Pa­ga­nis­mo y pop: el eterno re­torno del mi­to

La Voz del Interior - Número Cero - - Lugares Comunes -

La re­vi­sión del mi­to de las ama­zo­nas, una so­cie­dad ma­triar­cal de va­lien­tes mu­je­res guerreras, ge­ne­ró un po­co de in­co­mo­di­dad en­tre los pu­ris­tas co­no­ce­do­res de la mi­to­lo­gía clá­si­ca por ese ex­tra­ño mix so­bre su ori­gen que se ex­pu­so en la re­cien­te­men­te es­tre­na­da Mu­jer

ma­ra­vi­lla (2017). De acuer­do con la historia que su ma­dre, la rei­na Hi­pó­li­ta, le cuen­ta a Dia­na de Te­mis­ci­ra (la ni­ña que des­pués se con­ver­ti­rá en La Mu­jer Ma­ra­vi­lla) en la pe­lí­cu­la di­ri­gi­da por Patty Jen­kins, las ama­zo­nas ha­brían si­do una crea­ción de Zeus pa­ra con­te­ner la gue­rra desata­da en­tre los hom­bres por el dios Ares.

Es­ta es una sin­gu­lar fu­sión del ori­gen de la dio­sa Dia­na (Ar­te­mi- sa pa­ra los grie­gos) y Ate­nea, la dio­sa de la sa­bi­du­ría que na­ció de la ca­be­za de Zeus. Ade­más, se les atri­bu­ye una la­bor di­plo­má­ti­ca y pa­ci­fi­ca­do­ra que po­co tie­ne que ver con las re­pre­sen­ta­cio­nes li­te­ra­rias de es­te pue­blo asiá­ti­co co­mo an­ta­go­nis­ta de los hé­roes grie­gos (co­mo en el en­fren­ta­mien­to en­tre Pen­te­si­lea y Aqui­les en la gue­rra de Tro­ya, o en­tre Hér­cu­les e Hi­pó­li­ta, cu­yo cin­tu­rón fue el ob­je­ti­vo de uno de sus 12 tra­ba­jos).

Más allá de es­tas li­cen­cias crea­ti­vas, la in­vo­ca­ción a las an­ti­guas di­vi­ni­da­des no ins­pi­ra só­lo los fil­mes so­bre su­per­hé­roes, sino tam­bién los có­mics so­bre la cons­te­la­ción de es­tre­llas del mun­do del pop y del rock.

En la mul­ti­pre­mia­da se­rie de có­mic de Kie­ron Gi­llen y de Ja­mie McKel­vie The Wic­ked and The Di­vi­ne, es­tre­na­da en 2014, la tra­ma gi­ra en torno al fe­nó­meno de la re­cu­rren­cia: ca­da 90 años, 12 dio­ses de di­fe­ren­tes mi­to­lo­gías des­cien­den a la Tie­rra pa­ra en­car­nar a íco­nos mu­si­ca­les que con sus ex­cen­tri­ci­da­des se ali­men­tan de la de­vo­ción de sus fans, y, por su­pues­to, sa­cri­fi­can un cuer­po jo­ven y be­llo pa­ra así con­tri­buir con la eter­ni­dad de su pro­pio mi­to.

El as­pec­to de al­gu­nos de es­tos dio­ses se iden­ti­fi­ca con di­vi­ni­da­des del pop con­tem­po­rá­neo co­mo Da­vid Bo­wie (Lu­ci­fer), Kan­ye West (Baal) o Rihan­na (Sahk­met).

Una idea si­mi­lar a es­ta es la que se te­je en Es­te es el mar, el os­cu­ro ho­me­na­je a la mi­to­lo­gía del rock de Ma­ria­na En­ri­quez (Literatura Ran­dom Hou­se, 2017). Una no­ve­la de ini­cia­ción en la que una je­rar­quía de di­fe­ren­tes dio­sas asu­men las iden­ti­da­des de va­rias mu­je­res en la Tie­rra pa­ra guiar el ca­mino de los mú­si­cos ha­cia la fa­ma y los ex­ce­sos y, tam­bién, ha­cia la muer­te pre­ma­tu­ra.

Así es co­mo En­ri­quez des­mon­ta la re­la­ción en­tre las mu­sas y los ar­tis­tas pa­ra de­vol­ver un pa­pel ac­ti­vo a esas eté­reas pe­ro te­rre­na­les fé­mi­nas que acom­pa­ñan las ca­rre­ras de es­tos hom­bres rea­li­zan­do una pers­pi­caz re­lec­tu­ra fe­mi­nis­ta del “his­té­ri­co” mun­do de las grou­pies y el fe­nó­meno fan.

AnA LLur­bA

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.