“Lo sien­to co­mo res­pon­sa­bi­Li­dad y de­di­ca­ción”

GUILLERMO, 54 AÑOS, EN­CAR­GA­DO DE LIM­PIE­ZA EN UN EDI­FI­CIO Y TA­XIS­TA

La Voz del Interior - Número Cero - - Patrones De Trabajo -

“Lo mío es cul­tu­ral, tra­ba­jo des­de los 12 años, no sé lo que es ha­ber es­ta­do sin tra­ba­jo ni 10 días. No sé si es suer­te o fru­to de es­tar en per­ma­nen­te mo­vi­mien­to, ac­ti­vo, siem­pre ti­ran­do lí­neas. Des­de chi­co tu­ve obli­ga­cio­nes y eso es algo que te que­da pa­ra siem­pre”, cuen­ta Guillermo, en el re­creo que tie­ne en­tre el tra­ba­jo de la ma­ña­na, lim­pie­za en un edi­fi­cio de Nue­va Cór­do­ba y el de la tar­de­no­che, cho­fer de ta­xi. Es un de­fen­sor de la cul­tu­ra del tra­ba­jo. Re­cuer­da que cuan­do era jo­ven, tu­vo la suer­te de te­ner “pa­tro­nes” que le en­se­ña­ban, que lo “fue­ron mar­can­do”. “Hoy ya no es así. Si el pa­trón tie­ne co­mo úni­ca prio­ri­dad el di­ne­ro, no te for­ma pa­ra tra­ba­jar, te tra­ta co­mo un ob­je­to más, co­mo si fue­ras una me­sa. A mí me for­ma­ron, me en­se­ña­ron y eso te mar­ca, te ayu­da a ser per­se­ve­ran­te y sen­tir el tra­ba­jo con res­pon­sa­bi­li­dad y con obli­ga­ción”, afir­ma. Cuen­ta que siem­pre tra­ba­jó con en­tu­sias­mo y que esa ca­rac­te­rís­ti­ca le sir­vió pa­ra que lo re­co­men­da­ran y pa­ra te­ner va­rios tra­ba­jos. “La pla­ta nun­ca al­can­za­ba, así que siem­pre es­tu­ve ha­cien­do dos o tres co­sas a la vez. Soy una per­so­na ac­ti­va, no pue­do es­tar quie­to. Mi mu­jer es igual, tra­ba­ja to­do el día”. Di­ce que el tra­ba­jo pa­ra él es una adic­ción y que los do­min­gos an­da bus­can­do qué ha­cer por­que si no se abu­rre. Que si tu­vie­ra mu­cho di­ne­ro se pon­dría un ca­fé o al­gún ne­go­cio, pe­ro que nun­ca se ani­mó a lar­gar­se so­lo. “Pa­ra mí es una res­pon­sa­bi­li­dad in­cor­po­ra­da. A ve­ces te dan ga­nas de ba­jar los bra­zos, la­bu­rás to­do el día y no te al­can­za pa­ra sa­lir a comer un lo­mi­to. En ese sen­ti­do, en­tien­do a mu­chas per­so­nas. Si el di­ne­ro no al­can­za es di­fí­cil te­ner una cul­tu­ra de tra­ba­jo. Es­toy sa­tis­fe­cho de po­der tra­ba­jar, de sen­tir­me útil, me gus­ta, me edu­ca­ron pa­ra eso. Ven­go de una fa­mi­lia ita­lia­na que te­nía quin­ta, tra­ba­ja­ban sin pa­rar y cuan­do mu­rie­ron no te­nían ni una al­par­ga­ta”.

Do­ble ac­ti­vi­dad. Ade­más de ser ta­xis­ta, Guillermo tra­ba­ja en un edi­fi­cio.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.