GRAN­DES MU­JE­RES

La Voz del Interior - Rumbos - - [ Cultura ] -

Ro­sa Mon­te­ro (Ma­drid, 1951) es una re­co­no­ci­da es­cri­to­ra es­pa­ño­la au­to­ra de más de una do­ce­na de li­bros. Ella fue la en­car­ga­da de con­du­cir la se­rie do­cu­men­tal Dic­ta­do­ras emi­ti­da en el ca­nal TN, pro­gra­ma en el que se ba­só el li­bro que se men­cio­na en es­ta no­ta y que fue edi­ta­do por Su­da­me­ri­ca­na. Pe­ro no fue la pri­me­ra vez que Mon­te­ro abor­da­ba la vi­da de mu­je­res im­por­tan­tes de la his­to­ria. De he­cho, en La ri­dí­cu­la idea de no vol­ver a ver­te (Seix Ba­rral), una no­ve­la pu­bli­ca­da el año pa­sa­do, ella rea­li­za un ho­me­na­je a la cien­tí­fi­ca Ma­rie Cu­rie, quien fue la pri­me­ra per­so­na en re­ci­bir dos Pre­mios No­bel en dis­tin­tas es­pe­cia­li­da­des (Fí­si­ca y Quí­mi­ca), y la pri­me­ra pro­fe­so­ra mu­jer que dio cla­ses en la pres­ti­gio­sa Uni­ver­si­dad de Pa­rís. Una his­to­ria mu­cho más me­ri­to­ria te­nien­do en cuen­ta que Cu­rie tu­vo que en­fren­tar­se a los pre­jui­cios de sus co­le­gas, en una épo­ca en que la so­cie­dad oc­ci­den­tal era mu­cho más in­to­le­ran­te con las mu­je­res. zón. Fue uno de los gol­pes más du­ros pa­ra Hitler.

El gran dic­ta­dor tu­vo otros amo­res reales e idí­li­cos, co­mo el ca­so de la in­gle­sa Unity Mit­ford o Mag­da, la es­po­sa de su fiel ami­go Jo­seph Goeb­bels. Pe­ro sin du­da, la mu­jer más im­por­tan­te de Hitler fue Eva Braun, con quien se co­no­ció en 1929 y se hi­cie­ron aman­tes en 1932. Eva te­nía 20 años y Hitler 43. Ella era la asis­ten­te de Hein­rich Hoff­man, el fo­tó­gra­fo ofi­cial de Hitler. To­do co­men­zó bien, pe­ro Eva no­tó rá­pi­da­men­te que él nun­ca te­nía tiem­po pa­ra ver­la. Aun­que ella se dis­traía con via­jes y de­por­tes, eso la po­nía muy tris­te e in­ten­tó sui­ci­dar­se dos ve­ces. En sus 14 años de re­la­ción Eva pa­só de ser una chi­ca tí­mi­da e in­se­gu­ra a una mu­jer muy de­ter­mi­nan­te que ju­gó un rol do­mi­nan­te en Hitler. Era te­mi­da y odia­da a la vez. El fi­nal, ya es más que co­no­ci­do: am­bos ter­mi­na­ron su vi­da de un dis­pa­ro el 30 de abril de 1945, en el bún­ker sub­te­rrá­neo de Hitler en Ber­lín. Be­ni­to Mus­so­li­ni, el ma­yor dic­ta­dor de Ita­lia y pa­dre del fas­cis­mo, fue tam­bién un gran ad­mi­ra­dor del se­xo fe­me­nino. Se ca­só por

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.