LA TRIS­TE HIS­TO­RIA DEL OSO WIN­NER

La Voz del Interior - Rumbos - - “me Cuesta Dormir, A Veces Tengo Pesadillas. Sient -

Di­ciem­bre de 2012 fue un mes ago­bian­te. Ca­mi­la Spe­zia­le pen­sa­ba en uno de esos te­mas im­por­tan­tes que la mue­ven a com­pro­me­ter­se. Creía, por ejem­plo, que si ella es­ta­ba con se­me­jan­te ca­lor por las al­tas tem­pe­ra­tu­ras ve­ra­nie­gas, peor la es­ta­ba pa­san­do el oso po­lar que ha­bi­ta­ba en el Zoo­ló­gi­co de Buenos Aires. En­ton­ces pen­só en ac­tuar, en no la­men­tar­se y ha­cer al­go por el cam­bio. Hi­zo una ca­de­na te­le­fó­ni­ca en­tre sus ami­gos y or­ga­ni­zó una reunión en el li­ving. En­tre to­dos di­se­ña­ron la pro­tes­ta que ha­rían en la puer­ta del zoo con pan­car­tas ca­se­ras. A la ma­dru­ga­da si­guien­te el oso Win­ner fa­lle­ció por hi­per­ter­mia.

La co­ra­za per­so­nal

Cuan­do la fue­ron a bus­car al ae­ro­puer­to, pa­dres, abue­la, her­ma­nos y tíos, vol­vie­ron a la ca­sa de Ca­ba­lli­to y ce­na­ron en fa­mi­lia. Des­de en­ton­ces, in­ten­ta pro­ce­sar lo su­ce­di­do. “Re­cién aho­ra es­toy em­pe­zan­do a caer”, re­co­no­ce. Pien­sa que ac­ti­vó en sí una co­ra­za pa­ra te­ner pa­cien­cia y no per­mi­tir que la si­tua­ción la des­bor­da­ra. Le asom­bra la cal­ma que man­tu­vo du­ran­te to­do el pro­ce­so. Aho­ra, a la dis­tan­cia, en­tien­de que la si­tua­ción fue bas­tan­te más gra­ve de lo que cre­yó.

El día en que se co­no­ció la no­ti­cia, y en po­cas ho­ras, 37 mil ar­gen­ti­nos en­tra­ron a la pá­gi­na de Green­pea­ce pa­ra pe­dir por su li­be­ra­ción. La or­ga­ni­za­ción inun­dó el país con gi­gan­to­gra­fías de su sem­blan­te tras los ba­rro­tes. El in­te­rés que des­per­tó en los ni­ños, hi­zo que el te­ma tam­bién lle­ga­ra a las au­las. No le asom­bra que los chi­cos ha­yan te­ni­do más sen­si­bi­li­dad que mu­chos adul­tos. En asun­tos eco­ló­gi­cos, di­ce, los hi­jos edu­can a los pa­dres. ¿Sos cons­cien­te de que po­dés con­ver­tir­te en un re­fe­ren­te de la lu­cha por el me­dioam­bien­te? Me sien­to Mo­ria Ca­sán cuan­do doy en­tre­vis­tas, pe­ro no soy lí­der de na­da y ni quie­ro ser fa­mo­sa. Tam­po­co me creo una he­roí­na que va a sal­var el pla­ne­ta. Hay gen­te que des­de el ano­ni­ma­to ha­ce co­sas mu­cho más im­por­tan­tes que yo. •

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.