Por­qué es­cu­char los nue­vos dis­cos de Liam y Noel Ga­llag­her

Las obras de los ex­lí­de­res de Oa­sis mues­tran ex­ce­len­cia des­de dis­tin­tos en­fo­ques.

La Voz del Interior - Número Cero - - Consumos Culturales - Ger­mán Arras­cae­ta ga­rras­cae­ta@la­voz­de­lin­te­rior.com.ar

La de los dis­cos del año sue­le ser una se­lec­ción apre­su­ra­da y con­di­cio­na­da por có­mo lee­rán allá afue­ra al crí­ti­co- pe­rio­dis­ta-es­pe­cia­lis­ta que la ex po­ne. Así, es prác­ti­ca­men­te un he­cho que esa re­ve­la­ción de (su­pues­tas) pre­fe­ren­cias ca­te­gó­ri­cas de­ja afue­ra lo que real­men­te emo­cio­nó al su­je­to en cues­tión en los úl­ti­mos 12 me­ses. En el ca­so par­ti­cu­lar de quien sus­cri­be, to­do es­to se li­mi­ta a la coin­ci­den­cia, omi­ti­da en su elec­ción pu­bli­ca­da en el su­ple­men­to VOS, de los sen­dos nue­vos dis­cos de Liam y Noel Ga­llag­her, As You We­re y Who Built The Moon?, res­pec­ti­va­men­te. Liam y Noel, los her­ma­nos que for­ma­ron Oa­sis, o la úl­ti­ma gran ban­da de esa tra­di­ción de chi­cos de cla­se tra­ba­ja­do­ra que cuen­tan cua­tro en una sa­la y crean him­nos me­ga­ló­ma­nos en los que los que re­vien­tan su­per­no­vas de cham­pán en el ca­pó de un Rolls Roy­ce ti­ra­do a la pi­le­ta.

A dé­ca­das de ha­ber tras­cen­di­do su “des­tino de cla­se”, el año 2017 en­con­tró a es­tos ar­tis­tas en di­fe­ren­tes eta­pas. A Liam, de­bu­tan­do co­mo so­lis­ta lue­go de se­pa­rar ese pro­yec­to post-Oa­sis que se lla­mó Beady Eye; y a Noel, pu­bli­can­do su ter­cer dis­co al fren­te de los High Fl­ying Birds. Am­bas obras sa­lie­ron a la luz con po­cos días de di­fe­ren­cia y se des­ta­can por có­mo sur­fean la ex­ce­len­cia op­tan­do por di­fe­ren­tes en­fo­ques en re­la­ción con la na­ve no­dri­za de la cual bajaron al es­tre­lla­to.

En es­te sen­ti­do, Liam se mos­tró con­ser­va­dor des­car­gan­do can­cio­nes en la ló­gi­ca “li­cua­do­ra de in­fluen­cias” de rock bri­tá­ni­co que ca­rac­te­ri­zó a Oa­sis. As You We­re es un dis­co pi­vo­tea­do por va­rios pro­duc­to­res; sin em­bar­go, con su voz per­so­na­li­za to­do y le otor­ga un ha­lo de tras­cen­den­cia por más que las lí­ri­cas sean en el plano “Len­non con el se­cun­da­rio in­com­ple­to” (Joa­quín Vis­ma­ra di­xit).

Noel, a tu turno, es el que to­ma dis­tan­cia de Oa­sis al pro­fun­di­zar las in­quie­tu­des psi­co­dé­li­cas que su­po mos­trar co­la­bo­ran­do con Che­mi­cal Brot­hers, o al in­ten­tar desafiar su al­ta­ne­ra pul­cri­tud pa­ra so­nar cer­cano a New Or­der. Más bai­la­ble, si se pre­fie­re.

Liam y Noel hi­cie­ron dis­cos dis­tin­tos, pe­ro no opues­tos. En to­do ca­so, son com­ple­men­ta­rios. So­bre to­do, por­que una es­cu­cha en­ca­de­na­da per­mi­te pro­yec­tar lo que se­ría Oa­sis hoy si ba­lan­cea­ra es­tos en­fo­ques.

De to­dos mo­dos, tam­bién es ex­ci­tan­te pen­sar un fu­tu­ro re­ple­to de con­tra­pun­tos de es­te ti­po. Y, cla­ro, nun­ca es­tá de más ce­le­brar la dia­léc­ti­ca hoo­li­gan que los her­ma­nos man­te­nían en re­des has­ta an­tes de la so­na­da re­con­ci­lia­ción na­vi­de­ña.

Liam y Noel. Los her­ma­nos Ga­llag­her, tan po­lé­mi­cos y pen­den­cie­ros co­mo efi­ca­ces pa­ra com­po­ner can­cio­nes me­mo­ra­bles.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.