In­mi­gra­ción y ra­cis­mo

La Voz del Interior - Rumbos - - Parado Que Yo. Tuvo Esa Claridad Y Serenidad Que Y -

Apa­re­ce un oso en Spring­field. El po­pu­la­cho va a que­jar­se a la al­cal­día (“¡Al­guien por fa­vor quie­re pen­sar en los ni­ños!”). El al­cal­de crea la Pa­tru­lla An­ti-Osos y los im­pues­tos au­men­tan 5 dó­la­res. El po­pu­la­cho vuel­ve a la al­cal­día. El al­cal­de de­ter­mi­na que la cul­pa es de los in­mi­gran­tes ile­ga­les. Es una cons­tan­te en los Es­ta­dos na­cio­na­les mo­der­nos: cuan­do al­go an­da mal, lo que sea, siem­pre hay al­gún in­mi­gran­te al que de­mo­ni­zar. Ya lo di­ce Ho­me­ro: “Cuan­do al­go an­de mal en la plan­ta nu­clear, cul­pá al ti­po que no ha­bla in­glés”.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.