Pre­sen­te en la luz

El ar­tis­ta Ga­briel Or­ge se re­fie­re a su im­pac­tan­te in­ter­ven­ción fo­to­grá­fi­ca “Apa­re­cien­do a San­tia­go Mal­do­na­do” so­bre el ar­te­sano des­apa­re­ci­do des­de el 1° de agos­to.

La Voz del Interior - Número Cero - - Intervención Artística - De­mian Orosz do­rosz@la­voz­de­lin­te­rior.com.ar

“La gen­te en la ca­lle se sor­pren­día, casi to­dos re­co­no­cían quién era, al­gu­nos se emo­cio­na­ron. Una se­ño­ra co­men­tó que lo ha­bía des­apa­re­ci­do Cris­ti­na, un se­ñor ma­yor di­jo que me­jor era pro­yec­tar a Ma­rilyn, que es más lin­da”. Ga­briel Or­ge re­pa­sa con esas pa­la­bras al­gu­nas de las reac­cio­nes que pro­vo­có en la gen­te su in­ter­ven­ción “Apa­re­cien­do a San­tia­go Mal­do­na­do”.

El lu­nes pa­sa­do, el ar­tis­ta cor­do­bés pro­yec­tó du­ran­te cua­tro ho­ras, en la fa­cha­da de un edi­fi­cio de ba­rrio Co­fi­co, la fo­to­gra­fía del ar­te­sano que per­ma­ne­ce des­apa­re­ci­do des­de el 1° de agos­to. La ima­gen, un dis­pa­ro de luz di­ri­gi­do a sa­cu­dir las con­cien­cias, pro­vo­có des­con­cier­to y abrió pre­gun­tas.

“Lo más in­tere­san­te lo di­je­ron dos chi­cos del edi­fi­cio del frente, del pi­so 10: ‘Nos en­con­trar­nos con la me­dia­ne­ra que nos de­jó elec­tri­fi­ca­dos y ba­ja­mos in­me­dia­ta­men­te pa­ra sa­ber de dón­de pro­ve­nía la ima­gen que nos hi­zo pen­sar mu­chas co­sas por­que los me­dios, con tan­to bar­do, nos tie­nen anes­te­sia­dos’”, re­pa­sa Or­ge.

El ar­tis­ta subió a su mu­ro de Fa­ce­book va­rias fo­to­gra­fías de la in­ter­ven­ción, que de in­me­dia­to se vi­ra­li­za­ron, su­mán­do­se a los mi­les y mi­les de posteos que han con­ver­ti­do a la red so­cial en un es­pa­cio de re­cla­mo ma­si­vo por la apa­ri­ción con vi­da de Mal­do­na­do.

“Las re­des son un es­pa­cio más de circulación, de ex­pre­sión, es inevi­ta­ble no pen­sar­las co­mo una he­rra­mien­ta que po­ten­cia cier­tas ac­cio­nes, aun­que la idea ori­gi­nal sea la in­ter­ven­ción en el es­pa­cio pú­bli­co”, se­ña­la el fo­tó­gra­fo.

Es­té­ti­ca es­pec­tral

“‘Apa­re­cien­do a San­tia­go Mal­do­na­do’ so­bre el mis­mo mu­ro don­de nos pre­gun­ta­mos ha­ce casi tres años dón­de es­tá Ló­pez?”, es­cri­bió el ar­tis­ta en su cuen­ta de Fa­ce­book. La in­ter­ven­ción es par­te de un pro­yec­to en desa­rro­llo de­no­mi­na­do “Apa­re­cien­do”, ini­cia­do en 2014 con una im­pac­tan­te pro­yec­ción en el mis­mo edi­fi­cio de una fo­to­gra­fía de Jor­ge Ju­lio Ló­pez, el al­ba­ñil que per­ma­ne­ció con­fi­na­do en dis­tin­tos cen­tros clan­des­ti­nos de de­ten­ción du­ran­te la úl­ti­ma dic­ta­du­ra y des­apa­re­ció por se­gun­da vez en 2006.

