¿Qué ha­bía en la bo­te­lla verde de Bran­co?

La Voz del Interior - Rumbos - - Suecia 1958 Checoslovaquia 6 – Argentina 1 -

Era un par­ti­do que sí o sí que­da­ría en la his­to­ria. En el mi­nu­to 39, una fal­ta de­ja a Tro­glio ten­di­do en el cés­ped. En­tra a la can­cha el mé­di­co ar­gen­tino, acom­pa­ña­do por el ma­sa­jis­ta Ga­lín­dez, quien lle­va una he­la­de­ri­ta. El res­to pue­de ver­se en la trans­mi­sión te­le­vi­si­va: de la con­ser­va­do­ra, Ga­lín­dez sa­ca una bo­te­lla verde y se la da a Guis­ti lue­go de de­cir­le al­go. Gius­ti sa­le de plano, así que no se sa­be si be­be. Lue­go, lle­ga Monzón y aga­rra otra bo­te­lla verde, pe­ro es­cu­pe lo que ha­bía be­bi­do lue­go de que Ga­lín­dez le ad­vier­te al­go. Cuan­do se acer­ca el bra­si­le­ño Bran­co, Guis­ti le ofre­ce la mis­te­rio­sa bo­te­lla. Bran­co cae en la tram­pa. ¿Pe­ro qué te­nía? Se­gún el li­bro Así ju­ga­mos, esa no­che, el plan­tel es­ta­ba vien­do una en­tre­vis­ta a Bran­co y al­guien gri­tó “¡Ahí se cae!”. Se rie­ron to­dos y los que no sa­bían de lo ocu­rri­do, fue­ron anoti­cia­dos. Años des­pués, Ma­ra­do­na con­fe­só: “Al­guien pi­có un hip­nó­ti­co”. En el mi­nu­to 81 de ese par­ti­do, Ca­nig­gia hi­zo el gol de la vic­to­ria, con un fa­bu­lo­so pa­se de Die­go. En el fút­bol, co­mo en la vi­da, ma­gia y pi­car­día siem­pre van de la mano.

rum­bos

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.