“re­pre­sen­ta cre­ci­mien­to y ma­du­rez, Lo vi­vo co­mo una aven­tu­ra”

NA­TA­LIA, 32 AÑOS, MARTILLERA PÚ­BLI­CA Y CO­RRE­DO­RA IN­MO­BI­LIA­RIA

La Voz del Interior - Número Cero - - Patrones De Trabajo -

Siem­pre tra­ba­jó y es­tu­dió, y aún hoy con­ser­va esa ru­ti­na (ac­tual­men­te, cur­sa Abo­ga­cía en la UNC). Des­de su ofi­ci­na, Na­ta­lia de­fien­de con sol­tu­ra por qué de­jó de tra­ba­jar de ma­ne­ra de­pen­dien­te cuan­do só­lo te­nía 25 años. “Tra­ba­jar pa­ra otro te li­mi­ta. Yo siem­pre fui in­quie­ta, siem­pre me pre­gun­ta­ba qué más po­día ha­cer. Y te­nien­do un je­fe siem­pre te­nés un te­cho”, co­men­ta. No se tra­ta­ba de di­ne­ro, ni de can­san­cio en el ru­bro. “En la úni­ca in­mo­bi­lia­ria don­de tra­ba­jé, apren­dí to­do. La or­de­né ad­mi­nis­tra­ti­va­men­te, la sal­vé en mu­chos sen­ti­dos, pe­ro des­pués de ver que el due­ño caía en los mis­mos erro­res, me can­sé”, re­cuer­da. Que­ría ha­cer su pro­pia ex­pe­rien­cia, ejer­cer se­gún sus prin­ci­pios. “En es­ta pro­fe­sión si sos ho­nes­ta, or­de­na­da y per­se­ve­ran­te po­dés cre­cer mu­cho”, ase­gu­ra. “Es­tu­dié Psi­co­lo­gía, me fal- ta­ban po­cas ma­te­rias pa­ra re­ci­bir­me, pe­ro no me veía ejer­cien­do to­dos los días. Hoy me en­can­ta lo que ha­go, pa­ra mí es di­ver­ti­do, lo to­mo co­mo una aven­tu­ra. A ca­da ope­ra­ción la vi­vo con adre­na­li­na. Cla­ro que hay días que son can­sa­do­res, por­que, ade­más, me ocu­po de re­sol­ver pro­ble­mas de otros, pe­ro yo lle­go a la ofi­ci­na y me des­co­nec­to de to­do, me en­can­ta tra­ba­jar, pa­ra mí, no es un sa­cri­fi­cio, es una pa­sión”. El tra­ba­jo de­pen­dien­te pa­ra Na­ta­lia que­dó en el pa­sa­do: “A mí me gus­ta sa­ber que si yo mue­vo una fi­cha las con­se­cuen­cias caen so­bre mí, sean bue­nas o ma­las. Me gus­ta ser con­se­cuen­te en­tre lo que di­go y lo que ha­go. Mu­chas ve­ces cuan­do sos em­plea­da te­nés coar­ta­das las con­se­cuen­cias. Pa­ra mí, la se­gu­ri­dad pa­sa por otro la­do, por de­ci­dir por mis pro­pios prin­ci­pios y éti­ca, a mí algo que no me pa­re­ce no lo ha­go. Eso es lo lindo de ser tu pro­pia je­fa”.

(JA­VIER FERREYRA)

Ofi­ci­na pro­pia. Na­ta­lia de­ci­dió em­pren­der su in­mo­bi­lia­ria y ser in­de­pen­dien­te.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.