Mu­je­res en po­se de com­ba­te

La Voz del Interior - Número Cero - - Reseñas -

n es­ta­do de aler­ta, pre­pa­ra­das pa­ra el com­ba­te. Asu­mien­do es­tra­te­gias y prác­ti­cas de de­fen­sa efec­ti­vas en una sel­va de­sigual, don­de los hom­bres sue­len ser de­pre­da­do­res y las mu­je­res te­so­ros se­xua­les o pre­sas a ser des­trui­das. El ar­co vol­tai­co del ma­chis­mo (o lo que las co­rrien­tes fe­mi­nis­tas y trans­fe­mi­nis­tas lla­man el pa­triar­ca­do o el dis­ci­pli­na­mien­to he­te­ro­nor­ma­ti­vo) abar­ca des­de la violencia ver­bal y el aco­so ca­lle­je­ro has­ta la vio­la­ción y la muer­te. Po­ner freno a ese es­ta­do de in­de­fen­sión, tor­cer la idea de “sexo dé­bil” y plan­tar­se en un cuer­po a cuer­po es una po­si­bi­li­dad que mu­chas asu­men. Em­plea­das de ban­co, es­tu­dian­tes, abo­ga­das, mé­di­cas, ar­tis­tas.

Co­mo una ma­ne­ra de po­ner­le ner­vio y ma­te­ria al ac­ti­vis­mo más allá de los dis­cur­sos fue con­ce­bi­do el ta­ller de au­to­de­fen­sa Una de­cla­ra­ción de gue­rra, que se lle­vó a ca­bo en el Mu­seo Ge­na­ro Pé­rez co­mo par­te de la mues­tra “Lo que se ha­ce por amor”. Fer­nan­da Leun­da y Ce­les­te Onain­dia, dos ar­tis­tas que se desem­pe­ñan en el cam­po de la fo­to­gra­fía, son quie­nes con­ci­bie­ron una jor­na­da que ac­ti­vó un cru­ce inusual en­tre ar­tes vi­sua­les y ar­tes marciales.

Be­llas ar­tes marciales

“Lo que se ha­ce por amor” es una mues­tra que per­mi­te vi­sua­li­zar los mo­dos en que el ar­te co­pia y sos­tie­ne si­tua­cio­nes de su­bor­di­na­ción y do­mi­nio que im­pe­ran en la ma­yo­ría de los en­tor­nos sociales. Fer­nan­da y Ce­les­te lle­va­ron a su pun­to crí­ti­co la idea de tra­ba­jar una pro­ble­má­ti­ca (no una char­la, no una ima­gen ni una per­for­man­ce, sino una ac­ción con to­das las le­tras) e in­tro­du­je­ron en el mu­seo un blo­que de reali­dad. Una de­cla­ra­ción de gue­rra fue una tar­de de­di­ca­da al apren­di­za­je de téc­ni­cas de muay thai (bo­xeo tai­lan­dés) y jiu-jit­su (un ar­te mar­cial de ori­gen ja­po­nés ba­sa­do en la de­fen­sa sin armas).

“La pro­pues­ta des­de la cu­ra­du­ría fue la de ha­cer un ta­ller de de­fen­sa per­so­nal, y si bien exis­ten dis­tin­tas ma­ne­ras de ver la au­to­de­fen­sa, so­bre to­do en los ám­bi­tos fe­mi­nis­tas en los que nos mo­ve­mos, ele­gi­mos ir di­rec­ta­men­te a la prác­ti­ca pen­san­do en el im­pac­to vi­sual que po­drían te­ner den­tro de la ins­ti­tu­ción nues­tros cuer­pos en ac­ción, en ac­ti­tud de lu­cha y pe­lea”, ex­pli­can.

En la ac­ti­vi­dad pro­pu­sie­ron tam­bién que se re­fle­xio­na­ra so­bre có­mo se tra­du­ce al ámbito de las ar­tes marciales lo que su­ce­de en el cam­po del ar­te con las mu­je­res y las di­si­den­cias se­xua­les.

“Com­par­ti­mos la ne­ce­si­dad de vin­cu­lar cons­tan­te­men­te nues­tros ac­ti­vis­mos con nues­tras prác­ti­cas ar­tís­ti­cas –sos­tie­nen–. Si­gue sien­do ur­gen­te po­li­ti­zar los es­pa­cios he­ge­mó­ni­cos del ar­te ade­más de ha­cer vi­si­bles en ellos las pro­pues­tas es­té­ti­cas que asu­mi­mos co­mo pro­pias, las que se en­cuen­tran im­preg­na­das de nues­tros de­seos, las que di­cen quié­nes so­mos y có­mo nos vin­cu­la­mos. To­do ello con­ti­núa in­co­mo­dan­do a al­gu­nos pú­bli­cos”.

Am­bas ar­tis­tas co­men­za­ron a prac­ti­car muay thai en el Equi­po Es­co­pe­ta con la ins­truc­to­ra Ka­ren Váz­quez, quien es­tu­vo a car­go de la cla­se abier­ta en el mu­seo jun­to a Leo­ne­la Gar­cía. Luego abrió el es­pa­cio de de­fen­sa per­so­nal y jiu­jit­su pa­ra mu­je­res en la se­de cen­tral del Equi­po Hi­no­jal.

“Cree­mos que las mi­cro­ba­ta­llas que po­de­mos ge­ne­rar des­de los co­ti­dia­nos de cada una ha­cen a las trans­for­ma­cio­nes sociales es­truc­tu­ra­les que van acon­te­cien­do –se­ña­lan–. En­ten­de­mos que el pa­triar­ca­do y el ca­pi­ta­lis­mo si­guen per­pe­tuan­do las vio­len­cias y abu­sos so­bre nues­tros cuer­pos, es por eso que nues­tra for­ma de dar pe­lea no es só­lo re­sis­tien­do y apren­dien­do a de­fen­der­nos sino tam­bién ge­ne­ran­do pro­pues­tas, com­ba­tien­do des­de la ac­ción, ani­mán­do­nos a hi­bri­dar nues­tras prác­ti­cas ar­tís­ti­cas con lo que ha­ce­mos co­ti­dia­na­men­te y con los ac­ti­vis­mos que ha­bi­ta­mos”.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.