Pa­blo Ce­lla, en­tre los 100 eje­cu­ti­vos tec­no­ló­gi­cos más in­fu­yen­tes del mun­do

Pa­blo Ce­lla fue es­co­gi­do por el Con­se­jo Eje­cu­ti­vo His­pano de Tec­no­lo­gía de la In­for­ma­ción de USA co­mo uno de los eje­cu­ti­vos his­pa­nos más no­ta­bles en el sec­tor tec­no­ló­gi­co de ese país.

La Nueva - - Portada - Pa­blo An­drés Al­va­rez pal­va­rez@la­nue­va.com

Por se­gun­da oca­sión con­se­cu­ti­va, el bahien­se Pa­blo Ce­lla fue dis­tin­gui­do por el Con­se­jo Eje­cu­ti­vo His­pano de Tec­no­lo­gía de la In­for­ma­ción co­mo uno de los 100 lí­de­res eje­cu­ti­vos his­pa­nos más no­ta­bles en el sec­tor tec­no­ló­gi­co de los Es­ta­dos Uni­dos. Ra­di­ca­do en aquel país des­de 1998, vol­vió a ser pre­mia­do por su ta­len­to, ca­li­dad de tra­ba­jo e im­pac­to po­si­ti­vo en las in­no­va­cio­nes in­for­má­ti­cas.

Por se­gun­da vez en for­ma con­se­cu­ti­va, el bahien­se Pa­blo Ce­lla fue dis­tin­gui­do por el Con­se­jo Eje­cu­ti­vo His­pano de Tec­no­lo­gía de la In­for­ma­ción de USA (His­pa­nic In­for­ma­tion Tech­no­logy Exe­cu­ti­ve Coun­cil, or HITEC) co­mo uno de los 100 lí­de­res eje­cu­ti­vos his­pa­nos más no­ta­bles e in­flu­yen­tes en el sec­tor tec­no­ló­gi­co de los Es­ta­dos Uni­dos 2020/21.

Gra­dua­do en Compu­tación en la Uni­ver­si­dad Na­cio­nal del Sur en 1991 y ra­di­ca­do en Atlan­ta, el es­ta­do de Geor­gia, en 1998, se desem­pe­ña co­mo al­to eje­cu­ti­vo de Am­docs Glo­bal Bu­si­ness.

La lis­ta de ga­lar­do­na­dos, que se de­no­mi­na HITEC 100 (#HITEC100), se di­fun­de des­de ha­ce más de 10 años y es un re­co­no­ci­mien­to al ta­len­to, ca­li­dad de tra­ba­jo e im­pac­to po­si­ti­vo que los eje­cu­ti­vos his­pa­nos re­pre­sen­tan en el sec­tor de la tec­no­lo­gía.

Es­ta nó­mi­na tie­ne co­mo mi­sión ce­le­brar, for­mar y au­men­tar la re­pre­sen­ta­ción de los his­pa­nos co­mo lí­de­res eje­cu­ti­vos y tec­no­ló­gi­cos en un sec­tor que aún cuen­ta con in­su­fi­cien- te di­ver­si­dad cul­tu­ral his­pa­na.

“Me sor­pren­dió es­te nue­vo pre­mio. Así co­mo es muy gra­ti­fi­can­te, tam­bién re­pre­sen­ta una gran res­pon­sa­bi­li­dad, es­pe­cial­men­te cuan­do se ven más com­pa­ñías que for­man par­te del con­se­jo de tec­no­lo­gía, y hay más his­pá­ni­cos que son o me­re­cen ser re­co­no­ci­dos”, se­ña­ló Ce­lla a “La Nue­va”.

Y agre­gó: “El Con­se­jo de Tec­no­lo­gía rea­li­za una gran la­bor pro­mo­vien­do el ta­len­to y otor­gan­do be­cas a jó­ve­nes his­pá­ni­cos. Hay un gran ca­mino por re­co­rrer, pe­ro año a año ve­mos co­mo la co­mu­ni­cad his­pá­ni­ca es­tá cre­cien­do en los ni­ve­les eje­cu­ti­vos me­dios y al­tos. Es un or­gu­llo es­tar acom­pa­ña­do de se­me­jan­te ta­len­to y po­der con­tri­buir”.

Pre­ci­sa­men­te, los 100 ga­lar­do­na­dos fue­ron eva­lua­dos por sus lo­gros en el siem­pre cam­bian­te pa­no­ra­ma glo­bal de la tec­no­lo­gía y por sus ac­ti­vi­da­des de de­sa­rro­llo pro­fe­sio­nal y men­to­ría.

Se­gún afir­mó Ce­lla, es­ta dis­tin­ción le otor­gó una me­jor pla­ta­for­ma pa­ra crear la­zos y opor­tu­ni­da­des pa­ra otros his­pa­nos que tra­ba­jan o es­tu­dian en el área de tec­no­lo­gía en USA, y co­nec­tar­las con per­so­nas y em­pre­sas in­flu­yen­tes pa­ra mu­tuo be­ne­fi­cio.

