La ló­gi­ca del amor

Po­de­mos echar­le la cul­pa a Cu­pi­do, al psi­coa­na­lis­ta, a una ami­ga con­se­je­ra. ¿Pe­ro quién tie­ne la ver­dad so­bre el amor? ¿Exis­te la "me­dia na­ran­ja"? ¿Es­tá mal enamo­rar­se en la ter­ce­ra edad? Tres es­pe­cia­lis­tas nos ha­blan del de­seo y ese te­mor, tan hu­mano, de

La Voz del Interior - Rumbos - - [ Vida Cotidiana ] -

Por Ilus­tra­ción ómo de­fi­ni­mos al amor? Si bus­ca­mos una res­pues­ta for­mal, el dic­cio­na­rio de la Real Aca­de­mia Es­pa­ño­la nos di­ce: “Es un sen­ti­mien­to que mue­ve a desear que la reali­dad ama­da, otra per­so­na, un gru­po hu­mano o al­gu­na co­sa, al­can­ce lo que se juz­ga su bien, a pro­cu­rar que ese de­seo se cum­pla y a go­zar co­mo bien pro­pio el he­cho de sa­ber­lo cum­pli­do”.

rum­bos

Prác­ti­ca­men­te no exis­te nin­gu­na ac­ción o em­pre­sa en la vi­da que co­mien­ce con tan­tas es­pe­ran­zas y ex­pec­ta­ti­vas co­mo el amor. Por­que no se tra­ta de un afec­to pa­si­vo sino una ac­ti­vi­dad, un es­tar con­ti­nua­do y no un sú­bi­to arran­que. En el sen­ti­do más ge­ne­ral, po­de­mos de­cla­rar el ca­rác­ter ac­ti­vo del amor, afir­man­do que se tra­ta so­bre to­do de dar, no re­ci­bir.

Un mun­do ideal

El amor es un sen­ti­mien­to que nos con­du­ce a "desear" al­go en el mar­co de una reali­dad. Pe­ro si lo que ama­mos no es real, ¿ya no es amor? Los ex­per­tos ase­gu­ran que la idea es, jus­ta­men­te, des­te­rrar los idea­les, po­ner a una re­la­ción de pa­re­ja en el te­rri­to­rio de lo real, con to­do lo que es­to im­pli­ca. A los idea­les los po­de­mos de­jar en el lu­gar de fa­ros: ob­je­ti­vos ha­cia los cua­les di­ri­gir­nos, pe­ro que no de­be­mos to­mar co­mo ab­so­lu­tos, por­que sino cual­quier res­que­bra­ja­mien­to de ese ideal pue­de sen­tir­se co­mo un fra­ca­so, cuan­do qui­zá no lo es.

De­cía Eric Fromm en su

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.