El pa­ra­dig­ma

La Voz del Interior - Número Cero - - Bitcoin -

La block­chain, o ca­de­na de blo­ques, pro­po­ne un sis­te­ma de transac­cio­nes elec­tró­ni­cas que no de­pen­de de la con­fian­za de un ter­ce­ro. Es­te sis­te­ma brin­da un fuer­te con­trol so­bre la pro­pie­dad, pe­ro que­da in­com­ple­to si no exis­te un mé­to­do pa­ra evi­tar el gas­to do­ble. Pa­ra re­sol­ver la cues­tión, pro­po­ne una red que em­plea un sis­te­ma de com­pro­ban­tes de tra­ba­jo me­dian­te el que se re­gis­tran las transac­cio­nes en un his­to­rial pú­bli­co. Todo, den­tro de una co­mu­ni­dad de usua­rios. llo de Bit­coin y ella pue­de te­ner in­fi­ni­tos usos. Por ejem­plo, com­ple­men­tar a los es­cri­ba­nos. Un es­cri­bano es una per­so­na que da fe in­ves­ti­do en un po­der es­ta­tal. Una block­chain bien en­ten­di­da es un li­bro pú­bli­co con­ta­ble abier­to e in­mu­ta­ble, una ca­de­na de blo­que que pue­de in­cluir cual­quier in­for­ma­ción, tra­du­ci­da en va­lor, en­crip­ta­da y con­tro­la­da por to­da una co­mu­ni­dad. Por eso es ho­ri­zon­tal. Por eso es más trans­pa­ren­te.

–¿Bit­coin plan­tea el fin de los es­ta­dos-na­ción?

–El pa­per Sa­tos­hi Na­ka­mo­to (des­crip­ción téc­ni­ca fun­da­cio­nal e ideo­ló­gi­ca) na­da di­ce de eso per se. Ha­bla­mos de un sis­te­ma sus­ten­ta-

–Sue­le acu­sar­se a las crip­to­mo­ne­das de fa­ci­li­tar la ile­ga­li­dad. ¿Qué opi­nás?

–Es un ins­tru­men­to más. Ile­gal es el he­cho que co­me­te la per­so­na, no el ins­tru­men­to. Ile­gal es si te pa­gan por un ser­vi­cio y no ha­cés la fac­tu­ra, te pa­guen con lo que te pa­guen. Por otro la­do, es­tá de mo­da de­cir que los nar­co­tra­fi­can­tes y eva­so­res usan bit­coin. Más allá del ob­vio pa­rá­me­tro mo­ral, yo ni si­quie­ra les re­co­men­da­ría a es­tos ha­cer ope­ra­cio­nes en bit­coin por­que que­da en el re­gis­tro de la block­chain. Eso sig­ni­fi­ca que pue­de ser vul­ne­ra­ble y ras­trea­do. Ya hay mé­to­dos pa­ra eso.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.