PRIN­CI­PIOS BASICOS

La Voz del Interior - Rumbos - - [ Vida Sana ] -

El cuer­po hu­mano no es nin­gu­na má­qui­na, es una crea­ción per­fec­ta, y más há­bil que cual­quier mé­di­co es su ca­pa­ci­dad

El ce­re­bro lo ha­ce to­do

De­bi­do a que el sis­te­ma ner­vio­so cen­tral es el en­car­ga­do de con­tro­lar las fun­cio­nes de to­dos los ór­ga­nos y sis­te­mas, en­tre ellos el pro­ce­so de sin­te­ti­za­ción del co­les­te­rol, los ajus­tes qui­ro­prác­ti­cos, a tra­vés de las su­blu­xa­cio­nes ver­te­bra­les, per­mi­ten li­be­rar el sis­te­ma ner­vio­so, tra­tan­do de re­cu­pe­rar su má­xi­mo po­ten­cial en to­das sus fun­cio­nes.

“La qui­ro­pra­xia no diag­nos­ti­ca ni brin­da tra­ta­mien­to a nin­gu­na pa­to­lo­gía o sín­to­ma. No es te­ra­péu­ti­ca. To­das las pro­fe­sio­nes se des­cri­ben por su mi­sión u ob­je­ti­vo; el de la qui­ro­pra­xia es co­rre­gir su­blu­xa­cio­nes ver­te­bra­les pa­ra que la in­te­li­gen­cia in­na­ta del or­ga­nis­mo sea li­be­ra­da y así me­jo­re el fun­cio­na­mien­to ge­ne­ral y el ni­vel de sa­lud del mis­mo”, ase­gu­ra Her­nán Bláz­quez, director de la Aso­cia­ción Qui­ro­prác­ti­ca Ar­gen­ti­na. De es­ta ma­ne­ra, el cui­da­do qui­ro­prác­ti­co con­tri­bu­ye a que, a tra­vés de la co­rrec­ción de la co­lum­na, el sis­te­ma ner­vio­so pue­da con­tro­lar, por ejem­plo, al hí­ga­do, pa­ra que fun­cio­ne al má­xi­mo de su ex­pre­sión y

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.