Por la no­che es me­jor

Te con­ta­mos por qué es bueno re­gar al atar­de­cer en el ve­rano.

La Voz del Interior - Rumbos - - Por Guillermo Grimoldi -

Re­gar las plantas al atar­de­cer los me­ses de ve­rano es pla­cen­te­ro y bueno a la vez, ya que el agua pue­de in­fil­trar du­ran­te la no­che en el sue­lo a bue­na pro­fun­di­dad, y po­drá guar­dar­se pa­ra otros mo­men­tos de se­quía y ca­lor. Si rie­ga por la ma­ña­na, el sol eva­po­ra un gran por­cen­ta­je del agua que se es­ca­pa a la at­mós­fe­ra y no al­can­za­rá a in­fil­trar pro­fun­da­men­te el sue­lo. Tam­bién hay que te­ner en cuen­ta que en es­ta épo­ca las hor­mi­gas tra­ba­jan de no­che y si re­ga­mos en ese mo­men­to evi­ta­re­mos que lo ha­gan y da­ñen las plantas. Ade­más, re­co­mien­do cor­tar el cés­ped al atar­de­cer pa­ra per­mi­tir que du­ran­te la no­che ci­ca­tri­cen las he­ri­das pro­du­ci­das por las cu­chi­llas. Si cor­ta­mos por la ma­ña­na, por la he­ri­da es­ca­pa­rá gran can­ti­dad de agua has­ta que se pro­duz­ca la ci­ca­triz y ho­ras más tar­de se ha­brá eva­po­ra­do gran can­ti­dad del agua del in­te­rior de la ho­ja.

rum­bos

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.