Bn­tre me­lo­nes y ol­vi­dos

La Voz del Interior - Rumbos - - La Carta De La Eoana - Se­gun­do Ubal­do Tal­quen­ca,

Sr. Di­rec­tor: se si­gue ha­blan­do de los abo­rí­ge­nes del Sur y las con­se­cuen­cias de la lla­ma­da Con­quis­ta del De­sier­to so­bre el ex­ter­mi­nio de ¿quié­nes? Los que ma­lo­nea­ban lle­van­do ha­cien­da, ma­tan­do a los ha­bi­tan­tes de la zo­na y lle­ván­do­se a mu­je­res cau­ti­vas. La ma­yo­ría de esos ma­lo­nes ve­nían de Chi­le, con el am­pa­ro de ese go­bierno. En cam­bio, na­die ha­bla de la ma­sa­cre de los huar­pes que co­me­tie­ron los es­pa­ño­les en Cu­yo cuan­do la “con­quis­ta”. Eran lle­va­dos a las mi­nas de Chi­le, hom­bres, mu­je­res y ni­ños, y se los ha­cían tra­ba­jar has­ta morir. Es­to mo­ti­vó que los huar­pes se tras­la­da­ran al nor­te de Men­do­za, a un de­sier­to que hoy es ha­bi­ta­do por diez co­mu­ni­da­des huar­pes (una se lla­ma Se­cun­dino Tal­quen­ca). ¡Qué ana­lo­gía con lo su­ce­di­do en esos he­chos his­tó­ri­cos! ¿Y en cuan­to a los muer­tos? En eso pa­re­ce que hay dos ca­te­go­rías de abo­rí­ge­nes: los bue­nos y los des­co­no­ci­dos.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.