que el sin­di­ca­lis­mo es ma­la pa­la­bra, que los di­ri­gen­tes no ha­ce­mos na­da. Hay de to­do, co­mo en to­dos los ám­bi­tos. Te­ne­mos que em­pe­zar a des­cu­brir, va­lo­rar y di­fun­dir lo que se ha­ce bien. Por­que pa­re­ce, a ve­ces, que es­tá to­do mal, pe­ro cuan­do va­mos a afue­ra y lo com­pa­ra­mos nos da­mos cuen­ta que no es­tá tan mal co­mo cree­mos", en­fa­ti­zó.

-¿Qué lo enor­gu­lle­ce de es­tos años de su ges­tión cuan­do mi­ra ha­cia atrás?

-A par­tir de la cri­sis de 2001, fue to­do cre­ci­mien­to. No­so­tros siem­pre va­mos a apos­tar por el tra­ba­jo, la in­dus­tria y el for­ta­le­ci­mien­to. Por­que eso a per­mi­ti­do que hoy ten­ga­mos ca­si 90 mil afi­lia­dos, y ha­ya­mos me­jo­ra­do las es­truc­tu­ras. Por­que en de­fi­ni­ti­va eso es un be­ne­fi­cio pa­ra la gen­te. Por ejem­plo en 2004, cuan­do a mi me to­co asu­mir, te­nía­mos el predio ca­mino a Pun­ta Al­ta que no sa­bía­mos que ha­cer y hoy es un predio con dos gran­des sa­lo­nes, con pi­le­ta… que es un lu­jo. En nues­tro Mó­du­lo Asis­ten­cial (ubi­ca­do en Blan­den­gues 46), el año pa­sa­do aten­di­mos du­ran­te el año 12 mil con­sul­tas y 8 mil fue­ron acá. Eso te da la pau­ta que la gen­te se sien­te con­te­ni­da por­que te­ne­mos ex­ce­len­tes pro­fe­sio­na­les, te­ne­mos una bue­na aten­ción e in­fra­es­truc­tu­ra.

"Ade­más, en es­tos úl­ti­mos años ter­mi­na­mos 106 vi­vien­das. Creo que el afi­lia­do ha­ce una va­lo­ra­ción de to­do lo que hoy tie­ne, in­de­pen­dien­te­men­te del apor­te. Creo que en lí­neas ge­ne­ra­les, el avan­ce que ha te­ni­do el gre­mio y lo que le brin­da al afi­lia­do, siem­pre es pen­sar en ir cre­cien­do. Siem­pre pen­sa­mos en co­sas nue­vas, bus­can­do me­jo­ras y nue­vos desafíos. Es­to es muy di­ná­mi­co".

"Yo siem­pre di­go que los lo­gros que te­ne­mos son de la or­ga­ni­za­ción, son de to­dos. Te­ne­mos la res­pon­sa­bi­li­dad de ge­ne­rar y ad­mi­nis­trar las me­jo­res al­ter­na­ti­vas pa­ra que la gen­te es­té me­jor. Pe­ro, en de­fi­ni­ti­va, lo que la gen­te tie­ne que de­fen­der es la es­truc­tu­ra; los di­ri­gen­te es­ta­mos de pa­so", ce­rró Car­los Mo­reno Sa­las. Ade­más de ser el se­cre­ta­rio ge­ne­ral del Sin­di­ca­to de Me­cá­ni­cos y Afi­nes del Trans­por­te Au­to­mo­tor (SMATA), Car­los Mo­reno Sa­las fue tam­bién pre­si­den­te del Con­ce­jo De­li­be­ran­te de nues­tra ciu­dad en los años 2011 y 2012 y, ade­más, fue en­car­ga­do de la de­le­ga­ción lo­cal del mi­nis­te­rio de Tra­ba­jo bo­nae­ren­se, en el 2014.

"Por más que la ac­ti­vi­dad nues­tra, en lí­neas ge­ne­ra­les, es­té bien, no sig­ni­fi­ca que no ten­ga­mos al­gu­nos co­le­ta­zos, por es­ta cues­tión tam­bién de las ven­tas que tien­den a dis­mi­nuir", en­ten­dió Car­los Mo­reno Sa­las.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.