Apa­re­cien­do ha in­clui­do ac­cio­nes so­bre víc­ti­mas de la vio­len­cia ins­ti­tu­cio­nal co­mo Fa­cun­do Ri­ve­ra Ale­gre, cu­ya ima­gen fue pro­yec­ta­da so­bre la fa­cha­da del edi­fi­cio de Tri­bu­na­les II de Córdoba. El ex­ter­mi­nio del pue­blo ma­pu­che, los des­apa­re­ci­dos de las úl­ti­mas dic­ta­du­ras en el Cono Sur, las víc­ti­mas del ga­ti­llo fá­cil y la tra­ta de per­so­nas son par­te de la se­rie.

“Afín a la idea de que el pa­sa­do aco­sa el pre­sen­te con sus fan­tas­mas, la se­rie vi­sual ape­la a una es­té­ti­ca de la es­pec­tra­li­dad al dar cuer­po a un con­jun­to de apa­ri­cio­nes que, por una par­te, cons­ti­tu­ye un ac­to de me­mo­ria y remite a un de­seo de (de­vol­ver a la) vi­da mien­tras que, por otra, su con­di­ción pre­ca­ria des­de el pun­to de vis­ta de la téc­ni­ca –por lá­bil y efí­me­ra– pa­re­ce aler­tar acer­ca del pe­li­gro de cier­tos ol­vi­dos”, des­cri­be al pro­yec­to Lau­ra Fan­di­ño en una pu­bli­ca­ción edi­ta­da en Pa­ra­guay.

Allí Or­ge ac­ti­vó otras ac­cio­nes de Apa­re­cien­do de­di­ca­das a Mi­guel Ángel So­ler y Ra­fae­lla Fi­li­paz­zi, los pri­me­ros des­apa­re­ci­dos de la dic­ta­du­ra de Al­fre­do Stroess­ner.

El fo­tó­gra­fo, quien en 2015 ga­nó el Pri­mer Pre­mio del Sa­lón Na­cio­nal de Ar­tes Vi­sua­les con una obra de la se­rie, Apa­re­cien­do a Ló­pez en el Río Cta­la­mo­chi­ta, con­ci­be al pro­yec­to co­mo un he­cho es­té­ti­co, pe­ro acla­ra que “co­mo to­do ac­to del hom­bre pue­de ser ana­li­za­do en su di­men­sión so­cial y po­lí­ti­ca”.

“Pun­tual­men­te, es luz que pro­yec­ta una ima­gen so­bre una su­per­fi­cie du­ran­te un lap­so –se­ña­la–. Es una ac­ción frá­gil y efí­me­ra que sor­pren­de al tran­seún­te y que ac­ti­va el ges­to in­me­dia­to del re­gis­tro”.

Acer­ca de la com­pa­ra­ción con el ca­so Ló­pez, que al­gu­nos juz­gan po­lé­mi­ca o im­pro­ce­den­te, el ar­tis­ta afir­ma: “El es­pa­cio pú­bli­co es un es­ce­na­rio po­si­ble don­de ac­ti­var el pen­sa­mien­to y sen­si­bi­li­zar so­bre cier­tos pro­ble­mas que no po­de­mos de­jar de la­do. Ese mu­ro va­cío que veo to­dos los días me in­ter­pe­la, y más allá de las di­fe­ren­cias los dos ca­sos tie­nen al­go en co­mún: son des­apa­re­ci­dos en de­mo­cra­cia, víc­ti­mas del te­rro­ris­mo de Es­ta­do”.

“Ve­nía si­guien­do las no­ti­cias so­bre Mal­do­na­do, pe­ro no lo te­nía pla­nea­do co­mo una ac­ción re­la­cio­na­da al pro­yec­to Apa­re­cien­do. A me­di­da que pa­sa­ban los días, la si­tua­ción no se re­sol­vía, cre­cía el re­cla­mo de la gen­te, y co­mo ciu­da­dano sen­tí que era ne­ce­sa­rio ha­cer­lo”, re­su­me so­bre su de­ci­sión de rea­li­zar la in­ter­ven­ción, que pro­se­gui­rá en otros edi­fi­cios de Córdoba.

(GEN­TI­LE­ZA DE GA­BRIEL OR­GE)

Pro­yec­ta­do. La ima­gen del jo­ven des­apa­re­ci­do, en el mu­ro de un edi­fi­cio de Co­fi­co.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.