“La re­per­cu­sión del pre­mio y de la no­ta en “La Nue­va Pro­vin­cia” el año pa­sa­do fue in­creí­ble, y me abrió los ojos. Con lo ocu­pa­do que siem­pre es­tu­ve en mi tra­ba­jo y ca­rre­ra, nun­ca me ha­bía pues­to a pen­sar en el im­pac­to po­si­ti­vo que es­to po­día te­ner en es­tu­dian­tes que, co­mo yo en su mo­men­to, no sa­bían que es­pe­rar des­pués de gra­duar­se”, se­ña­ló.

Fue así que Ce­lla par­ti­ci­pó en los úl­ti­mos días de dis­tin­tos se­mi­na­rios or­ga­ni­za­dos por la Uni­ver­si­dad Na­cio­nal del Sur y la UTN, de los que to­ma­ron par­te mu­chí­si­mos alum­nos de nues­tra ciu­dad y la re­gión.

“No te­nía idea de la re­per­cu­sión que iban a te­ner; re­ci­bí mu­chos men­sa­jes emo­cio­nan­tes de mu­chos alum­nos. De­be­mos es­tar or­gu­llo­sos, es que el ta­len­to y el ni­vel de nues­tras uni­ver­si­da­des es ex­cep­cio­nal”, ma­ni­fes­tó.

Pa­blo re­ci­bió con be­ne­plá­ci­to la po­si­bi­li­dad de trans­mi­tir sus ex­pe­rien­cias y co­no­ci­mien­tos.

“Es muy gra­ti­fi­can­te. La Uni­ver­si­dad del Sur me dio mu­cho, sin pe­dir­me na­da a cam­bio y me gus­ta­ría se­guir co­la­bo­ran­do en lo que pue­da. Una de las co­sas que más me gus­tan, son las se­sio­nes de pre­gun­tas y res­pues­tas. Una de las pre­gun­tas que me hi­cie­ron fue si " ya es­toy echo en la ca­rre­ra", y la res­pues­ta fue un NO con­tun­den­te; es­toy lis­to pa­ra apren­der, cam­biar y adap­tar­me a nue­vos desafíos”.

--¿Có­mo vi­vis­te es­tos tiem­pos de pan­de­mia en Es­ta­dos Uni­dos, tan­to des­de lo per­so­nal co­mo lo la­bo­ral?

--Aquí la pan­de­mia nos afec­tó a to­dos en di­fe­ren­tes ni­ve­les; ma­yor­men­te de abril a ju­lio. Aho­ra la eco­no­mía se es­tá abrien­do de a po­co, pe­ro es­tá to­do muy con­fu­so y en­lo­da­do por el te­ma elec­to­ral, que tam­bién agre­gó ten­sión so­cial y po­la­ri­za­ción en los me­dios. Mu­chos la han y lo es­tán pa­san­do mal; mien­tras los me­dios na­rran los in­di­ca­do­res eco­nó­mi­cos ge­ne­ra­les, es­tos en­mas­ca­ran el he­cho que las pe­que­ñas em­pre­sas, mu­chos ru­bros y mu­chí­si­ma gen­te no tie­ne in­gre­sos. Un mo­vi­mien­to por­cen­tual po­si­ti­vo en las em­pre­sas mas gran­des de la eco­no­mía, no de­ja ver trans­lu­cir lo que le pa­sa a la gen­te.

“En lo par­ti­cu­lar, a mí me sir­vió pa­ra es­tar mas tiem­po en mi ca­sa, sin via­jar y, uti­li­zan­do la opor­tu­ni­dad que pue­do ha­cer ejer­ci­cio afue­ra, te­ner una vi­da más sa­lu­da­ble y ac­ti­va. El tiem­po que pu­de re­cu­pe­rar tam­bién lo uti­li­ce pa­ra apren­der nue­vas áreas téc­ni­cas que te­nía en mi lis­ta de co­sas pa­ra ha­cer, y pu­de ar­mar­me de tiem­po pa­ra crear se­mi­na­rios”.

“En lo la­bo­ral, por suer­te el seg­men­to en el que tra­ba­jo (telecomuni­caciones) pu­do ha­cer­le fren­te a la pan­de­mia, por­que ser­vi­cios de co­nec­ti­vi­dad y en­tre­te­ni­mien­to se vol­vie­ron im­pres­cin­di­bles al tra­ba­jar y va­ca­cio­nar des­de las ca­sas”.

“Me sor­pren­dió es­te nue­vo pre­mio. Así co­mo es muy gra­ti­fi­can­te, tam­bién re­pre­sen­ta una gran res­pon­sa­bi­li­dad".

AR­CHI­VO LA NUE­VA.

PA­BLO CE­LLA (en el cen­tro) se gra­duó en 1991 en la Uni­ver­si­dad Na­cio­nal del Sur. Hoy se desem­pe­ña en Ama­docs.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.