Cuán­do em­pe­zó el ar­te con­tem­po­rá­neo acá

La Voz del Interior - Número Cero - - Reseñas -

na que se­pa­mos to­dos es en cier­to mo­do un li­bro im­po­si­ble. Me­jor di­cho: es un im­po­si­ble he­cho li­bro. Me­jor to­da­vía: sur­ge de una pre­gun­ta prác­ti­ca­men­te im­po­si­ble de res­pon­der (¿cuán­do em­pie­za el ar­te con­tem­po­rá­neo en Cór­do­ba?), te­je una ma­lla de re­la­tos que in­ten­tan atra­par el ob­je­to en cues­tión en un pa­sa­do ape­nas do­cu­men­ta­do y cons­tru­ye un con­jun­to de “co­mien­zos” que son asi­mis­mo fle­cha­zos que se cla­van en el pre­sen­te. El li­bro po­dría ha­ber­se lla­ma­do “¿Có­mo ha­cer es­ta­llar una pre­gun­ta?”.

Un con­jun­to de 28 re­fe­ren­tes de las ar­tes vi­sua­les fue­ron con­vo­ca­dos a con­tar, in­ter­pre­tar, bus­car, ex­ca­var y ha­cer coin­ci­dir las hue­llas en­con­tra­das con el mo­men­to de na­ci­mien­to del ar­te con­tem­po­rá­neo cor­do­bés. ¿Qué acon­te­ci­mien­tos, qué sus­ti­tu­ción de len­gua­jes o dis­ci­pli­nas, qué no­che inau­gu­ral en qué es­pa­cio, qué sal­to o qué au­lli­do pue­de es­ta­ble­cer­se co­mo el gri­to pri­mi­ge­nio?

Hay al­go de fin de la His­to­ria (el cuen­to rec­tor con ape­lli­dos ge­ne­ral­men­te mas­cu­li­nos que es­ta­ble­cen prin­ci­pios y fi­na­les) en mu­chas res­pues­tas. Co­mo di­cen en la in­tro­duc­ción las edi­to­ras, Car­la Bar­be­ro y Emi­lia Ca­si­va: el pre­sen­te des­de el cual ha­blan es­tas his­to­rias mí­ni­mas es un tiem­po agu­je­rea­do de pa­sa­dos ca­lei­dos­có­pi­cos y la­ten­tes.

En al­gu­nos ca­sos, las ra­dio­gra­fías frag­men­ta­rias son re­ve­la­das a la luz de pers­pec­ti­vas con fuer­te in­ci­den­cia en la ac­tua­li­dad, co­mo el dis­cur­so de gé­ne­ro o la in­ter­pe­la­ción de cu­ño fe­mi­nis­ta a la his­to­ria del ar­te que lle­van a ca­bo Le­ti­cia Obeid y Eva Ana Fil­quens­tein.

Una di­fi­cul­tad ra­di­cal es el en­tre­di­cho cons­tan­te acer­ca de có­mo de­fi­nir lo con­tem­po­rá­neo. Un por­cen­ta­je im­por­tan­te de quie­nes fue­ron lla­ma­dos/as a es­cri­bir (al­gu­nos de ellos, a su vez, pro­ta­go­nis­tas de eso que no se sa­be exac­ta­men­te cuán­do se ini­ció pe­ro es­tá vi­vi­to y co­lean­do) blan­quean en los pri­me­ros pá­rra­fos al­gún gra­do de pas­mo o es­tu­por an­te el abis­mo abier­to por el in­te­rro­gan­te. Al­gu­nos re­cu­rren a la bi­blio­gra­fía exis­ten­te, ten­sán­do­la pa­ra alimentar el re­la­to, pe­ro en la ma­yo­ría de los ca­sos los au­to­res es­ca­nean sus vi­ven­cias y re­cuer­dos pa­ra en­con­trar el even­to, los nombres o los mo­men­tos en que las bi­tá­co­ras per­so­na­les de­tec­tan el alum­bra­mien­to.

¿Fue en al­gún ins­tan­te de los ul­tra­vi­si­ta­dos años ‘60? ¿Al am­pa­ro de la “An­ti­bie­nal” o ba­jo la pre­sen­cia es­pec­tral de Jorge Bo­nino, una fi­gu­ra que se de­ja leer co­mo un pro­to-per­for­mer aun­que sus irrup­cio­nes caen más del la­do de las ar­tes es­cé­ni­cas que de las ar­tes vi­sua­les? ¿No ha­brá si­do lo con­tem­po­rá­neo en el ar­te un con­ta­gio de prác­ti­cas no es­pe­cí­fi­ca­men­te vi­sua­les, co­mo su­gie­re Ga­briel Gut­nisky? ¿Fue en oca­sión de “El día elec­tró­ni­co”, una mues­tra de 1993? ¿Tu­vie­ron cartas en el asun­to los agi­ta­dos ‘80 que ti­ti­lan en la me­mo­ria de quie­nes pue­den re­cor­dar al­go? ¿Fue­ron los pri­me­ros atis­bos de crí­ti­ca ins­ti­tu­cio­nal que ha­cían Jo­sé Pi­za­rro y otros ar­tis­tas que desafia­ban al sis­te­ma? ¿No na­ció aca­so lo con­tem­po­rá­neo en el ar­te de Cór­do­ba co­mo in­for­ma­ción, co­mo da­ta con­sul­ta­da en la bi­blio­te­ca del Goet­he, co­mo in­si­núa Bel­kis Sco­la­mie­ri?

Hay tex­tos que son ca­tar­sis, anéc­do­ta ilu­mi­na­do­ra, en­sa­yo de poe­sía per­for­má­ti­ca, ras­treo me­ticu­loso del ac­cio­nar de un gru­po ar­tís­ti­co, co­lec­ción de es­ce­nas y has­ta sa­li­da por la tan­gen­te.

Al­gu­nos nombres, lu­ga­res y epi­so­dios son re­cu­rren­tes. Aní­bal Bue­de y Ca­sa 13, “Mun­do Mix” y otras ce­le­bra­cio­nes que cru­za­ban ar­te y mú­si­ca elec­tró­ni­ca, im­pul­sa­das por un ubi­cuo Mar­ce­lo Nu­se­no­vich. La irrup­ción del cuer­po co­mo cam­po de ex­pre­sión y ba­ta­lla. La for­ma­ción de co­lec­ti­vos de ar­tis­tas y la ocu­pa­ción de es­pa­cios. Las trin­che­ras de pen­sa­mien­to co­mo Cie­lo Teó­ri­co.

Y, co­mo una es­pe­cie de hi­lo de pla­ta que va co­sien­do en­so­ña­cio­nes, la fies­ta, una ins­tan­cia que bri­lla en la no­che de los mu­chos na­ci­mien­tos del ar­te con­tem­po­rá­neo de Cór­do­ba co­mo lu­gar de co­mu­nión.

Una sa­ga sub­te­rrá­nea de ri­tua­les pa­ra en­con­trar una po­ten­cia sin due­ño.

es el pri­mer li­bro ges­ta­do des­de Uni­dad Bá­si­ca / Mu­seo de Ar­te Con­tem­po­rá­neo. Con tex­tos de au­to­res va­rios. Edi­ta­do por Car­la Bar­be­ro y Emi­lia Ca­si­va.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.