La ex­cep­ción pal­me­ra

Es la úni­ca plan­ta que pue­de ser tras­plan­ta­da en ve­rano. Con­se­jos.

La Voz del Interior - Rumbos - - Por Guillermo Grimoldi -

Enero es un mes es­pe­cial pa­ra el jar­dín. La tem­pe­ra­tu­ra es ex­tre­ma y no se pue­de re­ubi­car una plan­ta en tie­rra, ya que al rom­per­se las raí­ces no po­drán re­po­ner el agua per­di­da por los días cá­li­dos. Exis­te una ex­cep­ción: las pal­me­ras. A es­tas es be­ne­fi­cio­so tras­plan­tar­las en di­ciem­bre, enero y fe­bre­ro, ya que po­seen raí­ces fi­bro­sas de po­ca pro­fun­di­dad que la plan­ta re­ge­ne­ra to­tal­men­te des­pués de ha­ber si­do tras­plan­ta­da, y, co­mo tie­ne mu­cha hu­me­dad en el in­te­rior de sus ta­llos, pue­de uti­li­zar es­ta re­ser­va has­ta que se emi­tan nue­vas raí­ces. Sus raí­ces cre­ce­rán so­la­men­te en sue­los ca­lien­tes co­mo los que te­ne­mos en­tre di­ciem­bre y fe­bre­ro. De ha­cer el tras­plan­te fue­ra de es­te pe­río­do –fun­da­men­tal­men­te en las pro­vin­cias del cen­tro y sur del país–, la plan­ta pro­ba­ble­men­te mue­ra, ya que sus raí­ces no en­cuen­tran un sue­lo con la tem­pe­ra­tu­ra óp­ti­ma pa­ra cre­cer.

rum­bos

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.