EN­TRE AUTITOS DE HO­JA­LA­TA

La Voz del Interior - Rumbos - - Guido Piotrkowski Aprendiz De Mago La Palabra Orfe -

Pa­lla­rols bu­cea en el ar­cón de los re­cuer­dos y cuen­ta que sus hi­jos en­tra­ban al ta­ller fa­mi­liar de or­fe­bre­ría co­mo él mis­mo lo ha­cía de ni­ño, o co­mo su pa­pá lo ha­brá he­cho tam­bién. “Ima­gi­na­te que sos chi­qui­ti­to y sen­tís cuan­do se gol­pea so­bre el yun­que: pin-pan-pin-pan. En­trás, te aso­más, ves hu­mo, ves fue­go. Esa es la magia de nues­tro ofi­cio”, co­men­ta. Con la ex­cu­sa de ha­cer sus pro­pios ju­gue­tes, su abue­lo le en­se­ñó las pri­me­ras téc­ni­cas cuan­do te­nía seis años. Así, apren­dió a ha­cer ob­je­tos con ho­ja­la­ta, con los re­cor­tes del bron­ce, con los pa­los de es­co­ba. “Ha­cía unos autitos muy sim­pá­ti­cos y to­do ti­po de co­sas que lle­na­ron mi in­fan­cia de magia y fe­li­ci­dad”.

El cá­liz pa­pal

La pri­me­ra co­pa ri­tual que hi­zo Pa­lla­rols fue pa­ra el pa­pa Juan XXIII y des­pués se hi­zo cos­tum­bre. Le su­ce­die­ron los cá­li­ces de Juan Pa­blo II, Be­ne­dic­to XVI, y aho­ra tra­ba­ja en el del pa­pa Fran­cis­co. Pe­ro es­te cá­liz es di­fe­ren­te, por­que el or­fe­bre ha­ce par­ti­ci­par al que así lo desee con un “gol­pe­ci­to”, en un tra­ba­jo co­lec­ti­vo. Via­ja por di­ver­sos rin­co­nes del país y del mun­do, y en su equi­pa­je lle­va un bol­so ma­rrón con el cá­liz y un cua­derno enor­me con ho­jas en blan­co. Así, la gen­te par­ti­ci­pa del pro­yec­to, con su “gol­pe­ci­to” de cin­cel y una ins­crip­ción en el li­bro.

Y así se­rá has­ta fe­bre­ro, cuan­do dé por ter­mi­na­da la obra y se lo en­tre­gue al Pa­pa, a quien co­no­ce per­so­nal­men­te des­de los años no­ven­ta. “Lo ha­bré vis­to unas vein­te ve­ces en mi vi­da, por tra­ba­jo y al­gu­nas no­tas que hi­ci­mos jun­tos. Via­ja­mos a Ro­ma jun­tos a en­tre­gar el cá­liz a Be­ne­dic­to XVI y un día fui­mos a co­mer a una fon­da en Pla­za Na­vo­na. No es fal­so lo que mues­tra hoy. Cuan­do ha­bía reunio­nes en la Ca­te­dral, los cu­ras que se de­di­can al pro­to­co­lo se que­ja­ban por­que le com­pra­ban una ca­pa nue­va y el usa­ba la vie­ja. Nun­ca que­ría na­da ex­tra­va­gan­te”.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.